“En 2022 Biden mantuvo la política de máxima presión de su antecesor Trump”, denuncia canciller de Cuba

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, denunció hoy que en 2022 el gobierno del presidente de Estados Unidos, Joseph Biden mantuvo la política de máxima presión de su antecesor Donald Trump, dirigida a hacer colapsar la economía en la nación antillana y estimular acciones desestabilizadoras.

A través de la red social Twitter, el canciller afirmó que esa estrategia estuvo acompañada de operaciones de desinformación para intentar culpar a Cuba del impacto de las políticas del gobierno estadounidense, inhumanas y de abuso.

En otro mensaje, Rodríguez Parrilla destacó el aislamiento de esa posición de Washington, que se evidencia en el creciente llamado internacional a que se ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por ese gobierno a Cuba.

Asimismo, mencionó la inclusión arbitraria de la mayor de las Antillas en una lista de Estados patrocinadores del terrorismo, la cual impone un estigma sobre las entidades e instituciones cubanas y dificulta las transacciones financieras y comerciales, así como las posibilidades de pagos y créditos.

Esa política genocida hace sufrir a la población de la isla, indicó el titular de Relaciones Exteriores, y resaltó la digna resistencia del pueblo cubano.

Recientemente, en el mes de noviembre, la comunidad internacional respaldó en la Asamblea General de Naciones Unidas (AGNU) el reclamo de Cuba por el cese del bloqueo estadounidense, con 185 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones.

Autoridades de la nación caribeña han denunciado que el gobierno de Estados Unidos persiste en ignorar ese resultado, y ha recrudecido el cerco a niveles sin precedentes, aplicando una política de asfixia económica para buscar deliberadamente el colapso del país.

De acuerdo con cifras oficiales, entre los meses de agosto de 2021 y febrero de 2022, el bloqueo causó pérdidas a Cuba de 3 806.5 millones de dólares, récord para un periodo de siete meses.

Los daños acumulados durante las más de seis décadas de aplicación de esa política hostil ascienden a 154 217.3 millones de dólares, lo que al valor del oro en el mercado internacional serían perjuicios por más de un billón 391 111 millones.

Tomado de Cubadebate / Foto de portada: Cubadebate.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: