Rusia: Día de la Memoria y el Dolor

El 22 de junio, Rusia conmemora el Día de la Memoria y el Dolor. Hace 81 años comenzó la Gran Guerra Patria, una etapa trágica en la historia de la Patria.

En la madrugada del 22 de junio de 1941, sin declarar la guerra, la Alemania nazi invadió la Unión Soviética. La aviación alemana asestó golpes masivos contra aeródromos, nudos ferroviarios, bases navales, áreas de emplazamiento permanente de las tropas y muchas ciudades a una profundidad de 250-300 kilómetros de la frontera estatal.

Junto con Alemania entraron en la guerra contra la URSS Rumania e Italia. Dentro de unos días lo mismo hicieron Eslovaquia, Finlandia y Hungría. Los agresores disponían de las capacidades industriales de casi toda la Europa continental.

Al mediodía del 22 de junio 1941, el Comisario del Pueblo (ministro) de Asuntos Exteriores, Viacheslav Mólotov, habló ante los ciudadanos soviéticos informándoles sobre el pérfido ataque de la Alemania nazi a la URSS. Concluyó su discurso con las siguientes palabras: “Nuestra causa es justa. El enemigo será derrotado. ¡La Victoria será nuestra!”

La guerra más sangrienta de la historia duró 1418 días y concluyó el 9 de mayo de 1945 con la Victoria de la Unión Soviética y sus aliados. La Alemania nazi y sus satélites sufrieron una contundente derrota.
Las pérdidas de la URSS representaron el 40% de todas las bajas humanas en la II Guerra Mundial y totalizaron 26,6 millones de personas. De ellos, más de 8,7 millones murieron en los campos de combates; 7,42 millones de personas fueron premeditadamente exterminados por los nazis en los territorios ocupados; más de 4,1 millones fallecieron a causa de las condiciones inhumanas establecidas por el régimen de ocupación. 5,27millones de personas fueron llevados a los trabajos forzados a Alemania o a los países colindantes ocupados por los nazis. De ellos, retornaron a la Patria un poco más de la mitad: 2,65 millones de personas, más de 450 mil emigraron; 2,16 millones murieron en el cautiverio. Fueron destruidos 1,7 mil ciudades y poblados, más de 70 aldeas y villas.

 

💬 Vladímir Putin: “La agresión nazi contra nuestro país fue la más violenta. Perseguía el objetivo no sólo de doblegar la voluntad, esclavizar sino exterminar a todo un pueblo. 27 millones de muertos: ningún Estado del mundo había pagado tal precio. Para nuestra Patria, el 22 de junio fue sometida a prueba de solidez el espíritu nacional. Aquel demostró la cohesión de todos los pueblos de la Unión Soviética. Por delante estaban los largos 1.417 días de la contienda. Pero el pueblo hizo su opción ya en el primer día: estar junto con su Patria en los momentos del peligro, luchar a muerte para defenderla, derrotar al enemigo. Y esta opción predeterminó el desenlace no sólo de la Gran Guerra Patria, sino de toda la II Guerra Mundial” (extracto del mensaje dirigido por Vladímir Putin a los veteranos de guerra el 22 de junio de 2001).

 

Este día, en Rusia y muchos países del mundo tradicionalmente se celebran eventos conmemorativos: se depositan ofrendas florales al pie de las tumbas y monumentos a los militares soviéticos que habían sacrificado sus vidas no sólo en aras de la libertad de su gran Patria, sino también en aras de las futuras generaciones de la humanidad. Se encienden velas en memoria de quienes morían de hambre, enfermedades y bombardeos en las ciudades soviéticas sitiadas por aquellos que pregonaban la idea de superioridad racial, a los martirizados en los “campos de muerte”.

Hoy, en todo el territorio de Rusia las banderas estatales ondean a media asta, se decreta el minuto del silencio. Recordamos.

Recordamos cómo, al sobrevivir la guerra, pese a las conocidas discrepancias, los pueblos del mundo estaban unidos por el deseo de impedir un nuevo monstruoso conflicto en el futuro, de no volver a cometer los errores del pasado.
🕯 A partir de 2009, anualmente, este día se celebra la campaña conmemorativa “La Vela de la Memoria el 22 de junio, la Vela de la Memoria en Mi Ventana”. Cada uno de nosotros puede venerar la memoria de los caídos con un minuto de silencio, encendiendo una vela, depositando flores en un enterramiento militar o al pie de un monumento a la Gran Guerra Patria.

En la noche del 21 de junio y en la madrugada del 22 de junio, el paseo fluvial Krimskya fue escenario de la campaña “Línea de la memoria”. Fueron encendidas 1418 velas, cada una simbolizando un día de la contienda. En el jardín Alexandrovski se desarrolló el evento “Tributo a la memoria. Llama Votiva” cuyos participantes depositaron ofrendas florales al pie de la Tumba del Soldado Desconocido.

Tomado de Cancillería de Rusia/ Telegram/ Foto de portada: Manuel V. Tort / Presidencia de la R.O.U.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.