¿Cuál es la historia de la foto que conmocionó corazones este 1ro de Mayo?

La original foto atrajo la atención en las redes sociales este 1ro. de Mayo: un doctor mostraba al bebé que instantes antes había llegado al mundo entre sus manos, y junto al recién nacido sostenía una bandera cubana.

CubaSí fue en busca del galeno que ideó una manera tan original como elocuente de celebrar este Día Internacional de los Trabajadores y, también por el camino de las redes, dio con el doctor Fernando Lao Soayero, Especialista de primer grado en Ginecología y Obstetricia, Perinatólogo del Hospital General Docente Guillermo Luis Fernández Hernández Baquero, en el holguinero municipio de Moa.

Con 58 años y 32 en esa profesión, que asegura amar tanto como a la Revolución, al doctor Lao le preocupaba que al terminar su guardia no pudiera llegar a tiempo al desfile “y como este era un 1ro. de Mayo especial, en el que ningún revolucionario podía quedarse en casa, quise hacer algo ya desde la madrugada, que garantizara mi participación, aunque fuera por redes.

“Es que estoy constantemente buscando la forma de mostrar el tesoro con que contamos los cubanos y a la vez, de demostrarle mi apoyo, hoy cuando en la guerra mediática que se nos hace, pretenden hacer ver lo contrario.”

Finalmente, su relevo llegó a tiempo y el médico pudo también sumarse al desfile, directo desde el hospital y todavía con la sensación de una nueva vida latiéndole entre las manos.

Es que “solo defender mi patria me fascina tanto como este trabajo mío”.

Le pregunto por los motivos personales que le animan y no duda en responder que “mi propia existencia es mi razón.  Tuve una infancia y juventud llenas de felicidad y oportunidades, gracias a la Revolución, y conocí, por mi padre fundamentalmente, de la Cuba antes de 1959…”

Cuenta que fue dirigente pioneril, también en la FEEM y en la FEU, militó en las filas de la UJC desde los 15 años y en las del Partido desde los 29. “Fidel me deslumbró con sus discursos y todas la obras sociales de la Revolución, desde la Campaña de Alfabetización hasta la genial idea de formación de profesionales de la Salud. Fidel dijo que habíamos hecho una Revolución más grande que nosotros mismos, y así yo lo creo”.

Con 32 años de graduado y tantos partos atendidos que ha perdido la cuenta, al doctor Lao no deja de sorprenderle cada vez que toma parte en un nacimiento:

“La satisfacción es inexplicable, ese primer llanto del recién nacido no deja nunca de tocarte el corazón, al igual que la felicidad de la madre, es extraordinario lo que se siente. No te acostumbras aunque ya sean muchos años, siempre te hace vibrar”.

Y quizás este doctor holguinero se tropiece, en otro desfile por el 1ro. de Mayo, dentro de cinco o diez años, con la niñita que hoy ayudó a nacer. Ella tal vez vaya sobre los hombros de un familiar, y él, sin saberlo, marchará a su lado, todavía marcado por ese sobresalto único del último nacimiento.

Tomado de CubaSí / Fotos tomadas de Facebook / Fernando Lao Soayero.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.