Lula llora al recibir su diploma como presidente de Brasil

Lula da Silva recibió este 12 de diciembre su diploma que lo reconoce como el nuevo presidente de Brasil, luego de haber vencido en octubre a Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales que se fueron a segunda vuelta debido a que ninguno de los dos candidatos punteros rebasaron el 50% de los sufragios.

A sus 77 años, Lula es el primer brasileño en ser elegido tres veces presidente de la República. No pudo contener las lágrimas al recordar la primera vez que recibió el diploma en el Tribunal Superior Electoral (TSE), que oficializa su victoria en las urnas en los comicios de octubre y que lo declara presidente de Brasil.

«La democracia ganó», aseguró con lágrimas en los ojos Lula da Silva, quien recordó que su victoria no fue la de un candidato o la de un partido, sino la de un frente amplio de 12 fuerzas políticas que lo arroparon en la primera vuelta y, luego, en el balotaje.

La entrega del diploma es parte del proceso electoral, pero en este caso cobra más simbolismo porque su rival en el balotaje del pasado 30 de octubre, el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, que hizo una abierta campaña contra el voto electrónico, todavía no ha aceptado explícitamente su victoria e incluso intentó caldear las calles en contra del resultado e impugnarlo.

También afirmó que su compromiso está «con la defensa de la democracia» y recordó «la osadía» que tuvo el pueblo brasileño cuando lo eligió como presidente por primera vez hace dos décadas, aun cuando muchas veces fue criticado por no tener un título universitario.

El líder de la izquierda brasileña, y probablemente uno de los políticos más célebres del planeta, ha pedido después «disculpas» por dejarse llevar por la emoción. «Pero lo que pasé en los últimos años y estar aquí ahora», ha resaltado.

Lula, un exobrero metalúrgico y exsindicalista, hacía alusión a la condena por corrupción en la megaoperación anticorrupción Lava Jato, que le llevó en 2017 a más de un año y medio de prisión, para ser liberado en noviembre de 2019 por una cuestión procesal y recuperar sus derechos políticos.

«Vivir en democracia»

En su discurso, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) agradeció a todas las personas que mantuvieron vigilia en Curitiba, donde cumplió condena. También tuvo palabras para su mujer, Janja; la expresidenta Dilma Rousseff, quien sufrió un proceso de ‘impeachment’, o el expresidente José Sarney, gran apoyo en estos comicios.

No olvidó a los jueces del TSE y del Supremo Tribunal Federal que padecieron los ataques constantes de Bolsonaro durante estos últimos cuatro años.

«No es un diploma de Lula, presidente, es un diploma de una parte significativa de la población que reconquistó su derecho a vivir en democracia en este país. Ustedes se merecen este diploma», dijo.

Tanto Lula como su vicepresidente, Geraldo Alckmin, recibieron de la mano del presidente TSE, Alexandre de Moraes, el diploma que certifica que son aptos para la toma de posesión el próximo 1 de enero en Brasilia, capital del país. 

La entrega de diplomas se realizan desde 1951, pero fueron suspendidos durante el régimen militar (1964 a 1985) y se reanudó el acto en 1989 con la redemocratización del país.

Según el TSE, este evento se produce «una vez finalizada la elección, vencidos los plazos para cuestionar y procesar los resultados electorales». 

Se espera que esta semana, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) anuncie nuevos ministros, con una importante presencia de mujeres.

Lula ocupará el cargo de jefe de Estado de Brasil a partir del 1 de enero de 2023 tras tres años de Gobierno del fascista Jair Bolsonaro. 

Con información de agencias / Foto de portada: AFP / EVARISTO SA.

   

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: