Europa castiga a Rusia y perjudica sus propios intereses

Por Orlando Oramas León* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) se apresta a decidir nuevas sanciones contra Rusia, a despecho de que la economía del viejo continente, y a nivel global, suma señales adversas y cuando la guerra en Ucrania persiste sin avizorar oportunidades para la paz.

Atizada por Estados Unidos, la UE insiste en armar a Ucrania y ahogar a Rusia, en una espiral de sanciones que se vuelven en su contra e incluso ya provocan protestas, desabastecimientos y precios disparados de materias primas y otros insumos y servicios.

Mientras Londres apuesta por el boicot a las exportaciones de hidrocarburos de Moscú, un informe elaborado por medio centenar de organizaciones ecológicas, sindicales y sociales apuntan a que dos de cada familias con niños en el Reino Unido caerán en la pobreza energética.

Según el estudio, cuando entre en vigor la nueva tarifa de electricidad y gas en abril próximo las compañías proveedoras impondrán un alza del 54 por ciento de los servicios de energía.

Ello afectará a por lo menos dos millones y medio de hogares donde hay menores de edad. De acuerdo con el estudio, se considera que una familia sufre de pobreza energética cuando tiene que dedicar el 10 por ciento de sus ingresos para pagar las facturas de electricidad y gas.

Al margen de tales aumentos, los británicos tendrán que afrontar a partir de abril un incremento del impuesto municipal sobre la vivienda y aportar 1,25 por ciento más a la seguridad social.

Las autoridades atribuyeron la situación a la tendencia alcista de los precios globales del petróleo y gas y más recientemente al impacto del conflicto armado entre Rusia y Ucrania.

Algo similar ocurre en Alemania, donde el índice de precios del productor (IPP), que mide la evolución de las tarifas de venta de bienes y servicios desde la perspectiva de los fabricantes, aumentó un 25,9 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior, una subida récord.

El dato no toma en cuenta la situación actual en el mercado mundial tras el inicio de la operación militar rusa en Ucrania.

Al respecto el portavoz de la Presidencia de Rusia, Dmitri Peskov, aseveró que un eventual embargo al petróleo de su país «afectará muy seriamente para peor los balances energéticos en el continente europeo». Peskov alertó que Europa pagaría caro por las sanciones, cuyas secuelas no afectarán directamente a Estados Unidos

La volatilidad de los precios de las materias primas persistía este lunes con el reinicio de las operaciones de las bolsas de valores. Así ocurría con el aluminio, que cotizaba al alza en Londres y Shanghai.

«Los mercados de trigo, maíz y soja se mantienen firmes hoy, ya que la guerra en Ucrania continúa sin señales reales de un posible alto al fuego que permita reanudar las exportaciones de Ucrania», dijo Matt Ammermann, gerente de riesgo de productos básicos de StoneX, una firma que atiende los precios de esos cereales en la Bolsa de Chicago.

Y en España los pequeños transportistas volvieron a sacar sus camiones a la calle en el octavo día de huelga, mientras el gobierno se reúne con las patronales del sector y no con los convocantes del paro indefinido.

La crisis energética en el país ibérico impacta en el transporte y también en los productores agrícolas y pesqueros. La Policía y la Guardia Civil ha detenido a decenas de personas y escoltado a casi dos mil convoyes de camiones con bienes de primera necesidad, según el Ministerio del Interior.

Factorías automotores, la industria láctea, hotelería, ganadería, actividades portuarias, gasolineras y otras empresas resienten la falta de piezas, materia prima, mano de obra y otras carencias por el paro de los transportistas.

En medio de este panorama otra mala noticia para los españoles, cuyo gobierno apuesta por castigos a Rusia: los precios del Brent, el petróleo de referencia en Europa, y del WTI estadounidense se dispararon más de un cinco por ciento este lunes.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Anadolu.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.