Gobierno Talibán condena ataque aéreo de Estados Unidos en Kabul

El portavoz talibán Zabihullah Mujahid confirma que un ataque con aviones no tripulados de EE.UU. golpeó ayer una casa residencial en Kabul.

Horas después de que Estados Unidos llevará un ataque aéreo con drones en Kabul , Afganistán, Zabihullah Mujahid, portavoz del gobierno Talibán, denunció los bombardeos del ejército extranjero e insinuó que estos incidentes podrían ensombrecer la relación entre ambas naciones.

En un comunicado, Mujahid condenó los ataques con aviones no tripulados y los calificó como una violación del derecho internacional, mientras Washington aseguró que el líder de la organización terrorista Al Qaeda murió en los bombardeos. 

«Se llevó a cabo un ataque aéreo contra una residencia en el barrio de Sherpur de la ciudad de Kabul el segundo día del primer mes del año en curso, 1444 Hégira. Inicialmente, se sabía poco sobre la naturaleza del incidente», dijo Mujahid.

Tras un examen del incidente, los servicios de seguridad e inteligencia del Emirato Islámico determinaron que en el ataque se utilizaron drones estadounidenses. 

«El Emirato Islámico de Afganistán condena enérgicamente este ataque, que se llevó a cabo bajo cualquier pretexto, y lo califica como una flagrante violación tanto del derecho internacional como del Acuerdo de Doha», dijo Mujahid en un comunicado. 

Según el portavoz, tales esfuerzos van en contra de los intereses de Afganistán, Estados Unidos y la región y son una repetición de las experiencias fallidas de los 20 años anteriores. Repetir tales comportamientos dañará las oportunidades disponibles.

Sin embargo, en respuesta a la declaración del gobierno talibán, el departamento de estado de EE.UU. emitió un comunicado en el que calificó como primera prioridad proteger su tierra del terrorismo.

Blinken atacó a los talibanes por albergar y dar cobijo al líder de Al Qaeda en Kabul. “Los talibanes violaron gravemente el Acuerdo de Doha y reiteraron sus garantías al mundo de que no permitirían que los terroristas utilizaran el territorio afgano para amenazar la seguridad de otros países”, dijo Blinken en un comunicado.

Los afganos dudaban el martes del anuncio de la muerte del jefe de Al Qaeda, oculto durante meses entre ellos en el corazón de la capital afgana. 

La muerte de Ayman al-Zawahiri, para el que Estados Unidos prometió 25 millones de dólares por cualquier información que permitiera encontrarlo, fue anunciada el lunes por televisión por el presidente Joe Biden. 

Al-Zawahiri, de 71 años, se escondía con su familia en una propiedad en el centro de Kabul propiedad de un alto asesor del líder talibán Sirajuddin Haqqani, según un alto funcionario de inteligencia. 

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada: CNN.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.