China vive la ola de calor más larga e intensa desde 1961

El Centro Meteorológico Nacional de China ha prorrogado este miércoles la alerta roja para el sur del país, emitida el pasado viernes ante una ola de calor extremo, informa Xinhua. 

Se trata del nivel de alerta más alto, que advierte que las temperaturas podrían alcanzar los 40 ºC o más durante 48 horas en al menos cuatro provincias, detalla South China Morning Post.

La ola de calor de este año es «la más fuerte» registrada por los sistemas meteorológicos nacionales desde 1961, explicó Sun Shao, investigador principal de la Academia China de Ciencias Meteorológicas, citado por The Global Times.

La canícula se ha prolongado durante más de 64 días, lo que la convierte en la más larga en toda la historia de observaciones nacionales en China, apunta Reuters. En ese sentido, 262 estaciones meteorológicas han registrado temperaturas de 40 ºC o superiores, mientras que en ocho lugares de observación se alcanzaron los 44 ºC.

Desecación de ríos y lagos
El caudal del río más largo de Asia, el Yangtsé, y los dos mayores lagos chinos de agua dulce han descendido hasta los niveles más bajos registrados, mientras que otros ríos también están experimentando importantes bajadas.

Según las mediciones, el sábado el nivel de agua en Yangtsé descendió a 17.54 metros, la tasa más baja desde el inicio de los registros en 1865. Su curso se extiende 6.300 km a través de una región donde vive un tercio de la población china.

Mientras tanto, los dos mayores lagos de agua dulce del país, Poyang y Dongting, han alcanzado sus niveles más bajos desde 1951. Ambos entraron en la estación seca 100 días antes que la media de los años anteriores.

Impacto en la alimentación y la energía
Las altas temperaturas han provocado sequías en muchas partes del país, incluida la provincia de Henan, la principal productora de trigo, que representa una cuarta parte de la producción nacional del cereal.

Sin embargo, los expertos disiparon las preocupaciones por una posible escasez de alimentos en China, afirmando que el país cuenta con reservas estables de grano y es un gran productor que puede alcanzar la «autosuficiencia alimentaria».

Mientras, la provincia de Sichuan comenzó a limitar el suministro de electricidad a hogares, oficinas y centros comerciales debido a una grave escasez de energía provocada por la ola de calor extremo, informa Xinhua. La cantidad de agua de los principales embalses de Sichuan es entre un 20 y un 50 % menor, lo que hace que su capacidad de generación hidroeléctrica disminuya «drásticamente», señaló la sucursal provincial de la compañía de distribución y transmisión de energía eléctrica State Grid Corporation.

¿Una nueva normalidad?
Según explica Sun Shao, las condiciones meteorológicas extremas se deben a los patrones de circulación atmosférica, especialmente a las anomalías en la corriente alta subtropical del Pacífico occidental.

En este contexto, las olas de calor de larga duración se convertirán en una «nueva normalidad» en el futuro debido al agravamiento del calentamiento global, predijeron los meteorólogos citados por el diario Science and Technology Daily, del Ministerio de Ciencia y Tecnología chino.

Tomado de Cubadebate/ Video: EFE/ Foto de portada: Aly Song/ Reuters.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.