Cuba: Tropas Guardafronteras cubanas rescataron a unos 5.000 migrantes irregulares en altamar

En el año actual son más frecuentes estas escenas en el Puerto de Orozco, en la provincia de Artemisa. Los guardacostas de los Estados Unidos han hecho una gran cantidad de devoluciones de personas interceptadas en altamar cuando intentaban llegar ilegalmente al país norteño.

Este ciudadano vivió la experiencia de navegar en un grupo montado en un artilugio: “Nos cogió una tormenta, empezó a llover, una ventolera, olas que no te puedo calcular la altura que tenían, olas grandes”.

Ella intentó emigrar en una embarcación rústica: “Yo diría que eso no va a volver a pasar, porque tengo dos niños y estaba muy asustada, y ese error no lo volvería a cometer jamás”.

Ante el aumento de salidas ilegales por mar, las tropas guardafronteras de Cuba están en alerta. La mayoría las frustran los guardacostas norteamericanos, y varias terminan con llamadas de auxilio al número 107, desencadenan acciones de búsqueda y rescate por las tropas guardafronteras cubanas, que han sido cerca de 200 este año.

El teniente coronel Leovanys Cutiño Rodríguez, jefe de Estado Mayor del Destacamento Noroccidental TGF, informó que se han encontrado involucradas aproximadamente 4 839 personas en todas sus tipicidades, dígase hombres, personas de avanzada edad, mujeres y niños.

Cumplir esas acciones exige una rigurosa preparación.

“Tocamos día a día los medios de rescate y salvamento que poseemos a bordo en nuestras unidades de superficie para que nuestros marineros creen hábito y habilidades con el objetivo de que, cuando se dé la situación real, puedan emplearlos con profesionalidad y que tengan el efecto que nosotros queremos, que es que se salven las personas y se rescaten con seguridad”, explicó el mayor Erisnel Martínez Cala, jefe de escuadrilla naval.

Recién se efectuó el rescate de los ocupantes de un artilugio, entre ellos una madre con su hijo de dos años.

El teniente Roger Guilarte de la Cruz, combatiente TGF, describió la embarcación como de construcción de poliespuma y madera, con un motor interno y forrado de lona, con un franco gordo muy bajo y sin ningún tipo de protección contra las adversidades del tiempo.

Censurable es que en las salidas ilegales por mar, padres ponen en peligro, además, a sus hijos menores.

“Vemos a un niño, que tiene dos años, cuatro, tres años, que no tiene esa resistencia al sol en la piel, a la humedad, el salitre, expuesto demasiadas horas al agua y que puede sufrir hipotermia, o por la sed que esté sufriendo una deshidratación”, comentó el teniente Noel Reyes Reinaldo, comandante de la lancha guardacostas mediana 555.

Este año también hay un incremento de operaciones con apoyo desde el exterior.

El mayor Erisnel Martínez Cala, jefe de escuadrilla naval, añadió que se han capturado en lo que va de año cerca de 11 lanchas rápidas que han incursionado en nuestras aguas territoriales.

Cuba exige una emigración legal, segura y ordenada para proteger a sus ciudadanos. Hacerlo ilegalmente es peligroso.

“Lo hice y no sé ni cómo, y más nunca en mi vida yo me meto en esto”, afirmó un migrante cubano irregular.

El teniente Noel Reyes Reinaldo manifestó que “si desea emigrar hacia cualquier país, pues emigre hacia donde usted desea, con todos sus papeles legales, con todo su pasaje, pasaporte, visado, para emigrar a ese país”.

Por lo pronto, las TGF se mantienen en alerta para socorrer a quienes intentan emigrar exponiéndose a una aventura que puede ser mortal.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: Portal del Minint.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: