Presidente de la Federación de Rusia decreta la movilización parcial

En un mensaje a la nación difundido este miércoles, el presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, decretó la movilización parcial en el país.

Según el mandatario ruso, para el servicio militar solo serán reclutados quienes estén en la reserva, hayan servido en las Fuerzas Armadas y tengan competencias y experiencia relevantes.

Las actividades de movilización comenzarán este miércoles, 21 de septiembre.

Teniendo en cuenta la experiencia de la operación militar en Ucrania, los reclutas también recibirán formación militar adicional antes de ser enviados a las unidades.

Putin señaló además, que los ciudadanos rusos reclutados para el servicio militar durante la movilización recibirían el estatus y todos los pagos a los que tienen derecho los militares profesionales.

Según el Ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en la movilización parcial serán reclutados 300.000 reservistas.

El presidente ruso explicó que se ha adoptado la medida «para defender la Patria, su soberanía e integridad territorial». «Para proteger a Rusia y al pueblo, utilizaremos todos los medios a nuestra disposición», declaró.

Sobre el operativo militar ruso en Ucrania dijo que su objetivo sigue siendo el mismo: la liberación de todo el territorio de Donbass.

De acuerdo al Decreto ‘Sobre la declaración de movilización parcial en la Federación Rusa’ recientemente publicado en el sitio web del Kremlin-, las autoridades de los sujetos de la Federación Rusa deben garantizar que los ciudadanos sean reclutados para el servicio militar en virtud de la movilización «en la cantidad y en los plazos determinados» por el Ministerio de Defensa del país para cado sujeto.

El líder ruso ordenó conceder a los ciudadanos que trabajen en organizaciones de la industria de defensa el derecho a aplazar su reclutamiento durante el periodo de trabajo en estas organizaciones.

El ministro de Defensa ruso, reveló quién será llamado al servicio. Explicó que son personas que han servido en las Fuerzas Armadas, tienen una profesión militar necesaria para el Ejército y cuentan con experiencia de combate.

Afirmó que la medida se lleva a cabo para controlar los territorios ya liberados durante la operación militar.

Los temas del discurso a la nación del presidente Putin

«El objetivo de Occidente es debilitar, dividir y, en última instancia, destruir nuestro país. Ya dicen abiertamente que fueron capaces de dividir la Unión Soviética en 1991, y que ahora ha llegado el momento de que la propia Rusia se desintegre en una multitud de regiones y zonas que se enfrentarán en una guerra mortal», dijo durante el discurso a la población rusa.

El mandatario se dirigió a su nación luego de que las repúblicas de Donetsk y de Lugansk, así como las regiones de Zaporiyia y Jersón, anunciaran referendos sobre su adhesión al país euroasiático.

El presidente Vladímir Putin subrayó que los intentos de destruir a Rusia se enmarcan en la estrategia de Occidente de suprimir los centros de desarrollo soberanos e independientes.

«Se trata de medidas necesarias y urgentes para proteger la soberanía, la seguridad y la integridad territorial de Rusia, de apoyar el deseo y la voluntad de nuestros compatriotas de determinar su propio futuro y de la política agresiva de algunas élites occidentales que buscan por todos los medios mantener su dominio, y para ello intentan bloquear y suprimir cualquier centro independiente de desarrollo soberano, para seguir imponiendo su voluntad y sus pseudovalores a otros países y pueblos», aseguró Putin en su discurso.

Según el jefe de Estado, dichos objetivos se planificaron desde hace mucho tiempo en Occidente, que alentó a las bandas terroristas internacionales en el Cáucaso, promovió la expansión de la infraestructura ofensiva de la OTAN cerca de las fronteras de la Federación de Rusia y, en general, hicieron de la rusofobia su arma preferida. 

El mandatario ruso aseveró que Occidente pasó los límites en su línea política contra su país-, «occidente cruzó los límites en su política agresiva contra Rusia», señaló.

Putin afirmó que la cúpula de los países occidentales amenazan constantemente a los ciudadanos rusos. Algunos políticos «irresponsables» de Occidente, recalcó, dicen que tienen planes de enviar armas de ataque de largo alcance a Kiev.

El presidente advirtió que las tropas ucranianas ya están atacando los pueblos rusos situados en la frontera con Ucrania. Así, el pasado 17 de septiembre, la artillería ucraniana bombardeó el pueblo ruso de Krasni Jútor, situado a 1,5 kilómetros de la frontera, dejando a un civil herido. Cinco días antes, en otro ataque ucraniano, un civil murió en la localidad fronteriza de Logachiovka.

El presidente ruso anunció la firma de un decreto para la movilización parcial de los reservistas con el objetivo de defender la soberanía y la integridad territorial del país, declaró que esta decisión es apropiada ante las amenazas que afrontan Rusia.

«En esta situación considero que es necesario tomar las siguientes decisiones, que son apropiadas ante las amenazas que afrontamos. Para defender nuestra patria, su soberanía e integridad territorial, para garantizar la seguridad de nuestro pueblo y de la gente en los territorios liberados considero necesario apoyar la propuesta del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor de llevar a cabo una movilización parcial», señaló el jefe de Estado en su mensaje a la nación.

Rusia garantizará la seguridad de los referendos en Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia

En el discurso Putin enfatizó que Rusia hará todo lo posible para garantizar un entorno seguro para la celebración de referendos en las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y las provincias de Jersón y Zaporiyia. Los Parlamentos de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, junto con las administraciones cívico-militares de las provincias de Jersón y Zaporiyia, decidieron celebrar elecciones y pidieron apoyo a Rusia, especificó.

Reveló que tras el inicio de la operación militar especial, Kiev reaccionó en un inicio positivamente a las propuestas de Rusia, pero una solución pacífica no satisfacía a Occidente y Ucrania recibió instrucciones directas de desbaratar los acuerdos.

«Ya después del inicio de la operación militar especial, incluso en las conversaciones de Estambul, los representantes de Kiev reaccionaron muy positivamente a nuestras propuestas», dijo Putin. «Pero está claro que una solución pacífica no le convenía a Occidente, así que después de que se alcanzaran ciertos acuerdos, se dio a Kiev la orden directa de torpedear todos los acuerdos», agregó.

Además, afirmó que los principales objetivos de la operación especial siguen siendo los mismos, la liberación de todo el territorio de Donbás.

Agregó que la República Popular de Lugansk fue liberada prácticamente por completo de los neonazis, y los combates continúan en la República Popular de Donetsk (RPD).

Vladimir Putin también declaró que Rusia no puede dejar a los habitantes de Donbás en manos de «verdugos», sin responder a sus aspiraciones de determinar su destino mediante un sufragio.

«No podemos ni tenemos ningún derecho moral de entregar a personas allegadas a nosotros, para que sean sacrificadas por verdugos, no podemos dejar de responder a su sincero deseo de determinar su propio destino», aseguró.

Por su parte, el primer ministro de Donetsk, Vitali Jotsenko, tras el discurso del presidente ruso, aseguró que la celebración de un referendo será el punto de partida para una nueva etapa de la formación de Donbás.

«Hoy es un momento histórico para la República Popular de Donetsk, -dijo Vitali. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, apoyó la decisión de las personas que hicieron su elección y se negaron a reconocerse como parte del bando antirruso. La celebración del referendo será el punto de partida para una nueva etapa de la formación de Donbás, pero ya como parte de Rusia (…) ¡Rusia está con nosotros! ¡Con cada uno de nosotros!», escribió en su canal de Telegram.

Rusia utilizará todos los medios disponibles para defender su soberanía, dejó claro el mandatario ruso al recalcar que «esta declaración no es un bluf».

El mandatario añadió que la nación rusa utilizará todos los medios disponibles en caso de amenaza a su integridad territorial.

«En caso de amenaza a la integridad territorial de nuestro país, por supuesto, aplicaremos todos los recursos a nuestra disposición para proteger a Rusia y a nuestro pueblo», dijo.

Con información de agencias / Foto de portada: RT.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.