Llegan a acuerdo bipartidista en Estados Unidos para aumentar el control sobre las armas de fuego

Por Raúl Antonio Capote* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Un grupo de senadores de Estados Unidos, 10 demócratas y 10 republicanos, anunciaron este domingo un principio de acuerdo bipartidista para aumentar el control sobre las armas de fuego en el país.

El paquete de medidas incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años, activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos conocido como “alerta de peligro” que ya está vigente en estados como california, Nueva York y Florida.

También comprende el acuerdo destinar más fondos para recursos de salud mental y para reforzar la seguridad en las escuelas, dos aspectos en los que insisten los defensores de las armas cada vez que hay un tiroteo en EE.UU, según reseña La Opinión.

De ser aprobado, y es muy posible que así suceda por el hecho de que cuenta con el apoyo de ambos partidos, sería la mayor reforma legislativa sobre armas de fuego en tres décadas-, pero queda muy lejos de las propuestas de la mayoría de representantes del Partido Demócrata y más distante aún de la necesidad de poner fin a la violencia armada en ese país.

Y es que, cuando se trata de masacres masivas, Estados Unidos tiene cifras récords; en ese país se han registrado más tiroteos que en cualquier otro lugar del mundo.

Es de señalar que la nación norteña tiene más armas que cualquier otro país. Hay alrededor de 310 millones de armas circulando. Con una población de 319 millones, eso significa que casi cada estadounidense tiene un arma.

Extenso es el saldo de dolor y muerte en un país que incorporó desde su nacimiento, como parte fundamental de su construcción como nación, la cultura de la crueldad, de la barbarie, del despojo y de la muerte.

Recordemos que, a pocas horas de la masacre de Uvalde considerada después del tiroteo en la escuela primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut, como el más mortífero en la historia de EE.UU., la asociación Nacional del Rifle (NRA) celebró su convención anual, reunión a la que asistieron entre otros el expresidente Donald Trump y el senador Ted Cruz.

En los discursos de ambos políticos, sumamente comprometidos con la NRA, ideológicamente, por asuntos de negocio y sobre todo de política, criticaron la propuesta de los demócratas de impulsar legislaciones de armas más estrictas.

Ted Cruz llegó a proponer aumentar la seguridad en las escuelas, colocando guardias armados para enfrentar los tiroteos.

Muchos intereses se mueven detrás del apoyo de los políticos a la NRA, de las arcas de la poderosa asociación fluyen los dineros que financian campañas electorales, proyectos de ley y vetos contra todo el que intente limitar el negocio.

Cuando las armas dejen de ser un filón rentable que financia carreras y compra conciencias, comenzará a despejarse el camino, cesarán los cantos de muerte y el himno macabro de los disparos.

 

(*) Escritor, profesor, investigador y periodista cubano. Es autor de “Juego de Iluminaciones”, “El caballero ilustrado”, “El adversario”, “Enemigo” y “La guerra que se nos hace”.

Foto de portada: Getty Images.

 

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.