Carta abierta a Ciro Gómes: Lo que hay que hacer para ganar las elecciones en Brasil

Querido compañero Ciro Gómes:

Los abajo firmantes somos militantes de la izquierda latinoamericana, profundamente antiimperialistas y comprometidos con la emancipación de nuestros pueblos y la creación de la Patria Grande. Somos también personas que amamos y admiramos a Brasil y su pueblo; a la exquisita cultura de ese país: su música, su literatura, sus pinturas, su gastronomía, sus diversas manifestaciones artísticas y también la larga lucha de su pueblo por acceder a una vida más plena, en lo espiritual y en lo material.

Sabemos que usted ha sido durante toda su vida un luchador por las buenas causas del pueblo brasileño. Por eso la perplejidad que nos impulsa a escribirle esta carta y que nos mueve a enviarle este fraternal mensaje porque nos resulta incomprensible, en la coyuntura brasileña actual, su insistencia en presentar su candidatura presidencial para la primera vuelta de las elecciones presidenciales del Brasil, este 2 de Octubre, mismas que sin la menor dosis de exageración pueden ser consideradas como un parteaguas histórico. ¿Por qué? Porque la elección de fondo no será entre Jair Bolsonaro y Luiz Inacio “Lula” da Silva sino entre fascismo y democracia. Y usted, hombre político, inteligente y con una amplia experiencia sobre sus espaldas, sabe muy bien que su candidatura no tiene absolutamente ninguna chance de llegar al balotaje, menos aún de imponerse en la primera vuelta. La dura realidad es que manteniendo su postulación, querido compañero Ciro, lo único que hará será dispersar fuerzas, debilitar la fortaleza del bloque antifascista, con todas sus contradicciones, y facilitar la victoria de Bolsonaro, y eventualmente abrir camino a un nuevo golpe de estado. A pesar de su buena voluntad infelizmente usted no está en condiciones de hacer el bien, ningún bien, y sí de hacer un mal muy grande al Brasil y a su pueblo. No podrá hacer el bien pese a sus intenciones porque sus chances de ganar son igual a cero. Al debilitar la candidatura unitaria de Lula, al disperar las fuerzas del bloque que se opone al fascismo, lo que usted objetivamente hará (más allá de sus intenciones que no dudamos son buenas) será allanar el camino para la perpetuación de Bolsonaro en el poder.

Nos parece que por su trayectoria usted no debe ingresar a la historia del Brasil por esa puerta indigna, como la de un hombre que habiendo luchado por las buenas causas de su pueblo y logrado importantes resultados, en la instancia crítica y decisiva para su país comete un yerro garrafal y le abre las puertas a un proceso que sembrará muerte y destrucción en su país y que, sin duda, lo tendrá también a usted como una de sus víctimas. No puede desconocer la naturaleza perversa del actual presidente de Brasil. Sus palabras y sus promesas, inclusive las que les podría haber hecho a usted, carecen por completo de valor. Bolsonaro es un personaje inmoral, un alucinado fanático carente de principios morales que dejó morir a más de 700.000 brasileñas y brasileños sin hacer el menor esfuerzo para salvarlos. Es, además, un traidor serial, sólo comparable a los peores personajes de Shakespeare. Y no dudará un instante en traicionarlo a usted ni bien le resulte conveniente.

Todavía está a tiempo de enmendar su error, compañero Ciro. Diríjase ya mismo a sus seguidores y dígales que la urgencia de la lucha contra el fascismo no les deja otra opción que apoyar la candidatura presidencial de Lula. Pídales ese voto, crucial para derrotar en primera vuelta al capitán (así, con minúsculas) y sus escuadrones armados; crucial también para impedir la perpetuación en el poder de un hombre que exaltó la figura del canalla que torturó a Dilma Rousseff. Usted, por su historia y sus ideas, tiene que hacer lo imposible para impedir que semejante figura monstruosa permanezca un día más en el Palacio del Planalto. Además, por sus años, no nos cabe duda que seguirá siendo una figura protagónica de la política brasileña. Que éste no es su turno, que las circunstancias lo obligan a esperar. No se olvide que la paciencia es uno de los rasgos definitorios de los grandes líderes políticos.

Nada más por ahora. Esperamos que sepa apreciar el sentido solidario de este mensaje. Reciba un fraternal abrazo de sus compañeros de lucha de toda Latinoamérica y el Caribe.

 

Envía tu adhesión a: cirorenuncia@gmail.com con tu NOMBRE, PAÍS y AFILIACIÓN INSTITUCIONAL (optativa).

 

Tomado de la web de Atilio Boron.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: