Cuba: Pinar del Río ya luce distinta y se respira un ambiente de agradecimiento de la población

Por René Tamayo León.

Osmara es la más feliz de todos. No tendrá una casa en la nueva comunidad que se levanta en uno de los predios de la pequeña ciudad de San Luis. Ella tiene la suya. Pero se siente feliz. Doce familias del asentamiento Puente de Hierro, en la circunscripción en la que es delegada del Poder Popular, serán algunas de las inquilinas de la barriada. 

Por muchos años, Osmara Aguiar, que también es presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular en San Luis, ha tenido que ocuparse de la evacuación de estas personas ante cualquier amenaza de inundación. Ahora serán propietarias de pintorescas casitas diseñadas a partir de horcones, hiladas de bloque a pie de piso, sobre ellas paredes de tabla de madera o palma, y cubiertas ligeras, pero muy bien ancladas.

Los módulos habitacionales llevan portal, tres cuartos, sala, cocina-comedor, baño reforzado para proteger, de contingencias atmosféricas, la vida y los enseres más preciados, y espacios para otros servicios hogareños que harán mucho más confortable la convivencia.

Los nuevos vecinos trabajan junto a brigadas de otras provincias que las guían y apoyan en la construcción del nuevo asentamiento, donde se levantan 20 módulos habitacionales, aunque allí la propuesta es construir otras 20, y así beneficiar a 40 familias que perdieron sus viviendas y ahora pernoctan, temporalmente, en casas de familia o instituciones estatales certificadas para albergarlas.

A la nueva comunidad, que los lugareños quieren que se llame José Martí, llegó en la tarde de este jueves el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su novena visita a Pinar del Río, para dar seguimiento a la recuperación tras el paso del huracán Ian.

Acompañado por el miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central del Partido, Roberto Morales Ojeda; por la presidenta del Consejo de Defensa Provincial y primera secretaria del Partido en Vueltabajo, Yamilé Ramos Cordero, y por el gobernador Rubén Ramos Moreno, a Díaz-Canel se le vio alegre, por muchas cosas, incluyendo la estética y concepción del nuevo barrio.

Las casitas tienen un halo gentil, son cándidas y bonitas como la propia naturaleza y la vida en Pinar del Río; pero, a pesar de su modesta arquitectura a primera vista, son robustas y están pensadas para albergar todos los beneficios de la vida moderna. 

No es la primera vez que estos módulos se utilizan para construir comunidades ante los destrozos de los ciclones. Ya se emplearon tras el paso del huracán Irma en Camagüey, pero a Pinar del Río le quedan como si se hubieran pensado para ella.

Siempre ocupado por dotar a las cubanas y cubanos del mayor bienestar posible, pese a las limitaciones, el Primer Secretario del Partido insistió en la construcción de aceras, jardines y todos los servicios y urbanizaciones que requiere una nueva comunidad.

Díaz-Canel llegó a la barriada en construcción tras visitar el círculo infantil Futura Generación, en el centro de San Luis, y que quedó devastado por el azote de Ian. 

La rehabilitación del centro fue asumida por las trabajadoras y trabajadores de BioCubaFarma y otros actores estatales y no estatales. Ha quedado como nuevo, y muchos de los enseres, juegos didácticos y demás objetos para la educación de niñas y niños, son frutos de la solidaridad y el amor de científicas, científicos y otros especialistas.

«A ustedes se les quiere mucho por lo que hacen, por la ciencia, pero cuando vemos cosas como estas, se les admira más», les dijo el Presidente de la República a trabajadores de BioCubaFarma que allí estaban, la mayoría de ellos mujeres.

A la salida de la instalación, un grupo de vecinos esperaba a Díaz-Canel para saludarlo. Como es costumbre en él, y como hizo varias veces durante el recorrido, aquí y allá, les explicó los motivos que lo traían por San Luis. 

Esta es la segunda estancia que hace en el municipio, tras visitar todas las jurisdicciones de Pinar del Río en poco más de 40 días, a fin de comprobar en cada rincón los estragos del huracán, pero más que eso, para evaluar la recuperación y que todo se haga bien y quede mejor que como estaba.

Les explicó que la provincia ya dispone en un alto porciento de la energía eléctrica, del abasto de agua y otros servicios; pero que ahora quedan los dos asuntos más complejos, la vivienda y la recuperación de la agricultura. Zona campesina, varias mujeres comentaron cuánto están haciendo en función de esas dos tareas, y –le aseguraron– «los campesinos de San Luis haremos lo que nos toca».

Precisamente por la agricultura, por el tabaco, que es el rubro fundamental de la economía en Vueltabajo, comenzó Díaz-Canel su recorrido por San Luis, donde se detuvo en una moderna nave que se habilita para ser una gran casa de escogida y almacén de tabaco.

San Luis es eminentemente tabacalero. Allí también se detuvo en el área de semilleros tecnificados cepellón La Esperanza, donde miles de posturas se fomentan en canteros y bandejas para garantizar la siembra de la planta en las próximas semanas y meses.

Más tarde, en una reunión de evaluación de la recuperación, en la sede del Consejo de Defensa Provincial, se conoció que en Pinar del Río ya se han recuperado 451 casas de cura natural (la estrategia es recuperar 5 076 hasta febrero, de las más de 11 000 que fueron dañadas, mayormente de forma total), se han regado 39 101 canteros, y se han plantado posturas en 8 178 bandejas de cepellón.

El intercambio también fue encabezado por el general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, viceministro primero de las FAR, y designado por la dirección del país para dirigir la recuperación en la provincia; Félix Duarte Ortega, miembro del Secretariado del Comité Central de Partido; y Jorge Luis Tapia Fonseca, vice primer ministro.

En el intercambio se conoció que este fin de semana en la provincia debe estar restablecido al menos el 99% de la energía, además de la normalización de otros servicios e infraestructuras. 

Sobre la recuperación de las viviendas, el Primer Secretario del Comité Central del Partido orientó priorizar las afectaciones por techos parciales, avanzar con los que se perdieron totalmente, y seguir trabajando en función de los derrumbes parciales y totales.

Indicó propiciar que los recursos fluyan por paquetes, según las necesidades de reparación y en el orden lógico que esta lleva; dar seguimiento y control a las labores que se ejecutan por parte de las familias a las que se les entregan esos paquetes, hasta completar todos los recursos.

Para esto es necesario –explicó– visitar esas familias y apoyarlas, incluyendo la movilización de la ayuda que necesitan, sea a nivel familiar, comunitario y también de los centros de trabajo. Insistió en la necesidad de que la provincia refuerce la producción de materiales de la construcción en cada territorio. 

Si trabajamos así, reflexionó, en lo que queda de año podríamos terminar la recuperación del 50 % de las viviendas afectadas, y el resto en el primer semestre de 2023, y también, agregó, tenemos que prestarle atención a las filtraciones en las cubiertas de los edificios, que es otro problema por atender.

En las conclusiones, el Presidente de la República destacó que ya la provincia se ve distinta, y se respira un ambiente de agradecimiento en la población, por todo lo que se ha venido trabajando.

Tomado de Granma / Foto de portada: Estudios Revolución.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: