“Estados Unidos sería un mejor país sin Bloqueo a Cuba. El mundo sería mejor sin el Bloqueo a Cuba”

Por Yaimi Ravelo / Graciela Ramírez Cruz / Video: Víctor Villalba Gutiérrez / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 19 de octubre de 2022.- El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, presentó este miércoles en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX), la actualización del Informe sobre el impacto ocasionado  por el Bloqueo de los Estados Unidos a Cuba, en el marco de la venidera votación en la Asamblea General de las Naciones Unidas de la Resolución que, por 30 ocasión, presentará en nombre del Gobierno Revolucionario y el pueblo cubano: “Necesidad de poner fin al Bloqueo Económico, Comercial y Financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Al iniciar la conferencia Rodríguez Parrilla anunció: “El 2 y 3 de noviembre la Asamblea General de las Naciones Unidas considerará por trigésima ocasión el proyecto de Resolución.  “Esto ocurrirá en un contexto especial marcado por los efectos del huracán Ian –expresó-, la crisis global multidimensional, que incluye una crisis económica internacional y una amenaza inminente de recesión global. Crisis alimentaria, crisis energética, crisis de salud y otras”.

“En un contexto también de recrudecimiento sin precedentes del Bloqueo contra Cuba que viene de la segunda mitad del 2019, a partir de una política del gobierno republicano precedente de los Estados Unidos de asfixia económica, de guerra económica, de buscar deliberadamente el colapso de la economía cubana y del país, sin medir las graves consecuencias humanitarias ni los impactos de ese objetivo  que nunca se cumplirá, pero que provocaría sin lugar a dudas consecuencias impredecibles”.

El canciller señaló que el Informe actualizado se encuentra publicado en el sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), a disposición de la prensa nacional y extranjera, el pueblo cubano, el país y el mundo.

“No es un diseño nuevo el del Bloqueo, pero si ha sido quirúrgicamente mejor diseñado, tomando como blanco cada uno de los principales ingresos del país, buscando con saña incrementar el impacto en la vida cotidiana de nuestra población sobre la base de la mejor expresión de esa política.

Destacó que la política del Bloqueo “es el memorándum del subsecretario Lester Mallory de abril de 1962, que reconoce que el objetivo del Bloqueo es deprimir los salarios nominales y reales, provocar hambre, desesperación, sufrimiento y el derrocamiento del gobierno”.

“La Ley Helms-Burton de 1996 –continuó el canciller- codifica esa misma política. En las medidas de máxima presión contra Cuba, más de doscientas sanciones adicionales del Bloqueo, aplicadas por el gobierno del presidente Donald Trump se buscan esos mismos y crueles objetivos.”

Como dato nuevo sobre las pérdidas económicas que sufre la nación cubana como consecuencia de la anquilosada política estadounidense, Bruno Rodríguez señaló que “entre agosto del 2021 y febrero del 2022 las pérdidas ocasionadas por el Boqueo están en el orden de los 3 mil 806 millones de dólares”, -monto récord histórico para un periodo reducido de siete meses.

El producto interno bruto (PIB) de Cuba – señaló el ministro cubano- pudo haber crecido un 4,5% durante ese periodo, de no haberse aplicado el paquete de medidas de Trump, pese a las circunstancias adversas que enfrenta la economía cubana.

“Durante los 14 primeros meses del gobierno del presidente Biden los perjuicios ocasionados por el Bloqueo ascienden a la cifra de 6 mil 364 millones de dólares, también récord histórico”, señaló.

Agregó el canciller que “esto significa más de 454 millones de dólares mensuales o más de 15 millones de dólares diarios en daños y pérdidas. En seis décadas a precios corrientes los daños acumulados suman 154 mil 217 millones de dólares, cifras desorbitantes para una economía pequeña, sin grandes recursos naturales, insular y subdesarrollada como la cubana”.

“Al valor del oro tomando en cuenta las depreciaciones, los prejuicios acumulados alcanzan la cifra enorme de 1 billón 391 mil 111 millones de dólares, es decir: un millón de millones más 391 mil millones de dólares”.

“Imaginen ustedes, imagine nuestro pueblo lo que habría podido hacer Cuba disponiendo de esos recursos. ¿Cómo sería Cuba hoy si el país hubiera dispuesto de esos recursos?”- cuestionó el canciller cubano.

El Bloqueo económico es el elemento central que define la naturaleza de la política de los Estados Unidos hacia Cuba. Fue fortalecido a niveles sin precedentes bajo el gobierno del presidente Trump”, expresó.

“Hoy la política del gobierno del presidente Joseph Biden hacia Cuba es lamentable e inercialmente la misma política republicana, no se han introducido cambios en esa política, se mantiene y es tema de cada día en el diseño quirúrgico que persigue cada ingreso, cada fuente de financiamiento y de suministros del país”.

“Son las regulaciones vigentes, vieja conducta, práctica actual de las autoridades estadounidenses. El impacto tiene por tanto una dimensión mayor y desde el punto de vista humanitario más perversa y dañina. El Bloqueo ha pasado a una calidad agresiva que no había tenido en el pasado”.

En su comparecencia ante la prensa el Canciller cubano señaló: “pese a los anuncios positivos de la dirección correcta pero extremadamente limitados y prácticamente inaplicables en mayo del 2016 por parte de las autoridades estadounidenses, el Bloqueo no ha modificado en lo absoluto ni su alcance, ni su profundidad”.

“El desempeño de la economía cubana en estos últimos dos años ha estado marcado de una manera inevitable por la consecuencia de esos impactos, con los de la propia pandemia de Covid-19, los gastos exorbitantes a los que obligó a nuestro país y las consecuencias de las crisis internacionales incluyendo la escalada de precios de alimentos y combustibles, más presiones”.

“Es una realidad inocultable la existencia del Bloqueo, nadie podría seria o sanamente afirmar que el Bloqueo no existe o es un mero pretexto, es totalmente tangible y alcanza y daña a cada familia cubana, a los cubanos que residen en los Estados Unidos, a los ciudadanos estadounidenses, a las personas y empresas de todo el planeta. Está dirigido a provocar la incapacidad del país para atender las necesidades fundamentales de la población”.

“El Bloqueo provoca daños directos extremos, por el engranaje integral de sus medidas, pero al mismo tiempo tiene el propósito cruel y práctico de privar al país de los ingresos financieros que resultan indispensables para adquirir suministros, equipamientos, partes y piezas, tecnologías y software”.

Destacó el canciller que como consecuencia del Bloqueo, la adquisición de alimentos limitada ha generado carencias, desabastecimientos, largas colas, ansiedad en la población ante las dificultades, incluso para asegurar la canasta básica que requiere un esfuerzo de gran eficacia del gobierno y las entidades, o para asegurar la vida cotidiana de las personas.

“Es cierto que Cuba puede adquirir alimentos en otros mercados y es cierto que adquiere alimentos incluso en los EEUU, pero el Bloqueo priva a Cuba de los recursos financieros indispensables para hacer esas compras en Estados Unidos o para hacer compras similares en terceros mercados”.

Sobre la crisis energética que enfrenta la isla, Bruno Rodríguez señaló:

“El sistema electroenergético nacional atraviesa una situación extremadamente grave, que es el resultado de serias limitaciones; de falta de combustible, pero sobre todo de obstáculos para adquirir piezas de repuesto y otros recursos, al privar al país del financiamiento indispensable para hacerlo. Más allá de que el Bloqueo impide utilizar tecnologías estadounidenses, comprar en el mercado estadounidense. Es un efecto dual el del Bloqueo, que necesariamente hay que tomar en cuenta”.

El Bloqueo “no es solo bilateral” –denunció el Ministro de Relaciones Exteriores-, “es extraterritorial, es directo y al mismo tiempo priva al país de los recursos financieros en áreas en las que no hay prohibiciones específicas de compras en terceros mercados”.

“Cuba no puede adquirir en ningún lugar, de ninguna manera, tecnologías, equipos, partes, piezas, tecnologías digitales o software que tengan un 10% de componentes estadounidenses, lo cual es un impacto directo, como el de la carencia de divisas”.

“Las medidas de persecución directa, financiera, física, de extorsión, el efecto de intimidación, el efecto del elevado riesgo-país resultado de esas acciones, persigue cada una de nuestras transacciones comerciales, de inversión o financiera a partir de que coloca en graves dilemas a las compañías suministradoras”.

“Decenas y decenas de bancos niegan servicios a Cuba ante el miedo a multas estadounidenses. Otras se ven obligadas a llegar a acuerdos a partir de acciones ilegales y extraterritoriales del gobierno de los Estados Unidos para evitar esas multas, y provoca un daño a una presencia natural del sistema financiero cubano en el similar internacional”.

El canciller destacó también que estas medidas de persecución se dirigen además de manera directa a productores, transportistas, navieras y aseguradoras; lo que encarece en más de un tercio y a veces hasta la mitad las compras de Cuba en el mercado internacional.

Bruno Rodríguez destacó que ante esta situación el país ha tomado medidas económicas de emergencia con la compresión y el acompañamiento del pueblo cubano.

“Entre enero del 2021 y febrero del 2022 se reportaron 642 acciones directas por parte de bancos extranjeros ante la amenaza del sistema financiero estadounidense –agregó el canciller- se negaron a prestar servicios al país.”

Calificó estas acciones como unilaterales, coercitivas e ilegales; desde el punto de vista del derecho internacional, de la ley nacional que rige la conducta de estos bancos teniendo en cuenta las normas universalmente aceptadas por el Sistema Financiero Internacional.

“Decenas de misiones diplomáticas de embajadas cubanas hoy carecen de servicios bancarios. En diversas latitudes un ciudadano cubano natural, persona jurídica natural es privada de abrir cuentas personales por el solo hecho de ser un nacional cubano, lo que es profundamente discriminatorio”.

El canciller denunció también la afectación grave por estos conceptos en la producción de medicamentos del país. Cuba produce el 60% de los medicamentos que necesita en lo fundamental, sin embargo, para producir esos medicamentos no solo necesita algunas materias primas, sino también, partes, piezas y algunos componentes que la aplicación opresiva del Bloqueo impide que lleguen al país.

Frente a estas adversidades, frente a la hostilidad del gobierno de los Estados Unidos nuestro país no se detiene ni deja de renovarse. Cuba cambia todos los días y seguirá cambiando. Cuba se renueva todo el tiempo, lo que no cambia, lo que no se renueva, lo que está anclado en el pasado es la política del Bloqueo”.

“Superamos la Covid con nuestras propias vacunas a pesar de que el gobierno de los Estados Unidos  en el pico de la pandemia permitió a decenas de países bajo medidas coercitivas o sanciones unilaterales que éstas (las vacunas) fueran condonadas, flexibilizadas temporalmente por razones humanitarias, y se permitió a esos países bajo regímenes de sanciones adquirir vacunas, adquirir oxígeno medicinal, ventiladores pulmonares.

¿Por qué no se incluyó a Cuba entre los países a los que se les aplicaron esas exenciones temporales? –cuestionó el canciller.

Fue un acto deliberadamente cruel, es el reconocimiento de que el Bloqueo también asfixia y mata. El gobierno de los Estados Unidos obstaculizó la adquisición de oxígeno medicinal en terceros países cuando se produjo el fallo en nuestra planta principal, que ocasionó una crisis en el país”. No produjo más pérdidas de vidas gracias a un extraordinario y eficaz esfuerzo del pueblo, del sistema de salud, del gobierno, las instituciones y las fuerzas armadas.

El Bloqueo impidió la adquisición de ventiladores pulmonares, no nos detuvimos, produjimos nuestros propios ventiladores pulmonares con prototipos cubanos”.

“La economía cubana atraviesa un momento de gran dificultad –reconoció- no se han detenido las transformaciones, la creciente autonomía y desarrollo de la empresa estatal socialista, la expansión y el registro de miles de nuevas mipymes tanto estatales como privadas, fundamentalmente privadas.

“El desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, como pilar de la gestión de gobierno y de las transformaciones que aseguren los progresos de nuestro modelo socialista”.

“El referéndum del Código de las Familias, recientemente concluido en medio de las dificultades demuestra un consenso mayoritario. Las transformaciones que aplica el país en todos sus ámbitos sobre la base del principio de: ‘cambiar todo lo que deba ser cambiado’, y de avanzar hacia un socialismo más justo, más humano, más democrático para todo nuestro pueblo”.

Bruno Rodríguez reconoció ante la prensa el esfuerzo que hace el país para rescatar los niveles de actividad económica que han sido gravemente afectados por las actuales circunstancias, es sobrehumano.

Destacó además la creciente participación de emprendimientos de empresas estatales y no estatales, y el aumento de las oportunidades para la inversión extranjera dentro de las políticas de desarrollo del país.

“El Bloqueo sigue limitando nuestros esfuerzos, no renunciaremos nunca a nuestro proyecto de justicia social. El rechazo al Bloqueo fue uno de los temas más abordados en los discursos de los Jefes de Estados y de Gobierno en el reciente Periodo de Sesiones de Alto Nivel de la ONU a fines de septiembre. Cuarenta de ellos reclamaron de viva voz el cese de esta política, algunos reclamaron la salida de Cuba de la lista arbitraria, injusta, caprichosa, inmoral e ilegal del gobierno de Estados Unidos de ‘países patrocinadores del terrorismo’; otros agradecieron la cooperación médica internacional que Cuba brinda de manera modesta y callada.

“Este debate general demostró fehacientemente que la política de Bloqueo solo causa aislamiento y descrédito al gobierno de los Estados Unidos. Que tiene la oposición de la mayoría de los estadounidenses, la mayoría de los cubanos que residen en los Estados Unidos y en otros países. Reciben el rechazo prácticamente unánime de la comunidad internacional y que ha de ser levantado a partir de que la historia ha cambiado, el mundo ha cambiado y algún gobierno de los Estados Unidos tendrá que hacerlo.

“Es universal el repudio a una política criminal que ni ha derrotado, ni ha alcanzado los objetivos que se propuso aunque provoca mucho daño humano, provoca sufrimiento todos los días en cada comida, cuando las familias cubanas se reúnen en la noche en apagón. Cuando hay dificultades para garantizar medicamentos para un enfermo”.

Al finalizar la conferencia el canciller afirmó:

“Nuestro pueblo sufre. Cuba tiene derecho a vivir sin Bloqueo, tiene derecho a vivir en paz. Cuba estaría mejor sin Bloqueo. Mejor sin Bloqueo. Todos estarían mejor sin Bloqueo.

“Estados Unidos sería un mejor país sin Bloqueo a Cuba. El mundo sería mejor sin el Bloqueo a Cuba”.

Fotos: Yaimi Ravelo / Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

Autores

,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: