Sesiona en Cuba encuentro sobre las fortalezas de las mipymes para el desarrollo territorial

Por Lia Rodríguez Reina.

Como parte escencial de la agenda para el desarrollo territorial inclusivo en Cuba, se encuentra el impulso a los nuevos actores económicos, las micro, pequeñas y medianas empresas.

Con este objetivo, durante el día de ayer tuvo lugar, en el Hotel Meliá Habana, un intercambio entre expertos de la región de Latinoamérica, vinculados al Programa de Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD)  y diversas instituciones cubanas entre las que se destacan la Plataforma Articulada para el Desarrollo Integral Territorial (PADIT) y el Ministerio de Economía y Planificación (MEP).

 

El saludo y bienvenida, estuvieron a cargo de  la Viceministra primera del MEP, Mildrey Granadillo, y del Representante Residente Adjunto del PNUD, Ivan Zverzhanovski, que en su intervención resaltó el apoyo brindando por este programa al país, mediante metodologías de impulso y proceso de acompañamiento técnico formativo.

Expuso además el intercambio de experiencias y buenas prácticas a nivel de la región y la construcción colectiva de una posible Hoja de Ruta en el trabajo de impulso a las mipymes, como algunos de los objetivos principales del encuentro.

La intervención de Verónica Rives, especialista de la Dirección de Actores Económicos del MEP, a cargo de presentar la estrategia del gobierno de la Isla para el desarrollo de las mipyme, dio inicio al intercambio, partiendo de contextualizar en el panorama actual del país, el estado de estas. La misma, explicó la importancia del diálogo entre partes con diversas experiencias, ya que contribuyen al proceso de construcción en qué se encuentra Cuba en este aspecto.

También reconoció como aspecto importante, el hecho de haber logrado concretar una normalidad jurídica, «que contituyó durante los últimos años, uno de los principales reclamos del sector privado en el país, y también la apertura de nuevas posibilidades y formas de organización y gestión dentro de este sector», resaltó.

 

La especialista del MEP comentó además que, como elemento novedoso de esta norma jurídica, está la aceptación de la existencia de un único socio al frente de las nuevas empresas; lo que tuvo implicaciones legales en otros ámbitos, como la modificación del Código de Comercio vigente hasta el momento de su aprobación.

Expuso el total de actores económicos aprobados y en operación, cifra que asciende a los 5656, desde septiembre de 2021, de los cuales 5530 son privadas, 67 son estatales y 59 constituyen cooperativas no agropecuarias. 

También ofreció datos sobre el tipo de actividades que estas desarrollan, dónde encabezan la lista la construcción, las industrias manufactureras, la gastronomía y el alojamiento y la producción industrial de alimentos y bebidas en ese orden.

A esta intervención, le sucedió la del Consultor Internacional perteneciente al PNUD, José Luis Chicoma, quien expuso sus experiencias en su país de origen, Perú, e hizo un análisis detallado de los elementos necesarios a tener en cuenta para el impulso a las mipymes, definidos como: innovación (con tecnología y digitalización); sostenibilidad; inclusión y articulación y cooperativas.

 

Este intercambio sesionará igualmente durante el día de hoy, en dónde se prevé abordar los elementos que contribuyan a mejorar las capacidades de las mipymes cubanas y los principales indicadores de impacto que han logrado hasta la fecha.

 

Tomado de Cubadebate/ Foto de portada: PNUD.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: