Imágenes inéditas muestran a bolsonaristas destruyendo el palacio presidencial en Brasilia

Más de una semana después del violento asalto por parte de bolsonaristas radicales al Palacio de Planalto, sede presidencial en Brasilia, Brasil, nuevas imágenes de las cámaras de seguridad del edificio muestran cómo se ensañaron los manifestantes con el patrimonio histórico. 

Las grabaciones divulgadas por el conocido programa Fantástico, de O Globo, muestran a un bolsonarista lanzando un extintor contra una de las ventanas de la planta baja. Al no conseguir su objetivo, tira otro extintor contra el vidrio. 

También se ve a manifestantes tirando abajo las cortinas del palacio y rompiendo el cristal de una mesa, con documentos históricos en el interior. 

Después, se observa a otro hombre, que lleva una camiseta con el rostro del expresidente Jair Bolsonaro, destrozando el reloj que llevó a Brasil el rey João VI de Portugal en 1808, y que fue un regalo de la corte del monarca francés Luis XIV. 

El bolsonarista radical va en busca de un extintor para intentar, varias veces sin éxito, romper la cámara de seguridad que graba su acción. 

En Planalto, tampoco se salvaron el cuadro de ‘Las mulatas’, del pintor Di Cavalcanti, que los manifestantes perforaron al menos seis veces; la galería histórica de fotos de los presidentes en el vestíbulo, o la pintura ‘Bandeira do Brasil’, del artista Jorge Eduardo. Todo quedó hecho añicos.

El valor de los destrozos todavía es incalculable y la lista incluye cuadros, esculturas, vidrios, puertas, ventanas, ordenadores, televisores y todo tipo de mobiliario de estos edificios de corte futurista, proyectados por el célebre arquitecto Oscar Niemeyer. 

«Mucha gente connivente»

El presidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva dijo la semana pasada que está convencido de que la Policía y los militares dejaron que los manifestantes invadieran la sede presidencial. 

«Estoy convencido de que la puerta del Palacio del Planalto se abrió para que la gente entrara porque no hay ninguna puerta rota. Significa que alguien facilitó su entrada. Vamos a investigar con mucha calma y ver qué pasó realmente«, destacó.

Y continuó: «Hubo mucha gente connivente. Hubo muchos miembros de la Policía conniventes, muchos miembros de la Fuerzas Armadas aquí dentro conniventes».

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco) anunció un acuerdo con el Gobierno de Lula para ayudar en el trabajo de recuperación del patrimonio. 

Marlova Noleto, directora de esta oficina de la ONU en Brasil, recordó que Brasilia integra desde 1987 la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, reconocimiento que engloba la Explanada de los Ministerios y la Plaza de los Tres Poderes, donde tuvieron lugar los ataques.

«Robaron un conjunto de plata que recibí en una embajada (…) no eran solo vándalos, eran ladrones», comentó Janja, nombre como se conoce a Rosangela da Silva, pareja del presidente. 

Tomado de RT / Foto de portada: TV Globo.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: