Colección Sur ante la Feria del Libro de La Habana

En menos de una semana se abre la Feria Internacional del Libro, ese suceso esperado por los lectores, que irán a la caza de las nuevas publicaciones que el sistema editorial cubano pondrá en sus manos.

En cuanto a mí, como lector, estaré atento a las muchas novedades que trae la delegación mexicana: antologías, epistolarios; y saludar a amigos que hace ya tiempo no he podido encontrar. Las cartas de Octavio Paz ya son mi objetivo primero en la sala Villena de la UNEAC el jueves 28. Y siento curiosidad por la visión que de la poesía cubana trae el poeta y editor Luis Aguilar.

Como editor, siento el sano orgullo de presentar a cuatro autores cubanos cuya amistad me honra. Nancy Morejón, Ciro Bianchi Ross, Norberto Codina y Pedro Juan Gutiérrez.

No solo la relevancia de sus respectivas carreras literarias forma parte de ese legítimo orgullo, sino la complicidad compartida en el proyecto de situar lo mejor de las letras cubanas en el ámbito digital. Considero que es una página pendiente de la que participo como editor; y asumo la pequeña parte que me corresponde de esa tarea, crucial a mi juicio, si pretendemos promover nuestras letras en otros escenarios y en otros circuitos.

«Madrigal para un príncipe negro» es la contribución de Nancy Morejón, poetisa, ensayista, traductora y editora, en esa aventura hacia el ámbito digital. Ella, ha sido proclamada, con justicia, como Autora del Año 2022 por la Colección Sur. Ese cuadernillo está circulando ya en inglés y catalán. Su edición bilingüe en francés y castellano es la que aparece ahora, en esta Feria del Libro. Su aparición en griego es ya un hecho en la revista ateniense Hécate. (Próximamente, el Festival Internacional de Poesía de La Habana pondrá a circular, a finales de mayo, la edición bilingüe en griego y castellano).
Los otros tres autores de Colección Sur, que me llenan de alegría por su calidad literaria y por lo que ellos significarían para cualquier editorial, son Norberto Codina, con «Lugares comunes y otros poemas», Pedro Juan Gutiérrez, con su «El arte de ganar y de perder» y Ciro Bianchi Ross, con su «Itinerario habanero».

Norberto es uno de los más sólidos poetas y editores de su generación. Su obra ha ido creciendo en silencio, sin mucho ruido, desde aquel inicial «A este tiempo llamarán antiguo» que, en los años 70, fuera distinguido con el Premio David de Poesía, y que con una rara sagacidad se valía del verso de Dante Alhigieri para esculpir con palabras sencillas y emocionadas las coordenadas de aquel su tiempo grávido del acontecer cotidiano, en el que la fuerza de los mitos americanos se trenzaba ya con la información y con los referentes de la cultura contemporánea. Su labor como promotor literario y después como editor de revista, lo han marcado en los últimos cuarenta años, décadas en las que la poesía no lo ha abandonado, para alegría de sus lectores y sus amigos.

Pedro Juan, el novelista celebérrimo, el periodista audaz, el poeta visual de primera hornada, el poeta, sin más apellidos, no es solo un autor de primera calidad sino también, uno de los autores cubanos contemporáneos más conocidos fuera de su país. Su obra, progresivamente, ha ido ganando para sí a los lectores de la isla. Su oficio de escritor no se queda solo en el disoluto ficcionador, controvertido y atrevido, sino que cultiva el ejercicio de un pensamiento agudo en términos estéticos. filosóficos y existenciales.

El cuarto horcón de la estación ferial del proyecto digital de Colección Sur –que ya apunta hacia los cien títulos– es Ciro Bianchi Ross, profuso cronista y acucioso investigador, uno de los escritores más informados de nuestro campo literario, y de los mejores periodistas y entrevistadores de la prensa cubana de nuestros días. De él hemos tenido la suerte de publicar antes, en Colección Sur, aquel memorable volumen de entrevistas con José Lezama Lima. libro que completa la visión que pudiéramos tener del hombre de Trocadero. Cuarteto lujoso para cualquier editorial.

Pero el lujo se expande si reparamos que también en esta Feria del Libro, Ciro Bianchi pondrá en nuestras manos otros dos volúmenes de primera calidad y de primerísima importancia para nuestra historiografía literaria: «García Lorca. Pasaje a La Habana· y «Momento cubano de Juan Ramón Jiménez», verdadero clímax editorial de este martes 26 de abril en la Sala Villena de la UNEAC, que evocará con respeto, orgullo, admiración al gran pensador y hombre de letras Cintio Vitier.

Como si fuera poco todo lo anteriormente dicho, esta propia tarde de la sala Villena de la UNEAC, espacio mítico por la tanta buena poesía y la tanta vida de que ha sido testigo, el señorío de nuestras letras se hará vislumbre, esplendor, complicidad, genialidad de lo humilde trascendente: la tarde se nos quedará, transparente con los libros «El reino del abuelo», de Fefé Diego y «Por los extraños pueblos», de su padre, el inmenso Eliseo Diego, autor de culto de nuestra editorial; y con cuya referencia cierran estas notas emocionadas, que dan noticia de uno de los momentos felices que tendremos en la Feria del Libro, en este abril de 2022. ¿No es verdad acaso, que será una tarde para recordar?

Tomado de Colección Sur.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: