«Es una venganza política en mi contra»: Pedro Castillo declara su inocencia ante la Justicia peruana

La Suprema Corte analiza la apelación del mandatario destituido para revocar la prisión preventiva de 18 meses que le fue impuesta tras su detención.

El presidente destituido de Perú, Pedro Castillo, sostuvo una audiencia virtual este miércoles ante la Suprema Corte, en la que se evaluó su solicitud de revocar la prisión preventiva que le fue impuesta el pasado 15 de diciembre, tras ser acusado de los delitos de sedición, abuso de autoridad y grave perturbación de la tranquilidad pública, informó el Poder Judicial.

Durante la comparecencia, Wilfredo Robles, abogado defensor, sustentó la petición de revocar la medida cautelar argumentando que el antejuicio político no fue llevado a cabo correctamente porque se hizo en un solo día. El reglamento del Congreso estipula que este proceso debe durar al menos dos semanas. Se trata de una situación en la que, según señaló, se incumple el derecho.

Castillo toma la palabra

Por su parte, Castillo sostuvo su inocencia ante los cargos que se le imputan y aseguró que la prisión preventiva que le fue impuesta solo ha servido para polarizar al país. «Yo jamás he cometido un delito de rebelión. No me he levantado en armas ni he llamado a levantar en armas. Quien sí se ha levantado en armas es el Gobierno [actual] teniendo como saldo más de 20 desaparecidos y más de 200 heridos», comentó.

Asimismo, el mandatario depuesto señaló que tampoco es responsable del delito de conspiración y aseguró que, si alguien es culpable de dicho cargo, es el actual Congreso de la República y otras instituciones, a quienes acusó de urdir un plan para derrocarlo.

Todo lo que se viene haciendo en mi contra, es parte de una venganza política, orquestada por haber chocado con intereses de grupos de poder económico y mediático», enfatizó Castillo.

Luego de escuchar los alegatos de las partes, el juez San Martín dictaminó que el recurso de apelación será resuelto inmediatamente, una vez la resolución sea debatida y votada por los ministros de la Suprema Corte.

Pedro Castillo fue detenido luego de que anunciara la disolución del Congreso y declarara un «gobierno de excepción el pasado el pasado 7 de diciembre, fecha pactada por el Legislativo para debatir una moción de vacancia».

Tomado de RT / Foto de portada: AP.

 
 
 
 
 
 
 
 

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: