La pandemia de la Covid-19 aún no termina

Por Orlando Oramas León* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

La pandemia de la Covid-10 no termina y, por el contrario, la cifra de muertos creció la última semana a nivel global, según el último reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que reporta disminución de contagios.

En ese período se reportaron unos 10 millones de casos nuevos y más de 45 mil fallecidos, aunque la OMS insiste en que las cifras están muy por debajo de la incidencia real de la enfermedad.

«Los datos se vuelven cada vez menos representativos, menos precisos y menos sólidos», dijo un informe. «Esto merma nuestra capacidad colectiva de identificar dónde está el virus, cómo se propaga y cómo evoluciona, una información y unos análisis que siguen siendo cruciales para poner fin de forma eficaz a la fase aguda de la pandemia».

Tal aseveración está en línea con el exhorto del organismo mundial para que los países no abandonen sus campañas sistemáticas de pruebas y otras medidas de vigilancia, y afirma que hacerlo merma los esfuerzos por seguir con precisión la expansión del virus.

Y como para reafirmar que la pandemia continúa, la Unicef dio cuenta que en 32 países las escuelas siguen cerradas como medida preventiva. Ello afecta a unos 405 millones de menores en edad escolar; muchos de ellos corren el riesgo de abandonar sus estudios, alertó.

Así lo pone de relieve el estudio «¿Están aprendiendo realmente los niños?», publicado este 30 de marzo.

El informe afirma que 147 millones de escolares perdieron más de la mitad de la educación presencial en los últimos dos años, lo cual supone la una cifra de dos billones de horas sin educación en las aulas.

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, detalló que «cuando los niños y las niñas no pueden interactuar directamente con sus maestros y sus compañeros, su aprendizaje se resiente» y «puede volverse permanente».

Tal situación resulta alarmante en África. En Liberia el 43 por ciento de los estudiantes de las escuelas públicas no volvieron cuando estas reabrieron en diciembre de 2020.

En Sudáfrica se triplicó el número de estudiantes que dejó de asistir al colegió entre marzo de 2020 y julio de 2021.  En Uganda, alrededor de uno de cada 10 niños y niñas en edad escolar no regresó a la escuela en enero de 2022 tras un cierre de dos años.

El informe acota que el índice de abandono entre las niñas de educación secundaria aumentó un 48 por ciento en Malawi y algo parecido ocurrió entre adolescentes de 10 a 19 años de Kenya.

Y ante la escasez de inmunizantes, el gobierno de Ghana se propuso producir su propia vacuna contra el coronavirus para el año 2024, anunció ante el Parlamento el presidente Nana Akufo-Addo.

En un discurso ante el legislativo, el jefe de Estado defendió la necesidad de una estrategia propia para encarar la pandemia y para ello anunció la creación del Instituto Nacional de Vacunas.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Reuters.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.