Congreso de Guatemala archiva polémica ley que endurecía penas por aborto

El Congreso de Guatemala archivó el martes una polémica ley que contemplaba el endurecimiento de las penas por aborto y prohibía el matrimonio entre personas del mismo sexo, en medio de reclamos de organismos de derechos humanos y a pedido del propio presidente.

La normativa, que había recibido el voto a favor de 101 diputados (de los 160 que conforman el Parlamento), fue ampliamente repudiada por organizaciones sociales por ser violatoria de los derechos humanos, una visión compartida por el presidente del país centroamericano, Alejandro Giammattei. El pasado martes, el Congreso decidió trasladar la ley “al archivo de Dirección Legislativa” tras aceptar “las observaciones” al decreto.

“El Pleno del Congreso de la República de Guatemala acepta las observaciones al decreto [enviadas por varios diputados], y se traslada al archivo”, informó el Parlamento.

La norma, aprobada la semana pasada por amplia mayoría, penalizaba con hasta 10 años de cárcel a la mujer que abortara y modificaba el Código Civil para prohibir expresamente el matrimonio entre personas del mismo sexo. También restringía la enseñanza escolar sobre diversidad sexual.

Este martes, “la presidenta del Congreso, Shirley Rivera, no dio la palabra para discutir las objeciones” contra la norma, “les da vergüenza reconocer que teníamos razón y que ellos se equivocaron (…) En fin, lo bueno es que el decreto se archivó”, dijo la legisladora Lucrecia Hernández, de la bancada minorista de centroizquierda Semilla.

Hernández había dicho anteriormente que la norma propuesta se prestaba a la criminalización de los abortos espontáneos y discriminaba a las personas LGBTI.

La cuestionada reforma había sido aprobada el 8 de marzo, en la antesala del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, impulsado por una organización religiosa conservadora. Del acto participó el presidente Alejandro Giammattei.

Pese a ello, el mandatario pidió a sus aliados el 10 de marzo que archivaran la norma, porque violaba la Constitución y convenios internacionales.

Sin los cambios propuestos, la ley vigente penaliza el aborto en Guatemala con hasta 3 años de prisión. Solo es permitido y no sancionado cuando está en peligro la vida de la madre.

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada AFP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.