Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba: La denuncia del bloqueo y el desafío de la unidad antimperialista

Por Laura V. Mor/ Fotos: Yaimi Ravelo/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 2 de mayo de 2022.- La «unidad en la diversidad» es el eje central que reunió a 1.058 delegados de 60 países de los 5 continentes junto a 219 organizaciones sindicales y movimientos de solidaridad en el Palacio de Convenciones de La Habana durante el Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba.

Entre el sábado y este lunes ha transcurrido en La Habana una nueva edición del evento de solidaridad que luego de tres años de interrupción debido a las restricciones necesarias ante la pandemia de Covid-19, volvió a reunir a delegados de Bolivia, Chile, Venezuela, México, Argentina, Panamá, España, Estados Unidos, Palestina, Jordania, Perú, Puerto Rico, Brasil, Canadá,  Colombia y Reino Unido entre otros, para analizar los caminos de acción posibles ante los escenarios políticos actuales.

El pasado sábado, previo a la participación en el desfile del Primero de Mayo, los delegados visitaron centros de producción en La Habana y Artemisa, pudiendo visualizar los efectos del bloqueo en la economía cubana, particularmente en el sector productivo.

En un intercambio con vecinos y vecinas pudieron tener una aproximación más certera de lo que implica para el pueblo vivir en un pequeño país bloqueado por una de las mayores potencias económicas del mundo y las dificultades que esto genera en cada sector de la sociedad y en la vida diaria de cada familia cubana.

Al inaugurar la jornada de hoy del evento, convocado por la Central de Trabajadores de Cuba y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, Ulises Guilarte de Nacimiento, Secretario General de la CTC, subrayó la importancia de “socializar ideas y construir consensos” para lograr plataformas de acción que permitan contrarrestar el embate del imperialismo y  el neoliberalismo.

Por su parte, el Canciller Bruno Rodríguez Parrilla destacó la importancia de la solidaridad recibida en estos  años de bloqueo económico, comercial y financiero y reafirmó el apoyo de Cuba al “legítimo derecho de Argentina sobre las Islas Malvinas», el derecho de Puerto Rico a “ser libre e independiente del yugo colonial” y el total apoyo a Nicaragua al “disolver su vínculo con la desprestigiada Organización de Estados Americanos” (OEA)

Destacó también la presencia de la colaboración cubana con 58 brigadas médicas del Contingente «Henry Reeve» en más de 40 países desde que se  declaró la pandemia de Covid-19 en 2020 y la cooperación en cuanto a la distribución de las vacunas desarrolladas en Cuba hacia países como Nicaragua, Venezuela, Siria, Irán, Vietnam y la República Árabe Saharahui Democrática.

“La pandemia confirma que el modo de producción capitalista es insostenible” sentenció al dar cuenta de la desigualdad e inequidad en la adquisición y distribución de vacunas antiCovid hacia países de América Latina y África, convirtiéndose en un negocio de las transnacionales farmacéuticas en detrimento del derecho a la salud de las personas. “Las 11 millones de vacunas producidas hubieran bastado para inmunizar a la Humanidad”, afirmó en ese sentido.

Rodríguez Parrilla denunció también la manipulación de los organismos internacionales y la exclusión de Cuba y Venezuela de los preparativos de la IX Cumbre de las Américas a desarrollarse el próximo mes de junio en Los Ángeles, donde según afirmó “se propone imponer que la OEA certifique las elecciones en la región”.

“Es el momento de cerrar filas en estrecha unidad dentro de nuestra diversidad para la lucha antimperialista, en defensa de la paz, la soberanía, la libre determinación de los pueblos, el desarrollo y la justicia social”, concluyó.

Esta apertura de sesión contó también con la presencia del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, miembros del Buró Político Esteban Lazo Hernández, Roberto Morales Ojeda y una representación de científicos cubanos que formaron parte del equipo de trabajo que creó las primeras vacunas antiCovid de América Latina, Soberana y Abdala, quienes fueron aplaudidos efusivamente por todos los presentes.

El Encuentro continuó durante la mañana de este lunes en tres comisiones temáticas simultáneas: “La solidaridad mundial, la Covid-19 y el derecho a la vida de los pueblos”, “La unidad en la diversidad en la lucha antimperialista” y “La solidaridad con las causas justas de los pueblos”.

No naturalizar el bloqueo, una tarea imprescindible

 “A la cohesión y a la unidad para derrotar el infame designio imperial, que destina importantes recursos financieros a estimular y organizar la guerra cultural, mediática y subversiva que aspira a dividir y fracturar a este heroico pueblo” llamó Bruno Rodríguez Parrilla durante la apertura del Encuentro. 

Los delegados dialogaron en tres comisiones de trabajo sobre la unidad en la diversidad en la lucha antimperialista a nivel global, el derecho de los pueblos a la vida y la defensa de las causas justas y el impacto de la Covid-19 en la región.

El reclamo por el fin del bloqueo contra Cuba (cuyo daño según informó Rodríguez Parrilla totaliza 150 mil 410 millones de dólares hasta el cierre del año 2021) fue uno de los temas recurrentes de la jornada, así como la campaña mediática manipulada desde el exterior y apuntada hacia la juventud cubana, ambas denunciadas por los delegados presentes en la comisión de solidaridad.

Graciela Ramírez, Coordinadora del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos y Jefa de la Corresponsalía de Resumen Latinoamericano en Cuba, detalló algunas “tareas más urgentes” en cuanto a la solidaridad con el pueblo cubano.

Al comenzar su intervención mencionó a la querida revolucionaria argentina-estadounidense Alicia Jrapko, coordinadora del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos en Estados Unidos, cuyo compañero de vida y de luchas Bill Hackwell estaba presente y al “entrañable Ricardo Alarcón, del que tanto aprendimos a no tener expectativas en los distintos  gobiernos sino en los trabajadores, los artistas, profesionales y la gente buena del pueblo de Estados Unidos; la importancia de establecer puentes de solidaridad y luchar contra el bloqueo». Por ello rindió tributo a ambos no en silencio sino con un  emocionante aplauso con el público de pie.

Al mencionar el “recrudecimiento brutal” del bloqueo con las 243 medidas coercitivas sancionadas por Donald Trump contra Cuba “en medio de una pandemia”, dio testimonio del enorme sufrimiento del pueblo cubano al que se le impidió adquirir «ni una aspirina, ni respiradores, ni medicinas y alimentos«, cuando «la gente se moría en los hospitales a pesar del enorme esfuerzo del gobierno cubano».

«No podemos tener una actitud de naturalización del bloqueo. Hay que luchar todos los días contra la guerra no declarada pero impuesta por Estados Unidos a todo un pueblo”, proclamó.

Ramírez instó a acompañar la Resolución para poner fin a esa política criminal y exigir que Cuba no sea excluida de la Cumbre y “estar presentes” en la Cumbre de los Pueblos, que se desarrollará en paralelo a la IX Cumbre de las Américas en Los Ángeles del 8 al 10 junio próximo, de la cual Cuba y Venezuela han sido hasta el momento excluidas, para lo cual llamó a trabajar estrechamente con las organizaciones estadounidenses como Forum People’s.

Convocó también a la movilización internacional por la libertad de Julian Assange, cuya extradición a Estados Unidos está en manos de la Ministra de Interior de Reino Unido. «Si Assange muere en prisión, morirá también el derecho a la libertad de prensa. Evitarlo es tarea de todos».

La estadounidense Gail Walker, Directora Ejecutiva de IFCO – Pastores por la Paz, también llamó a realizar acciones contundentes que permitan visibilizar aún más ante la opinión pública las consecuencias que sufre el pueblo con una política que es “un crimen contra el pueblo cubano”, según lo calificó también la brasileña Socorro Gómes, Presidenta del Consejo Mundial por la Paz.

Dagmar García Rivera, Directora de Investigaciones del Instituto Finlay de Vacunas, responsables de la creación de la vacuna Soberana afirmó que “Cuba es una amenaza para Estados Unidos por el ejemplo que representa para el mundo, por el ejemplo de dignidad, de motivación”, “todo aquello que el imperialismo quiere opacar en el mundo”.

“Cuba resiste y avanza”: Declaración de Solidaridad con Cuba

Durante la jornada se consensuó una declaración que se solidariza con el pueblo cubano ante la vigencia de las medidas coercitivas impuestas contra Cuba durante la administración Trump y que se mantienen durante la nueva administración Biden.

Los 1.058 participantes, de 54 países, en el Encuentro Internacional de Solidaridad con Cuba hemos conocido lo que la voluntad de un pueblo abnegado es capaz de lograr cuando, conducido por un gobierno comprometido, sigue adelante a pesar de la insistencia de la superpotencia imperialista, empeñada en socavar el noble proyecto social cubano, que se ha propuesto conquistar toda la justicia con todos y para el bien de todos.

El pueblo de Cuba mantiene su compromiso con el legado del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, legítimo referente y paradigma de la solidaridad en todo el mundo.

Cuba resiste y avanza no obstante la sostenida política de bloqueo económico, comercial y financiero, recrudecido con 243 medidas coercitivas unilaterales, adoptadas por el gobierno de Trump y mantenidas por la administración Biden, en medio de una pandemia global.

El bloqueo es la herramienta principal del imperialismo en su intento por doblegar y rendir el espíritu independentista, altruista, socialista e internacionalista de los cubanos. Esa política cruel y hostil constituye una sistemática y permanente violación de los derechos humanos de todo un pueblo, es rechazada y condenada por la inmensa mayoría de los países del mundo y por todos aquellos que defienden la paz y el derecho a la soberanía, la autodeterminación y la solidaridad entre los pueblos. El bloqueo es un acto de genocidio, un ultraje a la humanidad y el principal obstáculo al desarrollo de Cuba. 

En su aplicación extraterritorial, el bloqueo ha privado a los pueblos del mundo del derecho a sostener vínculos más estrechos con un país que destaca por su creatividad, capacidad de resistencia, vocación de lucha y espíritu solidario.

En medio de las más difíciles circunstancias, el pueblo cubano ha mantenido con estoicismo su noble tradición de compartir lo que tiene, no lo que le sobra. La colaboración médica cubana ha atendido a más de mil millones de personas en 150 países, sin más compromiso que servir a los más pobres y necesitados, practicando su solidaridad con hechos y no con palabras.

Este Encuentro ha sido posible precisamente porque Cuba es ejemplo en el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19, con la inmunización de la mayoría de su pueblo con vacunas propias, que han beneficiado también a millones de personas en el mundo. Es el resultado de su resistencia creativa.

Convocamos al mundo a movilizarse en defensa de la Revolución Cubana, asediada por una brutal campaña mediática que exacerba la mentira, la manipulación, la desinformación y la desidia, que estimula el odio y la confrontación, para confundir e intentar justificar nuevas acciones dirigidas a revertir el orden político, económico, social que libre y mayoritariamente escogió el pueblo cubano.

Reafirmamos que, de conjunto con los cubanos patriotas residentes en el exterior, mantendremos e impulsaremos la jornada mundial de solidaridad con Cuba, la defensa de sus misiones diplomáticas frente a cualquier acción hostil, la movilización de donaciones para apoyar sus esfuerzos por la vida de su pueblo y la promoción objetiva de su realidad.

Llamamos a la cohesión y a la unidad para derrotar el infame designio imperial, que destina importantes recursos financieros a estimular y organizar la guerra cultural, mediática y subversiva que aspira a dividir y fracturar a este heroico pueblo. Cuba ha demostrado tener la fuerza moral e ideológica para asegurar la continuidad de la Revolución, que representa un símbolo de lucha y de internacionalismo. Reafirmamos que “quien se levanta hoy por Cuba, se levanta para todos los tiempos”, como dijera José Martí.

Sobre la base del respeto al derecho internacional, la paz mundial y la soberanía de los pueblos, la convivencia pacífica, la amistad, la solidaridad y la cooperación: ¡Cuba socialista tiene derecho a existir!

¡No más Bloqueo!

¡Viva el internacionalismo y la paz!

¡Viva la Solidaridad con Cuba y los pueblos en lucha!”

La Habana, 2 de mayo de 2022

De esta manera, amigos solidarios de distintos países del mundo alzaron su voz una vez más para exigir el fin de una política genocida contra 12 millones de cubanos y cubanas.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.