Escándalo en el BID: Mauricio Claver-Carone podría ser investigado por malversación de fondos

Los directores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se reunieron para discutir las acusaciones en un correo electrónico anónimo de que el presidente del banco, Mauricio Claver-Carone, mantuvo una relación íntima con un miembro del personal, según afirman tres fuentes.

El correo electrónico también acusaba a Claver-Carone y al miembro del personal de malversar fondos del BID, dijo una fuente, sin dar más detalles.

La persona del BID con conocimiento directo del asunto dijo que los directores habían debatido la posibilidad de contratar a una firma externa para investigar las acusaciones y pedirle a Claver-Carone que se hiciera a un lado temporalmente.

Las otras dos fuentes confirmaron que los 14 directores del banco, su abogado general y su subsecretario se reunieron para discutir las acusaciones y cómo proceder en una reunión virtual de dos horas y media el martes.

Los directores se reunieron nuevamente el jueves para redactar una resolución para contratar a una firma externa para investigar las acusaciones, dijo la fuente del banco, aunque afirmó que aún no se había decidido apartar a Claver-Carone de su cargo.

La agencia Reuters no pudo confirmar las afirmaciones sobre la supuesta relación íntima de Claver-Carone con su empleado que, de verificarse, parecería estar en contra de las reglas del banco.

El BID no hizo comentarios cuando se le preguntó sobre las reuniones y las denuncias.

Claver-Carone, exfuncionario de la Casa Blanca nominada para el puesto del BID por el presidente Donald Trump, no respondió a los repetidos correos electrónicos o llamadas en busca de comentarios sobre este asunto.

Estas acusaciones surgieron pocas semanas después de la reunión anual del banco y justo cuando Claver-Carone busca impulsar un aumento de capital para BID Invest, el brazo del sector privado del banco.

Recaudar capital requeriría el respaldo de EE.UU., el mayor accionista del banco, y sus otros miembros en un momento en que los recursos son escasos debido a la pandemia, la guerra en Ucrania y los crecientes impactos climáticos.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos se negó a comentar cuando se le preguntó sobre la reunión del BID.

La resolución debe enviarse a la junta de gobernadores del BID, la mayoría de los cuales son ministros de finanzas de los países miembros, para permitir que los directores inicien una investigación, según la fuente del banco con conocimiento de la reunión. Los resultados se compartirán con los gobernadores cuando esté terminado.

¿Quién es Mauricio Claver-Carone?

Desde antes de llegar a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone estuvo en el centro de la polémica. El 11 de septiembre de 2020 se convirtió en el primer presidente de la institución que no era latinoamericano. Su llegada rompió 70 años de tradición.

Más allá de ser estadounidense y candidato del polémico Donald Trump, lo que se argumentaba era el equilibrio de poder que supone que por primera vez EE. UU., mayor accionista del BID, se hiciera con este puesto.

Antes de convertirse en funcionario de Donald Trump, Mauricio Claver-Carone tenía un blog. Se llamaba “Capital Hill Cubans” y desde allí criticaba cada decisión del gobierno de Barack Obama sobre Cuba; defendía con uñas y dientes el bloqueo.

Claver-Carone, de origen cubanoamericano, fue el principal asesor para Latinoamérica del presidente Donald Trump, quedó como único aspirante al puesto tras la retirada del argentino Gustavo Béliz.

Fue director ejecutivo del comité de acción política US-Cuba Democracy PAC, cuyo objetivo, según dice en su página web, era “promover una transición incondicional en Cuba a la democracia” y el mercado libre, y que cabildeaba para oponerse a leyes que pudieran “financiar la maquinaria represiva de la dictadura cubana”.

Fue profesor adjunto en las facultades de Derecho de la Universidad Católica de América y la Universidad George Washington.

Trabajó en el Departamento del Tesoro cuando George Bush era presidente; fue director ejecutivo interino de EE.UU. ante el Fondo Monetario Internacional (FMI) y, en noviembre de 2016, el entonces presidente electo Trump lo incluyó en el equipo encargado de organizar la transición en el Departamento del Tesoro.

Tomado de Cubadebate/ Con información de Reuters y El Espectador/ Foto de portada: Reuters.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.