La Hematología en Cuba y su aporte en investigaciones biomédicas

Por Flor de Paz * / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El Instituto de Hematología e Inmunología (IHI) ha sido uno de los centros protagónicos en las acciones desarrolladas por el sistema de salud cubano contra el impacto de la Covid-19 en el país.

Su participación se ha diversificado entre los terrenos de la investigación, la profilaxis, las terapéuticas, la recuperación de los afectados y los ensayos clínicos de uno de los candidatos vacunales.

De acuerdo con la Doctora en Ciencias Consuelo Macías Abraham, directora del IHI,  esta fue la institución encargada de evaluar el efecto del fármaco Biomodulina-T, aplicado a los adultos mayores en los hogares de ancianos en toda la Isla, publicó la revista Avances Médicos de Cuba.  

“Estudiamos la efectividad de ese preparado con la administración de un nuevo esquema que consistía en dos bulbos semanales durante seis semanas en 30 ancianos, a los que se les verificaron los parámetros inmumoduladoresantes; a un mes y a los seis meses después de recibir el tratamiento”, dijo la experta.

La evidencia científica —añadió— dio cuenta de sus efectos favorables en la respuesta inmune del grupo etario asistido.

El Centro Nacional de Biopreparados (BioCen) —creador de la Biomodulina-T— y el Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud y el Programa del Adulto Mayor (Cited), también formaron parte de ese proyecto profiláctico.

Por otra parte, entre las acciones terapéuticas frente a la pandemia de la Covid-19, el Instituto de Hematología e Inmunología, junto con el Programa Nacional de Sangre, “coordinó el proyecto de la transfusión del plasma de los convalecientes de la Covid-19 a los enfermos y ejecutó la posterior recogida de datos, tras lo cual se constató en la mayoría una mejoría evidente”, explicó la Doctora Macías Abraham.

A continuación —subrayó— se diseñó una estrategia para conseguir suficiente plasma con altos títulos de anticuerpos de los recuperados, que permitiera obtener la Gamma Hiperinmune, fabricada en los Laboratorios AICA. “Desde el IHI, fue diseñado el esquema del tratamiento”.

Los resultados de este ensayo clínico fase I fueron muy favorables y crearon condiciones para “la etapa posterior con pacientes aquejados de un estado inflamatorio en las unidades de cuidados intensivos”.

La recuperación

El Instituto de Hematología e Inmunología, entre los formuladores de protocolos para la recuperación de la Covid-19, detalla la publicación citada, inició un ensayo clínico para la aplicación de la terapia de células madre en afectados con lesiones pulmonares tras padecer la enfermedad.

El punto de partida fue un estudio con 49 convalecientes que fueron sometidos a ultrasonidos, estudios de la coagulación, rayos X de tórax, entre otros exámenes, para determinar qué grado de afectación pos Covid-19 mostraban.

“Una herramienta diseñada entre el Centro de Aplicaciones Tecnológicas y Desarrollo Nuclear, el Centro de Neurociencias de Cuba y el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología, facilitó la cuantificación de las lesiones pulmonares inflamatorias o de fibrosis en la Tomografía axial computarizada multicorte”, precisó la directora del IHI y jefa del Grupo Nacional de Inmunología.

Al enfatizar en algunos promenores de esta investigación, la Doctora Macías Abraham dijo que fue elegido “un grupo de control tratado con esteroides en el que se constató un resultado favorecedor, aunque con el inconveniente de acarrear muchas molestias asociadas y de menor efectividad.

“Sin embargo, ocho de cada 10 pacientes entre los que recibieron células madre mostraron más de un 50 por ciento en la disminución de las lesiones y no reportaron reacciones adversas; o sea, demostró ser un proceder muy seguro”.

El IHI también hizo aportes al proceso investigativo del candidato vacunal Soberana Plus, del Instituto Finlay de Vacunas, en su uso como “refuerzo en convalecientes y, en personas sanas, posterior a la administración de dos dosis del inmunizante Soberana 02”.

En este sentido, la Doctora Macías Abraham definió la participación del IHI en la “creación de una data que permitió saber las cifras de anticuerpos en los sueros de pacientes recuperados.

“Estos datos fueron muy útiles para el logro de Soberana Plus —recientemente reconocida por la revista The Lancet Respiratory Medicine, dada su efectividad en reforzar la inmunidad contra las distintas variantes del SARS-CoV-2—, a la cual servimos como centro ejecutor principal de sus ensayos clínicos fase I y II”.

El Instituto de Hematología e Inmunología todavía tiene a su cargo numerosas responsabilidades en el enfrentamiento a la pandemia de la Covid-19: la valoración de pacientes pediátricos y adultos en relación con el comportamiento del sistema inmunológico luego del padecimiento de la enfermedad.

También, en la búsqueda de los por qué determinadas personas no consiguen levantar suficientes títulos de anticuerpos Sars-CoV-2 aunque estén vacunadas, sin excluir a los reinfectados.

La Doctora Consuelo Macías Abraham

Cuatro décadas ha permanecido en el Instituto de Hematología e Inmunología (fundado en diciembre de 1966) la Doctora Consuelo. Allí inició su vida profesional; primero como estudiante de la especialidad tras terminar la carrera de Medicina en 1982, y luego como como investigadora, docente y directora de la institución desde 2013.

La Inmunología —dijo la experta en una entrevista reciente al periódico Granma— constituye una herramienta fundamental a la hora de emprender proyectos de investigaciones biomédicas de primer nivel, cuyos resultados aportan nuevos conocimientos y generan productos y tecnologías eficaces e innovadores.

En la actualidad la denominada Inmunología Clínica es vital en el diagnóstico y tratamiento de múltiples enfermedades que dependen de la identificación de biomarcadores específicos mediante métodos inmunológicos”, especificó la también Académica titular de la Academia de Ciencias de Cuba.

La fuente indicó, además, que la Doctora Macías Abraham fue elegida para participar en el Grupo Partenariado de Academia de Ciencias del Mundo, encargado de aportar conocimientos científicos, experticia y valoraciones éticas en el campo de la Medicina Regenerativa.

Entre otros aportes científicos de la Inmunología en el país, no relacionados con la pandemia, la experta subrayó su “impacto en la salud y calidad de vida de la población cubana a lo largo de más de cinco décadas, con la implementación del Programa Nacional de Atención Integral a las Inmunodeficiencias”.

Asimismo, estimó la trascendencia del “desarrollo de los estudios de histocompatibilidad o compatibilidad de tejidos impulsados por el IHI, la Organización Nacional de Trasplante y el Ministerio de Salud Pública, lo cual permite una mejor selección del donante para el trasplante renal y hematopoyético”.

Al hacer una valoración al respecto, señaló que “propicia una mayor supervivencia del riñón trasplantado y la recuperación más rápida de los indicadores hematológicos del paciente beneficiado con esa compleja cirugía”.

«Las mejoras introducidas en el diagnóstico inmunológico y la aplicación de avanzados protocolos terapéuticos —precisó—, posibilitaron que en Cuba, alrededor del 80 por ciento de los niños aquejados de leucemia infoblástica aguda logren curarse, resultado comparable al de naciones desarrolladas, mientras se observan avances promisorios en el control y supervivencia en adultos con leucemias”.

 

(*) Periodista cubana especializada en temas científicos y Directora de Cubaperiodistas.

Foto de portada: Caracterización de células madre, Instituto de Hematología e Inmunología/ Ariel Ley Royero.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.