Liberado exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas en medio de júbilo popular y temblequera de la derecha

Por Liset García* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

“Los corruptos siempre fueron ellos”, fue una de las primeras frases de Jorge Glas, exvicepresidente de Ecuador, tras salir de la cárcel este domingo, luego de cuatro años y medio de encierro en el Centro de Rehabilitación Social Sierra Norte, en Cotopaxi, en el que resistió con la frente en alto las falsas acusaciones que recibió, por lo que Rafael Correa, expresidente del país, publicó en su cuenta de Twitter: #JorgeEsUnHeroe.

Por su parte, Radio Pichincha @radio_pichincha publicó en Twitter las primeras palabras del exvicepresidente @JorgeGlas, en las que pidió que pare la persecución política en Ecuador. “El costo personal ha sido muy alto. No debe haber persecución política”.  

Un numeroso grupo de pueblo lo vitoreó desde su salida de la cárcel y lo acompañó en una larga caravana de autos, hasta que hizo una breve parada en su camino rumbo a Guayaquil donde vive. Mientras los congregados lo saludaban con alegría, repetían el estribillo: “Estábamos mejor con la Revolución Ciudadana”. En su breve discurso Glas dijo que este es el momento de la militancia para tener un mejor Ecuador y un mejor futuro para nuestros hijos.

Por su parte, Marcela Aguiñaga, exasambleísta y presidenta del movimiento Revolución Ciudadana, escribió: “Nunca debiste estar privado de tu libertad Jorge Glas. La persecución no ha logrado quebrar ese espíritu de lucha, porque no pueden vencer a quien jamás se rinde. Seguiremos en esta lucha de búsqueda de verdad y justicia”.

Pero no han tardado los personeros del gobierno del banquero Lasso, seguidor del anterior mandatario, el traidor Lenín Moreno, de interponer su odio contra Glas, y este lunes han iniciado la reclamación contra la decisión de habeas corpus presentado y que lo puso en libertad, y han pedido sancionar al juez que lo defendió.

Condenado a ocho años por varios casos de corrupción, en la trama de sobornos de la compañía brasileña Odebrecht y otros, hechos que no han podido probarse, el ex vicepresidente ecuatoriano recibió este domingo el beneficio judicial del juez Javier Moscoso presentado por su abogado defensor.

Al respecto, la Fiscalía del país recordó que sobre Glas «pesan tres sentencias, dos de ellas ya ejecutoriadas (en firme) por los delitos de asociación ilícita y cohecho, además de un proceso de peculado (malversación) cuya apelación está pendiente de resolver».

En sus palabras al pueblo, Glas reiteró su inocencia y anunció que muy pronto la verdadera justicia brillará. “No se puede vencer a alguien que no se rinde nunca”, afirmó, y dijo que estos cuatro años de cárcel sirvieron para demostrar que no se robó ni un centavo por mucho que han querido mostrar lo contrario, igual que con su amigo y compañero Correa.

Glas adelantó que por lo pronto se dedicará a recuperar su salud, quebrantada en los años de prisión, a visitar a su familia y a reencontrase con su pueblo de Guayaquil, que tanto sufrió durante la pandemia, en la que los muertos aparecieron tirados en las calles y fueron enterrados en el mejor de los casos en cajas de cartón, algo que no hubiera sucedido con la Revolución Ciudadana, apuntó

En el cierre de su emocionado discurso ante tanto apoyo popular, Glas pronunció “Hasta la victoria, siempre”, frase icónica del Comandante guerrillero Che Guevara, cuya figura se veía en alguna de las banderas que ondeaban a su alrededor, tras lo cual prosiguió la fiesta por la satisfacción de verlo otra vez libre y dispuesto a seguir batallando por su país.

(*) Periodista cubana. Colabora con Resumen Latinoamericano.

Foto de portada: AFP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.