Gobierno de Cuba aprieta el paso con objetivos priorizados

Por Orlando Oramas León (*)/ Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, definió acciones y objetivos priorizados que marcarán la agenda gubernamental en las próximas semanas y fueron definidos en el primer Consejo de Ministros del año.

Fue una reunión del gabinete convocada por el jefe de Estado y conducida por el primer ministro, Manuel Marrero, en la que se perfilaron tareas inmediatas como el mejoramiento de los abastecimientos a la población y la contención de la inflación.

Tales propósitos serán el centro de recorridos por provincias que el propio jefe de Estado encabezará junto a directivos gubernamentales y dirigentes del Partido Comunista.

Díaz-Canel llamó, además, a diseñar una política integral de atención al sector no estatal de la economía, en fase de crecimiento y de necesario encadenamiento productivo con las empresas estatales.

En la continuación del enfrentamiento a la Covid-19, el gobernante instó a profundizar el trabajo a distancia, el teletrabajo y en las tramitaciones digitales y no presenciales. Resultan modalidades en las que se mejoró durante la pandemia de la Covid-19, pero hemos ido retrocediendo, reconoció el jefe de Estado.

Entre los temas prioritarios está avanzar en nuevos conceptos respecto a la ejecución de los presupuestos municipales y el desarrollo territorial bajo la conducción de los ministerios de Economía y Planificación, y de Finanzas y Precios, dijo el gobernante.

Se trata de conseguir la autonomía y creciente autosuficiencia de esos territorios, que van de la mano de planes productivos y sociales locales, y del perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular.

Atención priorizada también tendrá la actualización de los programas sociales de la Revolución y el replanteo de varios conceptos de la Política de la Vivienda, a partir de las exigencias que nos están haciendo políticas públicas por desarrollar, «sobre todo hacia los jóvenes», apuntó Díaz-Canel, según el sitio web de la Presidencia de la República.

El gobernante subrayó que entre las urgencias está el diseño de los mecanismos de control popular para abordar la subida de los precios, de alta sensibilidad en la población, y del enfrentamiento a la corrupción.

Adelantó que durante el año se estará desarrollando un conjunto de procesos políticos importantes, en los que deben concretar los acuerdos del Octavo Congreso del Partido Comunista (PCC), efectuado en abril último.

Refirió entre los procesos en marcha la consulta popular del Código de las Familias que inicia este 1 de febrero en toda la geografía del archipiélago cubano.

Este no es el Código del matrimonio igualitario, precisó, es un Código emancipador que resuelve todo un conjunto de problemáticas que hay a nivel social en el país. «Es un Código de pluralidad, que reconoce a todas las familias, a todos los tipos de familias que existen en Cuba, y los problemas asociados a su desarrollo», remarcó. 

Aseguró que durante 2022 se afianzará el trabajo en los barrios vulnerables, con la participación de sus habitantes. Independientemente de lo que avanzamos el pasado año en esas comunidades con acciones físicas para mejorar infraestructuras y resolver problemas materiales acumulados, hay que trabajar más en lo espiritual, en lo emocional, subrayó.

 

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Visita del Presidente Díaz-Canel a Las Tunas/ Ángel Luis Batista/ Archivo. 

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.