Argentina: Frente a la cancillería miles manifestaron su repudio a la OTAN y Estados Unidos por su intervención en Ucrania

Por Leonardo Del Grosso.

En el mediodía del lunes 14 de marzo numerosas organizaciones populares marcharon hacia la cancillería argentina para repudiar a la OTAN, a los Estados Unidos y a las potencias que, en definitiva, son las que nos están usurpando nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y gran parte de nuestro territorio marítimo en el Océano Atlántico. Estas potencias, además, son las autoras de la “estafa de la deuda”, esa estafa que el gobierno de Alberto Fernández se empeña en “honrar”.

Estas potencias están conducidas y encabezadas por los Estados Unidos, que es quien usurpa el territorio cubano de la Bahía de Guantánamo, donde está la base yanki de tortura y experimentación con seres humanos.

Y estas potencias, oh casualidad, son las que iniciaron, hace ocho años, una guerra contra Rusia utilizando a Ucrania como plataforma. Desde entonces, casi 20 mil personas, en su mayoría civiles, han sido masacradas por la alianza anglo-nazi-sionista en la región del Donbás, en lo que constituyó una campaña de limpieza étnica al estilo de la que realiza todos los días el Estado Terrorista de Israel en las tierras ocupadas de Palestina.

(Cuanto menos y al pasar digamos que frente al amor fervoroso de los oligarcas judíos sionistas con los neonazis, el relato del “Holocausto Judío” resulta algo difícil de sostener para el Estado Terrorista de Israel. ¿No?).

Frente a esta situación de intolerable abuso, y luego de años de demostrar una paciencia insuperable, luego de soportar que se cometan rutinariamente graves crímenes contra la numerosa población rusohablante de Ucrania (matanzas, ejecuciones sumarias, torturas, bombardeo a ciudades, masacres de población civil -de la que el incendio de la Casa de los Sindicatos en Odessa en mayo de 2014, con decenas de personas adentro, sería uno de los ejemplos más atroces-, etc.); luego de soportar la violación absoluta y provocadora, por parte de Occidente y sus protegidos neonazis, de todos los Acuerdos de Minsk; luego de comprobar cómo Occidente realizó una enorme operación de bandera falsa para difamar a Rusia (derribo del avión de pasajeros del vuelo MH-17 -información sobre esto: parte I y parte II– en el que fueron asesinadas casi trescientas personas, en julio de 2014); luego de sufrir no sólo el “Imperio de las Mentiras” (como de manera exacta Putin ha definido al “Occidente Colectivo”), sino el “Imperio de los Crímenes” diría yo; luego de soportar esta guerra sucia constante contra los pueblos de la Federación de Rusia; luego de todo ello, Rusia tomó la decisión de defenderse de manera activa. No le dejaron otra opción.

Frente a toda esta situación el gobierno argentino no tiene ni siquiera una posición neutral sino que declara y declama su alineamiento con las sucias maniobras internacionales de Estados Unidos y la OTAN para criminalizar a Rusia (menos las comerciales, claro… No vaya a ser que pierdan plata…).

Es así como frente a la repudiable complicidad del gobierno argentino con el anglo-nazi-sionismo, un conjunto de organizaciones se movilizaron a la cancillería, para exigir al gobierno argentino una posición digna y para apoyar a las Repúblicas Populares de Lugansk y Donetsk, reconocidas por Rusia.

Aunque el apoyo claro y contundente hacia la Federación de Rusia no estuvo presente en las declaraciones, si hubo banderas rusas en el acto.

Es aquí donde yo me pregunto: ¿Qué postura tener frente a los que han asumido la responsabilidad, como Rusia lo ha hecho, de enfrentar al Mal Absoluto, ese Mal que pergeña y produce armas biológicas en la Ucrania ocupada por Occidente, ese mal que calcula como exterminar etnias completas o, más aún, a la mayoría de la Humanidad?

¡”Conspiracionismo”! gritarán los bobos de mente policial disfrazados de “demócratas” y de “sensatos” para desprestigiar a las voces de alarma e invisibilizar a la conspiración maligna. ¡Claro: los monopolios capitalistas, las grandes corporaciones, sus ideólogos maltusianos y eugenésicos, nunca conspiran! ¡Nunca! (si hay algo que es infinito, ciertamente, es la estupidez). Sin ir más lejos, como mínimo me pregunto para qué se hicieron las leyes anti-trust en Estados Unidos. Para enfrentar conspiraciones fantasma, supongo…

Pero aquí ya no se trata de conspiraciones comerciales para manipular el mercado, para constituir carteles que menejen los precios de manera oligopólica, sino de conspiraciones genocidas para exterminar a millones de personas o realizar operaciones de bandera falsa como el atentado al vuelo MH-17 de Malasian Airlines (¡y hay idiotas que celebran que Máxima es reina de Holanda!, estado que encubre el asesinato de sus propios ciudadanos como lo hace el sionismo en Argentina respecto del atentado a la DAIA-AMIA!!).

Lo concreto es que en Argentina alguien empieza a dar pasos en la dirección correcta: la de la solidaridad entre todos los que luchamos contra los “Exterminadores”. En esto se juega no sólo el destino de nuestra Patria, sino el de la Humanidad toda.

Y entre de esos “alguienes”, en el primer lugar, están los compañeros que hicieron esta actividad (que yo sepa, la primera en Argentina desde que Rusia comenzó su autodefensa y Occidente entró en pleno trance histérico), actividad para repudiar a los Estados Unidos y la OTAN. Compañeros que decidieron señalar la cobardía del gobierno argentino en este tema. Aplaudo esta iniciativa, a la que me sentí convocado y en la que estuve presente.

Lo concreto es que en la manifestación, donde acudieron miles de compañeros, hicieron uso de la palabra los integrantes de las diversas organizaciones convocantes, se quemaron los símbolos de la OTAN y de Estados Unidos, se exigió la libertad de los compañeros presos políticos Facundo Molares y los demás presos políticos y perseguidos, especialmente por las recientes manifestaciones contra el acuerdo con el FMI, y se hizo un minuto de aplausos por el “Pampa” Jorge Luis Ubertalli Ombrelli, muy querido compañero antiimperialista fallecido ese mismo lunes 14 de marzo.

Aquí, en estas manifestaciones contra los Estados Unidos y la OTAN, en las manifestaciones contra el acuerdo con los genocidas (porque el acuerdo con el FMI es un acuerdo con genocidas), en las luchas contra la penuria económica provocada por el saqueo oligárquico, está la conciencia nacional en desarrollo, madurando hacia el ejercicio pleno de la soberanía popular.

El MTR Histórico fue claro protagonista de la movilización frente a la cancillería, y claro protagonista de la luchas contra el FMI. Me pregunto ¿Será por eso que hoy nuevamente los persiguen, como en el 2009 lo hiciera el maldito “juez” Bonadío cuando se realizó una manifestación de repudio a “Buenos Aires celebra a Israel”? Recordemos que en ese momento Macri era el intendente de la ciudad de Buenos Aires.

Hay una verdadera conspiración infiltrada en todos los estamentos del Estado Argentino, más allá de “la grieta”: se llama Imperio Anglosionista. Son supremacistas y su culto es el dinero. Si tienes dinero “eres superior”, podría ser el axioma de su “credo”. No importa si eres ashkenazi o negro como Kamala Harris, “cristiano” como Biden, o “judío” como Blinken. Lo que importa es que “pertenezcas”, que seas parte de la camarilla de adoradores del dinero. Allí radicará el mérito de su “inteligencia”, esa “inteligencia” tan cara a ciertas identidades supremacistas.

Siendo cerca de las 14 horas del lunes pasado comenzó la desconcentración. Frente a la cancillería no parecían tantos los concurrentes, pero una vez que comenzaron a marchar los compañeros, largas columnas se vieron caminar por las calles de la zona. Miles que tenemos conciencia de que en el imperialismo, como enseñaba el Che, “¡no se puede confiar ni un tantito así, nada!” y que el correlato de esa actitud es denunciarlo y enfrentarlo.

Mientras tanto, a miles de kilómetros, los patriotas herederos de la Unión Soviética están salvando al mundo. Las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk y la Federación de Rusia continúan su campaña de desnazificación y desmilitarización de Ucrania.

La gratitud es una virtud. Ejerzámosla.

Tomado de Club Argentino de Periodistas Amigos de Cuba (CAPAC).

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.