La emigración, un arma de EEUU contra Cuba

Por Orlando Oramas León * / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Estados Unidos incumple los acuerdos migratorios comprometidos con Cuba, y al propio tiempo alienta la emigración ilegal desde la isla, a cuya población intenta asfixiar con el bloqueo económico, comercial y financiero.

Resulta la opinión de Daniel Quintana, funcionario del Departamento General de Estados Unidos en la cancillería cubana, expresada en diálogo con el sitio digital Cubadebate.

Es un asunto que afecta a terceros países y tiene implicaciones para la vida y  seguridad de quienes apuestan por esos caminos, señala Quintana.

El fenómeno funciona cual un círculo vicioso que tiene como punto de partida el cierre de las actividades del Consulado estadounidense en La Habana, con lo que Washington dejó de atender desde hace varios años su compromiso de garantizar un mínimo de 20 mil visas anuales.

Por el contrario, en los últimos cuatro años EEUU otorgó como promedio apenas cuatro mil visas para inmigrantes cubanos anualmente,  amén de poner todo tipo de obstáculos para que los ciudadanos de la isla puedan comparecer ante las autoridades consulares de la nación norteña.

El obligatorio traslado de los cubanos hacia un tercer país para solicitar una visa, sin garantías de completar sus trámites o recibir respuesta positiva, encarece estos servicios y lleva a muchos ciudadanos a optar por vías ilegales o inseguras para poder ingresar a los Estados Unidos.

Desde 2018 la administración del republicano Donald Trump suspendió los diálogos en materia migratoria con Cuba, una decisión que acompañó en su momento la llegada de Mike Pompeo al Departamento de Estado, y de John Bolton y Mauricio Claver-Carone al Consejo de Seguridad Nacional.

Cualquiera pudiera pensar que ello es historia pasada, pero lo cierto es que el gobierno del presidente demócrata Joe Biden mantuvo la misma postura obstruccionista, aunque en los últimos días desde la capital estadounidense se habla del hipotético envío de personal consular a La Habana.

El diplomático cubano subraya que el Departamento de Estado no ha comunicado nada al respecto, y recordó que el actual presidente rompió respecto a Cuba sus promesas de la campaña electoral que le llevó a la Casa Blanca.

Para la subdirectora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Johana Tablada, la política oficial de EEUU ha sido utilizar el delicado asunto migratorio cual arma de su amplio arsenal contra la Revolución cubana.

Como parte del bloqueo, ese accionar va dirigido a culpar a Cuba por las consecuencias, muchas veces fatales, de esa política.

“No ha faltado la alerta, ni el uso de los canales diplomáticos, para trasladar al gobierno de Estados Unidos la importancia que tendría actuar con responsabilidad en este tema y volver a la mesa de conversaciones”, declaró recientemente Tablada en comparecencia televisiva.

La importancia del diálogo migratorio lo confirma el aumento de actividades ilegales entre las costas de ambos países. En el último año al menos 38 personas, entre ellos 33 cubanos y cinco extranjeros, fueron detenidas en Cuba por tráfico de personas, una actividad ilícita en aumento.

«Las Tropas Guardafronteras registran, desde inicio del año 2021 hasta la fecha, la captura de 20 lanchas rápidas infractoras», señaló un reporte del Ministerio del Interior, que detalla las detenciones de «33 cubanos radicados en el exterior, cuatro mexicanos y un estadounidense».

Además, en 25 días del mes de enero de 2022 fueron capturadas tres lanchas rápidas y arrestados siete traficantes de personas, añade el informe, divulgado por el diario Granma.

La fuente consignó que «desde mediados del año pasado, se registra un incremento del número de operaciones de tráfico de personas organizadas en Estados Unidos, y con destino a ese territorio».

Al respecto Quintana informó que en el último año la Guardia Costera de la vecina nación norteña devolvió a Cuba más de un millar de quienes intentan cruzar el Estrecho de la Florida en frágiles e inseguras embarcaciones, con saldos fatales

Las cifras de repatriados aumentaron en los últimos meses, a despecho de la estación invernal, cuando más difíciles están las condiciones de navegación y meteorológicas en esa ruta marítima.

Se trata de un arma inhumana la que emplean las autoridades estadounidenses. Atizan las dificultades económicas en la isla y al propio tiempo obstaculizan el flujo migratorio acordado, subrayó el diplomático caribeño.

Es por ello que otros migrantes salen legalmente por vía aérea y buscan llegar a EEUU por rutas irregulares de Centroamérica y México.

«El incumplimiento por el gobierno de los Estados Unidos de los acuerdos migratorios entre ambos países, sus acciones para obstaculizar el viaje directo y el reforzamiento del bloqueo económico incentivan la migración ilegal», concluyó en el programa radio-televisivo Mesa Redonda, el  director de Asuntos Consulares y de Cubanos Residentes en el Exterior de la Cancillería, Ernesto Soberón.

Durante su intervención Soberón subrayó que ese flujo irregular no solo afecta a Cuba, sino también a los países de tránsito, donde, además, esos ciudadanos cubanos se convierten en víctimas de delincuentes dedicados al tráfico de personas.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: EFE.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.