México descarta romper relaciones con Perú y nombra a un encargado en su Embajada

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este miércoles que su país decidió no romper relaciones con Perú, luego de que Lima declarara ‘persona non grata’ y expulsara al embajador mexicano, Pablo Monroy.

«La Secretaría de Relaciones Exteriores ha decidido no romper relaciones, entre otras cosas, porque necesitamos mantener nuestra Embajada para dar protección a los mexicanos que radican, que trabajan, que viven en Perú», indicó el mandatario en su conferencia de prensa matutina .

En este sentido, señaló que, tras la expulsión de Monroy, las autoridades mexicanas nombraron a un encargado de la Embajada y seguirán «pendientes de los acontecimientos en el Perú».

López Obrador lamentó y calificó de «arbitraria» la medida tomada contra Monroy, pero indicó que actuarán de forma contraria a lo que ha hecho Perú: «Nosotros no vamos a expulsar a nadie, no lo hemos hecho y no se va a hacer».

Sobre la situación del embajador, el mandatario sostuvo que desde su Gobierno le han pedido que «regrese pronto» a México. «Lo que más nos importa es cuidar su integridad y la de su familia», destacó.

En su alocución, el presidente anunció que ya arribaron a su país Lilia Paredes, esposa del destituido mandatario de Perú Pedro Castillo, y sus hijos Arnold y Alondra, a quienes se les otorgó asilo y permanecían en la Embajada de México en Lima.

Dijo que también pudieron salir de Perú un gran número de turistas mexicanos que visitaban ese país y que se están haciendo los trámites para que puedan salir todos los que deseen hacerlo.

«Un gobierno muy cuestionado»

López Obrador se refirió nuevamente a la crisis política y social por la que atraviesa Perú. Así, señaló que la administración de la nueva presidenta, Dina Boluarte, es «un gobierno muy cuestionado en su conjunto, por su proceder».

Según explicó el mandatario, ese cuestionamiento se debe, sobre todo, «por optar por la represión y no buscar al conflicto de Perú una salida mediante el diálogo y con el método democrático de convocar a elecciones lo más pronto posible».

Para el presidente mexicano, la situación de inestabilidad política «afecta, fundamentalmente, al hermano pueblo de Perú».

«Sabemos distinguir muy bien entre lo que es el pueblo de Perú, que es un pueblo hermano y la actitud de la llamada clase política, de los grupos de poder económico y político de Perú, que son los que han mantenido esa crisis en ese país por sus ambiciones», enfatizó.

Tomado de RT / Foto de portada: Gettyimages.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: