Perú: Declaran estado de emergencia en la región peruana de Arequipa mientras siguen las protestas

El ministro de Defensa de Perú, Alberto Otárola, informó este martes que han decidido declarar estado de emergencia en la región de Arequipa, mientras siguen las protestas populares.

«La norma va a salir en las próximas horas», dijo Otárola en conferencia de prensa desde Arequipa.

De acuerdo con el funcionario, esta declaratoria no significa que las Fuerzas Armadas «vayan a salir a las calles a reprimir a la población», sino que tiene como objetivo «cuidar los bienes» privados y públicos.

https://twitter.com/MindefPeru/status/1602701422436536323?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1602701422436536323%7Ctwgr%5Efe8bfde5b02a9f949e34edafb258a368322650b0%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Factualidad-rt.com%2Factualidad%2F451755-declarar-estado-emergencia-arequipa-protestas

«Queremos que exista transitabilidad en las vías bloqueadas […] Lo que vamos a hacer es invocar a la población a que regrese a la calma, la tranquilidad y regrese el estado constitucional de derecho tan afectado en estos últimos días», añadió Otárola.

De esta manera, Arequipa se suma a otras regiones en las que ya ha sido declarado estado de emergencia por parte de las nuevas autoridades del país, instaladas tras la destitución de Pedro Castillo como presidente.

Previamente fue impuesta la medida en las provincias de Huanta y La Mar, del departamento de Ayacucho; en Tayacaja y Churcampa, en Huancavelica; en La Convención, Cusco; en Satipo, Concepción y Huancayo, Junín; así como en Abancay, Andahuaylas, Chincheros, Grau, Cotabambas, Antabamba y Aymaraes, en Apurímac.

Protestas y muertes

Las protestas se desataron luego de la destitución de Castillo, que ocurrió tras su fallido intento de disolver el Congreso el miércoles de la semana pasada.

Los manifestantes piden la liberación de Castillo, actualmente preso en la prisión de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes); el cierre del Congreso, elecciones anticipadas para 2023 y la renuncia de la presidenta que lo sucedió, Dina Boluarte.

Esas manifestaciones han dejado un saldo de al menos siete muertos, según informó la defensora del pueblo, Eliana Revollar.

En Arequipa, particularmente, el lunes los manifestantes ingresaron al Aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón e incendiaron la planta de la empresa de lácteos Gloria.

Este martes continuaron los bloqueos de vías en la entidad, que se encuentra incomunicada con el resto del país.

Hasta el momento, la represión de las protestas tras la destitución de Pedro Castillo, han dejado un saldo de siete fallecidos, incluidos menores de edad. Foto: Jaime Herrera.

Castillo responsabiliza a la presidenta de la represión en Perú

El  expresidente Pedro Castillo responsabilizó este martes a la designada mandataria de Perú, Dina Boluarte, de la represión estatal a los manifestantes que piden su libertad, restitución y convocatoria a una asamblea constituyente.

Castillo, detenido desde que el Congreso lo destituyera hace una semana, en medio de una crisis política iniciada justo desde la llegada del mandatario a la Presidencia del país, a mediados del año anterior, dijo en una carta que jamás renunciará al cargo.

En la propia misiva, dada a conocer a los medios de comunicación por el abogado defensor de Castillo, el expresidente exhortó a militares y policías a suspender la represión de las manifestaciones que exigen elecciones generales y su liberación, y que han dejado siete muertos y decenas de heridos.

En otro punto,  en la audiencia de apelación contra la detención preliminar, Castillo dijo que exhortaba «a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional que depongan las armas y que dejen de matar a este pueblo sediento de justicia”.

Al dirigirse a la nombrada sucesora y quien ocupaba el cargo de vicepresidenta bajo su administración, el depuesto presidente dijo: «señora Dina, mire el lugar que ocupa, la hago responsable a usted y a todo su circulo que la acompaña del feroz ataque a mis compatriotas, hago un llamado al pueblo organizado a seguir alerta y optimista».

El presidente reafirmó lo dicho en una comunicación de la víspera en relación con su condición de preso: «estoy injusta y arbitrariamente detenido, no estoy por ladrón, por violador, ni corrupto ni matón», agregó en una audiencia virtual judicial que evalúa una apelación a su detención preliminar de siete días.

Castillo, quien llegó a la Presidencia de la mano de Perú Libre, expresó que «nunca he cometido delito de conspiración ni rebelión».

La vicepresidenta Dina Boluarte asumió la jefatura de Estado, tras la destitución exprés por parte del Congreso y, de inmediato se iniciaron protestas en todo el país.

Las violentas manifestaciones contra Boluarte persisten con numerosas carreteras bloqueadas en 13 de las 24 regiones del país, según un balance de la policía, aunque el dato más significativo son el saldo, hasta ahora, de los muertos producto de la represión policial.

Tomado de RT y Telesur / Ilustración de portada: Adán Iglesias.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: