Prensa cubana expresa satisfacción del regreso a las redes de nuestro medio Cuba en Resumen

Desde diferentes medios de prensa y amigos solidarios de distintas partes del mundo hemos recibido una enorme ola de solidaridad ante la censura impuesta por el servidor de nuestra web alojado en Canadá impuso sobre nuestra Corresponsalía ante las injustas leyes del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por Estados Unidos hace 60 años.  Aquí una muestra de ello con dos notas publicadas en periódicos cubanos sobre lo sucedido.

Pese a bloqueo de Estados Unidos, Cuba en Resumen de vuelta/ / Prensa Latina

El sitio web de la corresponsalía en Cuba del periódico argentino Resumen Latinoamericano está de vuelta, trataron de borrarnos y solo lograron multiplicar la solidaridad y los lectores, afirmó hoy Graciela Ramírez, su editora jefa. 

Volvemos al camino con la adarga al brazo, para multiplicar la verdad que pretenden silenciar, expresó la periodista argentino-española residente en esta capital a Prensa Latina.

Nuestro equipo trabajó sin parar durante 11 días, dijo Ramírez al explicar que fue necesario rediseñar la página digital.

“Ya logramos recuperar nuestros archivos del 2012 al 2022, que es nuestra memoria y nuestro patrimonio más importante”, subrayó.

Nuestras portadas, los periódicos y suplementos impresos son como una instantánea de las luchas, avances, retrocesos y victorias de nuestra América morena, comentó.

Quisieron borrarnos de cuajo –añadió la periodista-, y solo lograron despertar una inmensa solidaridad hacia nuestro medio, obligarnos a tomar recaudos de seguridad y aumentar nuestros lectores.

Ramírez gradeció el apoyo que recibió de la Unión de Periodistas de Cuba, Prensa Latina y todos los medios en la isla, así como “aquellos con los que estamos asociados en la batalla por un periodismo veraz y contrahegemónico”.

Tal como lo denunciaron, el pasado 27 de enero la web fue silenciada arbitrariamente por el servidor Lino de Canadá, en el que se hospedó por más de un año.

“Dos días antes emitieron un único mensaje por correo electrónico -que no pudimos leer ya que fue spam-, en el que nos daban 48 horas para irnos. Igual que un desalojo forzoso”, señaló.

El mensaje emitido sin pudor alguno, pone al desnudo el carácter extraterritorial del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, la obediencia, la hipocresía y el doble rasero de quienes hacen gala de paladines de la libertad de prensa y el derecho a la información, apuntó entonces.

Esos -añadió- “se inclinan sumisos ante la ilegalidad del bloqueo más cruel y despiadado de la historia contra un país, sobre el que se miente constantemente para intoxicar a la opinión pública”.

Un comunicado a los lectores publicado en el sitio  advirtió: “Nos dieron un golpe duro, como cuando asaltan una casa por completo o un tornado arrasa con todo». Pero «no contaban con la enorme solidaridad recibida dentro y fuera de Cuba, ni nuestra capacidad para levantarnos y volver con más fuerza y mejor que antes”, concluyó el texto.

El silencio y la censura como premio para quienes defienden a Cuba / Por Raúl Antonio Capote/ Granma.

El pasado 27 de enero, mientras la corresponsalía en La Habana de Resumen Latinoamericano-Cuba realizaba su labor cotidiana para la web: htpps://cubaenresumen.org, la página quedó silenciada.

A los pocos minutos, en la redacción comenzaron a recibir mensajes por WhatsApp de amigos y lectores que no podían acceder al sitio.

«De inmediato nos comunicamos con el servidor que se hospeda en Canadá, preguntando lo que ocurría, ya que tampoco teníamos acceso a los datos», informó en un comunicado Cuba en Resumen.

La respuesta dada por los censores fue la siguiente: «Hola: Nos hemos percatado de que esta cuenta puede estar siendo utilizada en conexión con un país que está sujeto a las leyes de embargo de EE. UU. Esto es una violación de los Términos de servicio de Linode y, como tal, debemos pedirle que deje de hospedar con nosotros».

Y agregaron: «Gracias por su comprensión. Tendrá 48 horas a partir de este aviso para hacer una copia de seguridad de sus datos y/o migrar a otro proveedor de servicios antes que su cuenta esté cancelada».

La corresponsalía en Cuba del medio argentino no había incurrido en ninguna falta, no violó ninguno de los acuerdos del contrato establecido con Linode, los pagos estaban al día. El gran pecado del medio de información, con una trayectoria de más de tres décadas, con corresponsalías en Brasil, Estados Unidos, Perú y Venezuela, fue defender a la Isla insumisa.

«Los que trabajamos en Cuba somos testigos de la crueldad de la guerra económica de Estados Unidos contra la Isla. Lo vivimos a diario en nuestra vida cotidiana, en nuestras casas y en el trabajo que desarrollamos», agregó Graciela Ramírez, jefa de la corresponsalía en La Habana.

No es la primera vez que intentan silenciar a Cuba en Resumen. En marzo de 2020, al comienzo de la pandemia, cuando daban cobertura al arribo del crucero inglés MS Braemar, que navegaba en aguas del Caribe sin poder atracar en ningún puerto por tener numerosos casos de la COVID-19, sufrieron una agresión similar.

La compañía que realizó la vil acción en aquella oportunidad fue SiteGround, que aún hoy no permite acceder a ninguno de los sitios web hospedados en ella desde Cuba.

Esta acción de censura es un ejemplo más de la extensión y profundidad del bloqueo económico, comercial, financiero e informativo que el Gobierno de EE. UU. ejerce contra la Mayor de las Antillas. Es una muestra del esfuerzo de los enemigos de la Revolución Cubana por dominar la información y ejercer una marcada influencia sobre lo que se lee, escucha y ve en y desde el archipiélago.

Las redes sociales Twitter, Instagram y Facebook proceden casi de oficio a invisibilizar publicaciones que muestran apoyo al pueblo cubano y su épica resistencia.

Las páginas oficiales y las cuentas de los medios de información de la Isla en las redes sociales han sido objeto de ciberataques con el fin de silenciarlas.

Desde que el expresidente Donald Trump derogó la llamada «directiva presidencial 20», un documento confidencial firmado por Obama, normativa que obligaba al Pentágono y a las agencias de inteligencia a obtener el visto bueno de otros departamentos del Gobierno antes de lanzar ataques cibernéticos, la puerta quedó abierta para hacer cualquier tropelía.

Entre los blancos preferidos está Cuba. Silenciar la voz de su pueblo y la de sus amigos, para poder difamar y mentir con impunidad sin contraofensiva, para construir una falsa realidad que la deje desarmada ante sus enemigos es el fin de estas acciones.

Todo aquel que se enfrenta a los ejércitos mediáticos del imperio recibe como «premio» a la insumisión, la censura y el silencio.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.