Uruguayas a la calle este 8 de marzo en reclamo de respeto a sus derechos

Por Liset García * / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Por el Día Internacional de la Mujer, las uruguayas se preparan para un paro nacional, convocadas por la central sindical PIT-CNT, y los movimientos feministas, los que han insistido en que participen solo mujeres para que no se interrumpan los principales servicios y se asegure la concurrencia a las diferentes manifestaciones previstas en todo el país.

Así se dio a conocer en la convocatoria en la que, por ejemplo, la Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte resolvió no detener los servicios de ómnibus, y asegurar la asistencia a la manifestación del 8M, que partirá a las 18.00 horas desde la plaza Libertad en Montevideo.

Por otro lado, el Sindicato del Taxi decidió que quienes paren sean solo las mujeres afiliadas, por lo que habrá servicio de taxímetro. En el caso de la educación, los sindicatos de docentes resolvieron un paro de 24 horas de mujeres.

Por su parte, la Federación de Funcionarios de la Salud Pública se adhirió al paro general, con las correspondientes guardias en los servicios de emergencia y urgencia. El Sindicato Médico, en tanto, convocó a las mujeres médicas a participar.

Asimismo, el sindicato bancario planea paro de mujeres, y varias empresas públicas también solicitaron a las mujeres parar, y sumarse tanto a la manifestación en el centro de Montevideo como a las actividades locales en el interior del país.

En un comunicado de la Intersocial Feminista se reclama la reinstalación del diálogo entre Estado y sociedad, para resolver los dilemas pendientes en cuanto a la violencia cruenta hacia las mujeres, como son los casos “de violación grupal, la violencia sexual perpetrada por fuerzas de seguridad que deberían brindarnos protección, los femicidios que no cesan, la violencia transfóbica y los abusos sexuales hacia nuestros hijos e hijas”, muestra del contexto que pone en riesgo sus vidas.

En el texto se denuncia que las mujeres viven en peligro en Uruguay por la violencia machista, que es “la expresión más crítica de una sociedad profundamente desigual que coloca a las mujeres y disidencias como ciudadanías de segunda, sometidas a múltiples discriminaciones, violencias y explotación».

La proclama de la Intersocial Feminista, que será leída este martes, inicia con “»Estamos hartas», y enumera de qué están hartas: de «la doble moral, de la apropiación de nuestros cuerpos, de la falta de oportunidades, de la servidumbre doméstica disfrazada de matrimonio y/o amor maternal», así como de «las múltiples discriminaciones», «el clasismo y la superioridad moral de quienes se creen ‘gente de bien'» y de «la desigualdad estructural, patriarcal, racista, capitalista, heteronormativa».

A su vez, se reivindica el reconocimiento al lugar que han ocupado las mujeres «en la primera línea durante la pandemia llevando adelante las ollas populares» y las que salen a la calle «a denunciar la violencia patriarcal, machista, racista, clasista y transfóbica».

Además, el comunicado incluye varias exigencias para «desmantelar la cultura machista» y «atender los efectos más críticos de la discriminación de género».

También reclaman una educación en igualdad de género y la prevención de la violencia y explotación sexual, una justicia «que esté a la altura de las necesidades de las víctimas», «una respuesta policial» y «respuestas concretas» en vivienda, empleo, educación y sistema de cuidados.

Este 8M será una jornada especial en Uruguay, en reclamo de respeto a los derechos no reconocidos y en rechazo a la invisibilización que durante siglos han padecido las mujeres.

 

(*) Periodista cubana.

Foto de portada: LITCI.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.