Brigada médica cubana y una historia de altruismo con el pueblo saharaui

Altruismo y sacrificio son dos vocablos que resumen la labor de la brigada médica de Cuba en la atención de pacientes en el Hospital Nacional de Rabuni, en pleno desierto.

En una zona donde son frecuentes los sirocos, esos vientos que levantan nubes de arena, 17 especialistas de salud de la isla caribeña prestan servicios en uno de las zonas de campamentos de refugiados saharauis en Rabuni, en territorio de Argelia, cerca de Tindouf.

Al igual que otras Wilayas (provincias) como Dajla, Smara y El Aaiún, de las cuales Rabuni juega un papel de capital, reproducen los nombres de los auténticas regiones del Sáhara Occidental ocupados por Marruecos.

“Atendemos entre 2 500 y 3 000 pacientes mensualmente, y nuestros médicos lo vienen haciendo desde 1976 de forma ininterrumpida, con mucho amor y entrega, si bien las condiciones son bastante complejas”, comentó a Prensa Latina el doctor Omar Ochoa Santiesteban, jefe del grupo cubano actualmente aquí.

Es un servicio altamente exigente, con poco descanso y una demanda extraordinaria; hacen los cubanos lo posible y lo imposible; y cuando es más allá de sus posibilidades técnicas o logísticas, remitimos a los pacientes a Tindouf, declaró por su parte el doctor Hafdal-La Elkori, director general del centro de salud.

Especialistas en Ortopedia, Medicina General, Ginecología y Obstetricia, Pediatría, Imagenología y Enfermería comprenden las responsabilidades de los 17 miembros de la brigada de Cuba, encargada también de cirugías y natalidad. Trabajan durante tres años consecutivos, -con vacaciones intercaladas-, cuando cambian el personal.

El Hospital Nacional de Rabuni es la institución de referencia para la atención especializada en el Sistema de Salud de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Sin embargo, en no pocas ocasiones, la atención hace más tensa la labor de sus expertos, como en diciembre cuando pasaron por sus salas 7 477 casos.

Médicos cubanos en Rabuni. Foto: Prensa Latina.

Hepatitis, enfermedades digestivas, brotes infecciosos con cuadros de diarreas, asma y padecimientos respiratorios, junto con desnutrición y malnutrición, son los principales problemas a los que se enfrentan los encargados de la salud en Rabuni.

La resistencia a la lactancia materna es un fenómeno al que nos enfrentamos y es causa fundamental de muchas enfermedades que pudieran ser evitables, reconoció a Prensa Latina el doctor Ericson Bertot Carballo, pediatra.

Estamos haciendo un trabajo profundo de convencimiento y sensibilización con el tema dentro de la comunidad saharuí”, reconoció el doctor Bertot Carballo.

A su turno, el doctor Hafdal-La Elkori y su colega Ochoa Santiesteban, recordaron a Prensa Latina la difícil etapa que resultó el enfrentamiento al Covid-19 en estos parajes. “Nos afectó el triple que a otras zonas, porque ingresaban personas a los campamentos apenas con test de antígenos sin más, y podían ser portadores del virus”, acotaron.

Al mismo tiempo, tuvimos déficit de oxígeno, aunque al final registramos 2 148 casos positivos con 90 fallecidos y 2 058 recuperados aquí, destacó el doctor Elkori.

Médicos cubanos en Rabuni. Foto: Prensa Latina.

Tomado de Prensa Latina / Foto de portada: Prensa Latina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: