Honduras envía policías a sus fronteras para combatir pandilleros

La presidenta Xiomara Castro declaró la emergencia nacional, como parte de un plan integral para hacer frente a la extorsión y delitos conexos.

El Gobierno hondureño desplegó el domingo a más de 600 policías militares a las zonas fronterizas del país para combatir a grupos criminales, en el marco de la emergencia decretada el pasado jueves ante el aumento de las extorsiones en el país centroamericano.

«En cumplimiento de la orden emanada por la presidenta de la República y en el marco del Plan Integral de Seguridad, este día más de 600 policías militares del orden público han salido a reforzar los operativos de seguridad en los puntos fronterizos»,  informó el portavoz de la Policía Militar de Orden Público ( PMOP), Mario Rivera.

Los miembros de la PMOP, abordaron vehículos en la capital Tegucigalpa con rumbo a las fronteras con los países El Salvador, Guatemala y Nicaragua para evitar el ingreso a territorio hondureños de pandilleros.

El portavoz policial añadió que el contingente fue enviado a los departamentos de Choluteca, Valle (sur), La Paz, Intibucá, Ocotepeque (oeste), Santa Bárbara, Cortés (noroeste), El Paraíso y Gracias a Dios (este).  

También indicó que los efectivos de la policía militar se mantendrán por tiempo indefinido para evitar el ingreso de estructuras criminales, narcotráfico, sicariato, asociación ilícita, entre otros delitos.

La presidenta Xiomara Castro declaró el jueves «emergencia nacional», como parte de un plan integral para hacer frente a la extorsión y delitos conexos, respondiendo a los pedidos de la ciudadanía ante un repunte de los delitos durante su gobierno.

Xiomara Castro solicitó  también a la Policía Nacional el establecimiento de «estados de excepción y suspensión de garantías constitucionales parciales» donde sea necesario para hacer frente a este tipo de delitos.

Las autoridades de Honduras han declarado el estado de excepción en más de un centenar de barrios de Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos principales ciudades del país y las que registran los mayores índices de violencia.

El estado de emergencia se estableció en Honduras tres días después de que cientos de transportistas se manifestaran en la capital del país para exigir al gobierno medidas para acabar con el «impuesto de guerra» que les reclaman periódicamente las pandillas.

Tomado de TeleSUR/ Foto de portada:  @PMOPHN.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: