Argentina: Sin pruebas de pago de sobornos, juez sobresee a Fernández de Kirchner en la ‘Causa Cuadernos’

El juez federal Julián Ercolini sobreseyó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en una parte de la llamada ‘Causa Cuadernos, que investiga el supuesto circuito de sobornos entre empresarios y exfuncionarios que un chofer registró en una libreta.

«A lo largo de la presente investigación no pudieron incorporarse elementos que permitan establecer la existencia de dichos pagos y/o la persona/s que lo habrían/n realizado», sostuvo el magistrado en una resolución publicada por la agencia oficial Télam.

El fallo se refiere a presuntos sobornos pagados durante el Gobierno de Fernández de Kirchner (2007-2015) que, según Ercolini, no pudieron ser probados.

«Llegado el momento de resolver respecto de estos sucesos, adelanto que habré de adoptar un temperamento desincriminatorio de las personas imputadas, siendo que el fiscal interviniente no ha requerido su elevación a juicio ni propuesto medidas», añadió.

Junto con Fernández de Kirchner, Ercolini también sobreseyó al exministro de Planificación Federal Julio De Vido. Por el contrario, decidió enviar a juicio oral por otros hechos de presunta admisión de dádiva y cohecho pasivo a los exfuncionarios Roberto Baratta y Nelson Javier Lazarte y a los empresarios Alberto Dragonetti, Alberto Taselli y Jorge Balán.

El peritaje a los cuadernos

La ‘Causa Cuadernos’ comenzó en agosto de 2018, cuando una investigación periodística informó de un presunta cadena de sobornos durante las presidencias de Fernández de Kirchner. Las principales pruebas eran unos cuadernos en los que Oscar Centeno, chofer del Ministerio de Planificación, había anotado a mano, por su propia cuenta, las fechas de entrega, los montos y los funcionarios y empresarios involucrados.

El caso quedó envuelto en múltiples irregularidades. Una de las más importantes es que la investigación comenzó con fotocopias de los cuadernos, no con los originales, ya que supuestamente el chofer los había quemado. Ya en 2019, el periodista Diego Cabot presentó los originales.

Los cuadernos han sido objeto de permanente debate. Además, el pasado fin de semana se dio a conocer el resultado de una pericia realizada por la Superintendencia Federal de la Policía Científica, que mostró que por lo menos dos de ellos fueron adulterados.

Entre las anomalías, destaca el uso de cuatro tintas diferentes, lo que imposibilita saber cuándo se escribieron; correcciones de «varias manos»; escrituras a diferentes velocidades, lo que hace sospechar que los últimos cuadernos, en donde quedaron anotadas las cifras de los supuestos sobornos, fueron dictados.

La pericia forma parte de una investigación paralela a la causa central que iniciaron el fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadío, quienes siempre se negaron a que se realizan análisis de este tipo a los cuadernos y dieron por ciertas las anotaciones.

Tomado de RT / Foto de portada: Esteban Osorio / Pacific Press.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: