Protestas en Houston ante la Asociación Nacional del Rifle tras la masacre en la escuela en Texas

La convención anual de la Asociación Nacional del Rifle en Houston (Texas, EEUU), celebrada por primera vez después de una pausa de dos años por la pandemia, ha estado marcada este viernes por protestas contra el ‘lobby’ armamentista, avivadas por el tiroteo masivo de este martes, que acabó con la vida de 21 personas.

En las pancartas de los congregados se pudo leer: «Niños o pistolas: ¿por qué esto todavía es una pregunta?», «No más silencio, paren la violencia con armas de fuego», «Las pistolas son la causa principal de la muerte de los niños», «Ustedes son los responsables», «Sus manos están manchadas con su sangre» o «Díganles a las 21 familias que tenía el derecho de comprar aquella pistola», entre otras cosas.

Centenares de personas se concentraron enfrente del centro de convenciones George R. Brown, donde se celebra el evento de la Asociación Nacional del Rifle, para expresar su repudio a las políticas actuales que permiten adquirir armas de fuego con facilidad.

A los manifestantes se unió el demócrata Beto O’Rourke, quien enumeró los tiroteos escolares previos e instó a los participantes de la convención a que se sumen a ellos para garantizar que «esto no vuelva a suceder en el país».

«El momento para impedir [la masacre de] Uvalde fue justo después de Sandy Hook», dijo O’Rourke. «El momento para impedir Uvalde fue justo después de Parkland. El momento para impedir Uvalde fue justo después de la escuela secundaria de Santa Fe. El momento de detener el próximo tiroteo masivo en este país es ahora mismo, aquí mismo, hoy, con cada uno de nosotros», declaró.

Michael Wyke / AP.

La jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, también participó en la protesta. «Sus armas de destrucción masiva que están en la calle, eso es un desastre creado por el hombre y podemos controlarlo. ¿Quién adquiere esas armas de destrucción masiva? Podemos controlarlo», afirmó.

  • El tiroteo en la escuela primaria Robb Elementary en la ciudad de Uvalde se cobró la vida de 19 niños y dos adultos, lo que convierte a esta masacre escolar en la más mortífera en la historia de Texas y en la segunda por número de víctimas mortales entre las ocurridas en colegios a nivel nacional.
  • El atacante, Salvador Ramos, de 18 años, fue abatido por los agentes. Entró en la escuela con un arma que había adquirido legalmente justo después de su cumpleaños.

Tomado de RT / Foto de portada: Jae C. Hong / AP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.