Más de 5000 migrantes murieron en Europa desde 2021

El Proyecto de Migrantes Desaparecidos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) documentó 5.684 muertes en las rutas hacia y dentro de Europa desde principios de 2021, con una mayor cifra de decesos en las rutas a través del Mediterráneo, en las fronteras terrestres hacia Europa y dentro del continente. 

“Hemos registrado más de 29.000 muertes durante los viajes migratorios a Europa desde 2014”, dijo Julia Black, autora de un nuevo informe de la OIM sobre los datos del Proyecto de Migrantes Desaparecidos en Europa para 2021.

Además, acotó que “estas muertes continuas son otro sombrío recordatorio de que se necesitan desesperadamente vías seguras para la migración”. 

Los registros del Proyecto Migrantes Desaparecidos muestran que muchas de las muertes en las rutas migratorias a los países de destino en Europa podrían haberse evitado con una asistencia rápida y efectiva a los migrantes en peligro.   

Informes de sobrevivientes transmitidos a la OIM indican que 252 personas murieron durante supuestas expulsiones forzadas por parte de las autoridades europeas, también conocidas como devoluciones, desde 2021.  

Las muertes relacionadas con el retroceso se documentaron en el Mediterráneo central (97 muertes desde 2021), en el Mediterráneo oriental (70 muertes), en la frontera terrestre entre Türkiye y Grecia (58 muertes), en el Mediterráneo occidental (23 muertes) y en el Frontera Belarús-Polonia (cuatro muertes).

Tales casos son casi imposibles de verificar en su totalidad debido a la falta de transparencia, la falta de acceso y la naturaleza altamente politizada de tales eventos y, como tales, estas cifras probablemente subestimen la verdadera cantidad de muertes. 

La escala de este problema, y ​​el impacto en las familias y comunidades que enfrentan pérdidas no resueltas, significa que no hay solución para este problema sin la aceptación de las autoridades”, sostuvo Black.

La OIM hace un llamado a los Estados en Europa y de otras regiones para que tomen medidas urgentes y concretas para salvar vidas y reducir las muertes durante los viajes migratorios. 

Los Estados deben defender el derecho a la vida de todas las personas evitando más muertes y desapariciones. Esto debería incluir priorizar la búsqueda y el rescate en tierra y en el mar. 

En última instancia, para poner fin a las muertes de migrantes, los Estados deben revisar el impacto de sus políticas migratorias para garantizar una migración segura y minimizar cualquier riesgo de que los migrantes mueran o desaparezcan. 

La OIM, creada en 1951, es la principal organización intergubernamental en el ámbito de la migración y trabaja en estrecha colaboración con asociados gubernamentales, intergubernamentales y no gubernamentales.

Tomado de TeleSUR.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: