Amnistía Internacional pide cese inmediato de represión en Perú

Amnistía Internacional (AI), subrayando el impacto negativo de la respuesta militarizada a la crisis en Perú, pide el cese inmediato de la violencia estatal.

“Ante la evidencia del impacto negativo de la respuesta militarizada a la actual crisis en el Perú, demandamos el retiro de las fuerzas militares del control de protestas mientras no se pueda asegurar que quedarán sometidas al mando civil y que actuarán dentro de un marco de derechos humanos sin hacer uso ilegítimo de la fuerza y de armas letales”, indicó el lunes la directora para las Américas de AI, Erika Guevara, en un comunicado.

En este sentido, agregó que después de que declarara el estado de emergencia a nivel nacional, el 15 de diciembre, la ONG ha recibido continuamente denuncias de violaciones a derechos humanos por las fuerzas militares y policiales durante las manifestaciones, incluidos “el uso excesivo de la fuerza y privaciones de la libertad sin respetar el debido proceso hasta la tortura”.

La funcionaria denunció que la forma de la intervención de los agentes policiales y militares ofende los estándares internacionales de derechos humanos y puede agravar la crisis en curso.

Mediante la misma publicación, la directora de la Organización pro derechos humanos en Perú, Marina Navarro, lamentó que las autoridades peruanas le están dando la espalda a los ciudadanos tras enviar a las fuerzas del orden para que resuelva el problema con represión en vez del diálogo.

Exigimos el cese inmediato del uso excesivo de la fuerza por parte de todas las fuerzas estatales y la búsqueda de una salida urgente, a través del diálogo, que detenga la escalada de violencia y prevenga la muerte de más personas”, destacó.

El organismo, también, pidió que hagan una investigación pronta, imparcial y oportuna, y que identifiquen todas las responsabilidades por las violaciones de derechos humanos fruto de la represión.

Después de que el ahora depuesto presidente peruano Pedro Castillo fuera destituido el 7 de diciembre y Dina Boluarte asumiera la presidencia, las calles de Lima (capital) y de otras zonas del país viven violentas protestas que piden la renuncia de la nueva mandataria, el cierre del Congreso y la convocatoria de una constituyente.

Pedro Castillo, quien está en prisión preventiva, acusado de rebelión por ordenar la disolución del Congreso y el reordenamiento de la rama judicial, ha asegurado que EEUU está detrás de la represión y la masacre de los manifestantes por parte de fuerzas militares.

Tomado de HispanTV / Foto de portada: AFP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: