Venezuela: Feria Internacional del Libro, un concierto de libros al ritmo de los tambores

Por Geraldina Colotti.

Leer descoloniza. Este fue el lema de la XVIII Feria Internacional del Libro (Filven), que cerró sus puertas en Caracas.

El último día, un magistral concierto del grupo Madera hizo bailar al público al ritmo de sus enérgicos tambores africanos. Un concierto en honor al continente celebrado este año por la Filven, la gran madre África. Numerosos invitados -editores, escritores, artistas-, con sus obras recordaron el largo camino aún inacabado hacia la independencia. Para hablar de las costas de estas luchas anticoloniales han sido invitados algunos herederos de figuras históricas, como Ronald Lumumba, hijo mayor del líder congoleño Patrice Lumumba, asesinado el 17 de enero de 1961 por los emisarios locales del colonialismo belga y luego descuartizado y disuelto en ácido.

Solo queda de Patrice Lumumba un diente con una corona de oro, que fue devuelto recientemente a la familia. La restitución del patrimonio cultural saqueado por el colonialismo a los pueblos africanos fue otro tema discutido en la Filven. Venezuela ya ha hecho varios gestos concretos al respecto. Así lo recordó el ministro de Cultura, Ernesto Villegas, en algunos momentos de Filven: en particular durante una emotiva y brillante conferencia dedicada a «Conflictos actuales y tendencias políticas en el Sur global». Un capítulo del VI Congreso de Saberes Africanos, Americanos y Caribeños, organizado por Reinaldo Bolívar.

 La restitución del patrimonio cultural también implicó un encuentro público entre Villegas y el embajador de Egipto en Venezuela. Egipto fue sede recientemente de la COP27, donde el presidente Nicolás Maduro llevó la voz y los reclamos de los pueblos del sur. Esto también se discutió en la Filven, con libros y debates en torno al tema de la ecología y la justicia ambiental, un indicador significativo de la crisis estructural del modelo capitalista.

Leer para descolonizar el imaginario y despatriarcalizar las relaciones sociales. Por ello -explicó la viceministra de Cultura Mary Pemjean- la Filven 2022 rindió homenaje a dos importantes figuras femeninas: una presente, la antropóloga marxista Iraida Vargas, y una fallecida, Carmen Clemente Travieso (1900-1983), escritora, periodista, ensayista, militante y activista por los derechos de la mujer.

También fue homenajeado el historiador y antropólogo Mario Sanoja Obediente, coautor de varios libros con Iraida Vargas, recientemente fallecido. En una de las reuniones finales, el viceministro de Cultura, Raúl Cazal, presidente del Cenal y de la editorial El perro y la rana, conversó con Iraida Vargas, agasajando al público con su habitual ironía: “Terminó la Filven – dijo -, pero así comenzamos. Iraida Vargas estaba dando un concepto de “pueblo” y me dice: “disculpa que te ponga como un mal ejemplo”, y yo le dije: “Es que yo soy un mal ejemplo”.

El debate en torno al libro del intelectual español Ignacio Ramonet, La era del conspiracionismo, Trump, el culto a la mentira y el asalto al Capitolio, editado por Monte Ávila, al que asistió, junto a Raúl Cazal, el ministro de Comunicaciones, Freddy Ñáñez, fue también de alto nivel. Una oportunidad para reflexionar sobre los mecanismos que, desde la sociedad estadounidense, se proyectan en el escenario mundial, mostrando las falsas promesas del neoliberalismo y de la globalización capitalista.

Siempre presente, el legado del Comandante Hugo Chávez Frías, quien llevó al pueblo a amar los libros, los cuales él mismo devoraba todos los días para discutirlos en cada ocasión. Se realizaron muchos encuentros sobre el pensamiento y la obra del expresidente, a casi diez años de su desaparición fisica, acompañados de la presencia de su hermano mayor, el profesor Adán, quien dirige el Instituto de Altos Estudio dedicado al Comandante.

Numerosos intelectuales reconocidos han debatido sobre el tema de la descolonización, como Luis Britto García, quien tiene una vasta obra de reflexión al respecto. Miguel Ángel Pérez Pirela y Clodovaldo Hernández presentaron a su vez sus textos, entre ellos la colección de ensayos Conversaciones Descoloniales, publicada en coedición por la Iguana y Vadell hermanos.

La abogada Indhriana Parada presentó el libro El secuestro de Alex Saab, con prólogo del viceministro para la política antibloqueo, William Castillo. Camilla Fabri, esposa del diplomático secuestrado y deportado a Estados Unidos, cuya inmunidad diplomática, violada por el imperialismo estadounidense, será discutida el 12 de diciembre, estuvo presente en la inauguración de Filven.

El presidente Maduro conversó con Camila, reiterando el total apoyo del gobierno bolivariano al enviado especial, quien arriesgó su vida para levantar el cerco a Venezuela, importando alimentos y medicinas. También fue central la presencia de poetas y poetas con sus versos siempre acogidos por un numeroso público: empezando por Gustavo Pereira, autor del prólogo de la Constitución bolivariana, que presentó el libro Historias del paraíso; y de Ana María Oviedo Palomares, quien destacó el vínculo entre la revolución bolivariana y la poesía.
Todos los encuentros estuvieron acompañados por la Libreria Mediática de Marialcira Matute, por la labor informativa de Alba Ciudad, por la de periodistas del Ministerio de Cultura, y por los medios comunitarios. Una feria cimarrona, que habla a todos los sur del mondo en rebeldía.

 

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: