Nuevo tiroteo en EEUU deja al menos un muerto y varios heridos

Un adolescente de 15 años de edad resultó muerto y otras tres personas, entre ellas un oficial de la Policía, quedaron heridas tras un tiroteo que tuvo lugar este domingo en la noche en Washington DC, capital de Estados Unidos.

Los disparos se accionaron en una zona popular con tiendas, restaurantes y bares, exactamente en las calles 14 y U Northwes. Los dos civiles adultos lesionados y el oficial están en recuperación en el hospital del área. El oficial está en condición estable, según el Sindicato de Policías de DC.

Allí se celebraba el concierto gratuito Moechella, como parte del Juneteenth, una jornada festiva que conmemora la abolición de la esclavitud en el país, que tuvo lugar el 16 de junio. La celebración se describe como un Festival de defensa que amplifica la cultura de Washington DC.

Previo al tiroteo, se alertó a la Policía de una pelea, a la que los agentes de seguridad terminaron, relató el jefe del Departamento de Policía Metropolitana (MPD) de Washington DC, Robert J. Contee III.

Más tarde ocurrió otro incidente que dispersó a la gente, de manera que los oficiales dieron por concluido el concierto ante el nivel de inseguridad de este.

Los incidentes sucedieron entre las 18H30 y las 20H30, según la policía, en un evento no autorizado, asociado al Moechella. Cientos de personas se habían reunido en la calle y el MPD contuvo a la multitud en la acera.

En medio de la asistencia a las personas que quedaron atrapadas en la estampida, fue recuperada un arma de fuego, según precisó Contee. Varias personas recibieron disparos en los incidentes descritos.

Asimismo, el arma utilizada en el tiroteo aún no ha sido recuperada y no existe ningún sospechoso bajo custodia hasta el momento.

Por su parte, la alcaldesa de DC, Muriel Browser, pidió que los responsables rindieran cuentas de los hechos en una conferencia de prensa. “Tenemos un niño que fue asesinado en un evento que no tuvo la planificación adecuada, con personas involucradas con armas”, detalló. “Necesitamos algo de responsabilidad aquí”, inquirió.

Los organizadores del evento convencieron al Departamento de Policía de la necesidad de una fuerte respuesta policial y ellos enviaron más de 100 efectivos para monitorear el evento.

La violencia armada alcance niveles más altos en Estados Unidos cada día. El 1 de junio, 4 personas murieron en un tiroteo en la ciudad de Tulsa, Oklahoma. El pasado 24 de mayo tuvo lugar un tiroteo en una escuela primaria de Texas, donde murieron varias personas, entre ellas 19 niños. Ha sido considerado el más mortífero desde el tiroteo de 2018 en una escuela de Parkland, Florida, donde 17 personas fallecieron.

Tomado de TeleSur / Foto de portada: @pacoelizondo_1.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.