Incertidumbre en Uruguay a una semana del referendo

Por Liset García* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

De cara al referéndum que tendrá lugar en Uruguay dentro de una semana, el clima nacional se enrarece cada vez más en torno al dilema que resolverá el soberano con su voto en las urnas: si se quedan o se anulan 135 artículos de la ley de urgente consideración (LUC), aprobada por el Ejecutivo sin debate ni consulta previas.

En el intercambio de palabras que sube de tono cada día entre representantes de los trabajadores, el Frente Amplio y otros sectores que promueven el SÍ a la derogación, y el NO que defiende el gobierno, se ponen de manifiesto posiciones encontradas.

No obstante, este viernes el presidente Lacalle Pou y Fernando Pereira, líder del FA, sostuvieron un diálogo telefónico en el que intercambiaron acerca de la necesidad de “mantener un clima de tolerancia y respeto”, lo que no significa esconder las diferencias, sino plantearlas con altura, apuntó Pereira.

Uno de los temas que ha saltado al debate público lo provocaron declaraciones de la vicepresidenta de la República, Beatríz Argimón, quien manipuló datos sobre pobreza infantil en el país, lo cual es un hecho gravísimo, según aseveró la diputada frenteamplista Bettiana Díaz, quien sostuvo que decir que la pobreza infantil bajó es una falacia.

La legisladora denunció en su cuenta de la red social Twitter, @bettianadiazrey, que  “para el pueblo sólo recorte. Ajuste fiscal y entrega de soberanía”.

En declaraciones posteriores a la prensa apuntó que cuando menos es “técnicamente cuestionable” la comparación que realiza el gobierno, cuando dice que la pobreza infantil bajó en niños de 0 a 6.  «Es un error”, y explicó que el gobierno no dice que la pobreza infantil en términos generales aumentó. “Se festeja la caída en la pobreza de esa franja, cuando no hay nada para festejar», sentenció.

 “Lo real es que la pobreza infantil viene aumentando en el Uruguay, de hecho en las franjas que le siguen, en niños y niñas en edad escolar de 6 a 12 años, la pobreza aumentó casi 2 puntos y en los niños/as y adolescentes en edad liceal, aumenta aún más, un 3,6%”.

Me parece muy violento hacer campaña con eslóganes que son mentira y me parece muy mal intencionado ese discurso que hace la vicepresidenta cuando sabe que es mentira”, culminó. 

Otra polémica también fue provocada por la vicepresidenta cuando expresó desprecio por los prisioneros. Argimón dijo en el último acto del No en Montevideo, que no le importa el trato que se les dé en la cárcel. Le da igual si estudian y trabajan estando presos. Que cumplan la pena es lo importante para ella. Tal dislate que no se corresponde con su alta investidura fue criticado por Pereira, quien lo atribuyó a que se ha exacerbado la campaña al acentuarse el temor de que van a perder. Eso  lleva a “desbordes verborrágicos que no tienen ningún sentido”, apuntó.

Para el líder frenteamplista “nunca la prisión fue un método de escarmiento, lo que dice la norma legal es que tiene que ser un instrumento de rehabilitación de las personas. Si no trabajan y no estudian, ¿cómo se van a rehabilitar?”, razonó. Cualquiera sabe que “si no les das la oportunidad de trabajar y estudiar es para que salgan peor de lo que entraron a la cárcel”, añadió.

“Yo quiero para mi país lo mejor y para quienes están privados de libertad el mejor tratamiento, la mejor reclusión, la mejor educación y la mejor posibilidad de acceso al trabajo”, agregó Pereira, “y eso lo logramos mediante un diálogo entre el gobierno y el FA”.

Dijo además que están dispuestos a dialogar, pero habría que ver cómo recibe el Ejecutivo tal propuesta en medio de los recortes que apuntan a los bolsillos de los trabajadores y a cualquier atisbo de beneficio social.

(*) Periodista cubana. Colabora con Resumen Latinoamericano.

Foto de portada: Rebelarte.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.