La clase trabajadora ecuatoriana dice no al gobierno y al FMI

Por Liset García* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Muchas razones asisten a los trabajadores ecuatorianos para movilizarse en reclamo de sus derechos, frente a las políticas neoliberales que intentan poner instituciones públicas en manos privadas, por exigencias del FMI, que endeuda y pone al país a merced de unas pocas personas, de los bancos y de las transnacionales.

La situación ha llevado al Frente Unitario de los Trabajadores (FUT) de Ecuador a convocar a una movilización masiva prevista para el 19 de enero, con la idea de oponerse a las reformas que impulsa el Gobierno en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que lacera la continuidad del modelo público y las condiciones de vida de la población.

En concreto el gobierno de Guillermo Lasso pretende escamotear los fondos de pensiones y privatizarlos, para dejar en bancarrota a los jubilados. De ahí que la protesta obrera exigirá que se respete la seguridad social.

A ese acuerdo llegaron más de 200 representantes de organizaciones sindicales, sociales y de jubilados los que programaron en una convención nacional reunida en Quito el pasado sábado, un conjunto de acciones, para conformar varios frentes de defensa que articulen a todos los sectores laborales y organizaciones sociales.

El presidente de la FUT, José Villavicencio, también directivo de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), aseguró que “los trabajadores crearán los frentes defensa del IESS en todo el país», y harán frente común con todos los que quieren recuperar la seguridad social y liberar ese sistema de las mafias, de los corruptos y de los gobiernos de turno. “Hemos dicho que el IESS no puede seguir siendo un botín político, ni caja chica de ningún Gobierno”, según publicó la cadena multiestatal Telesur.

En su cuenta de Twitter, el líder sindical, @JoseVillavicenF, confirmó que el 19 de enero será la Gran Jornada de Movilización que servirá también para exigir a la Asamblea nacional que apruebe el Nuevo Código Laboral.

Por su parte, la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones sindicales Libres, hizo un llamado a la unidad de los trabajadores y las trabajadoras en todo el país, con el objetivo de defender el IESS en todas las provincias, con la participación de otras organizaciones sociales.

Esa Confederación señala la incapacidad del gobierno para resolver los problemas del país, combatir la delincuencia, el narcotráfico y la corrupción, y solo da como única respuesta sea la represión y violencia frente al pueblo que quiere salir en defensa de la vida y el trabajo.

En la convención del 14 de enero pasado los dirigentes destacaron que hace más de un año presentaron a los asambleístas el Proyecto de Código Orgánico del Trabajo, y la Asamblea Nacional aún no lo ha discutido.

El llamado no solo es a convocar a una jornada de resistencia el 19 de enero con una Gran Movilización a nivel nacional, en fábricas, calles y plazas, en el campo y la ciudad, sino a desconocer la Comisión Ciudadana que el Gobierno de Lasso ha conformado para representar al FMI y a los grupos de poder, y no al pueblo, al que dice que defiende y protege, solo de dientes para afuera.

La movilización que se avecina pondrá a prueba una vez más cuánto puede la fuerza trabajadora si de la defensa de sus derechos se trata.

(*) Periodista cubana. Colabora con Resumen Latinoamericano.

Foto de portada: @prensaceosl.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: