Cuba es también la poesía de Silvio y la solidaridad de los amigos 

Por Dinella García Acosta.

Una carta, una reunión en Madrid, dos conciertos y un premio, donaciones y un contenedor. Hace unos días arribó a puerto cubano un contenedor de 40 pies lleno de medicamentos y material sanitario por un valor cercano a los 300.000 euros. 

Se escribe fácil y se recibe con todo el agradecimiento del mundo. Pero detrás de los antibióticos, antipiréticos y antiinflamatorios, guantes quirúrgicos y de exploración, sondas, mascarillas, epis, jeringas y pantallas faciales, se encuentra un trovador y un grupo de asociaciones en España, que viven y respiran por Cuba. 

La ayuda solidaria de Silvio Rodríguez, como se le ha llamado en estos meses, tuvo su origen en una carta que el cantautor enviara al coordinador de Medicuba en España, Francisco (Paco) Hernández.

En ella el músico le comunicaba a Medicuba la intención de donar los beneficios de sus conciertos en el Wizik Center, en el centenario del PCE y el honorario del premio Leteo que le entregaron en la ciudad de León. La intención era comprar con este dinero medicamentos y material sanitario para la Mayor de las Antillas. 

Medicuba fue fundada en Europa en 1998 para hacer frente a los embates que sufría el país producto del Periodo Especial y en sus primeros años se ocupó de comprar materias primas para elaborar medicamentos en la Isla. 

Luego de la carta hubo un encuentro en un hotel de Madrid. En este se decidió que el envío no se quedaría solo en lo donado por Silvio, si no que se coordinaría con todas las asociaciones de solidaridad con Cuba en España para recaudar más dinero y medicamentos.

Todo ello se enmarcó dentro de la campaña ”Toneladas de solidaridad contra el bloqueo a Cuba”, que contó con la colaboración de miles de personas que han aportado donaciones materiales y económicas coordinadas por Medicuba España, MESC, la Asociación de Amistad con Cuba “Miguel Hernández”, la Asociación Euskadi Cuba, la Asociación Valencia de Amistad con Cuba “José Martí”, Defensem Cuba, Asociación de Solidaridad “Ernesto Guevara“, Asociación de Amistad Hispano Cubana de Málaga, Partido Comunista de España y la colaboración fundamental de la Naviera Nirint Iberia, que sufragó todos los gastos de envío del contenedor.

Según contó a Cubadebate Paco Hernández, desde septiembre hasta enero organizaron campañas de donaciones económicas y material sanitario en varias ciudades del país, y consiguieron que Farmamundi proporcionara los medicamentos a precios de ONG, es decir, directamente de laboratorios.

El dinero que provenía de otras ciudades y asociaciones se transfirió a Medicuba en diciembre y el material sanitario se fue almacenando en Madrid de poco en poco, precisó Hernández. 

Varios camiones llegaron en enero provenientes de Valencia y Alicante. El material de Málaga, por ejemplo, fue llegando en coches particulares que viajaban semanalmente. 

Carga para el contenedor de medicamentos de Silvio Rodríguez que se cargó el sábado 22 de febrero en Madrid. Foto: Manuel Torres Barbero

Este proceso no fue fácil. Paco ha explicado en otras ocasiones que “cuando vas a adquirir materiales, si son productos relacionados con Estados Unidos no te los venden y hemos tenido que entrar en compras a través de terceros, nunca productos de Estados Unidos. También hemos tenido muchos problemas porque comprar para cargar contenedores hacia Cuba, encarece los precios notablemente”.

En esta coordinación también estuvo muy involucrada la Asociación de Solidaridad “Ernesto Guevara”, la cual lleva ocho años trabajando en Santiago de Cuba, donde sus miembros se han planteado rehabilitar en lo posible todas las escuelas de Educación Especial en esta provincia y en Baracoa, explicó su presidenta, Silvia Román. 

Dentro de esas asociaciones que se movilizaron para contribuir a la carga, que comenzaría con lo donado por Silvio, también se encuentra la de Alicante. Su presidente, Jesús Gil, contó a Cubadebate sobre las campañas llevadas a cabo en estos años.

En el 2021 la asociación participó en la Campaña de Jeringuillas para Cuba, coordinada en España por Medicuba Europa, y desde abril hasta junio, lograron recaudar más de 12.000 euros. 

En el caso de la carga solidaria de Silvio, en Alicante se recaudaron 7.000 euros y 360 cajas de material sanitario. Gil considera que la gente que dona lo hace porque “sabe que Cuba está siendo el país mas solidario con los países del tercer mundo”.

La Asociación de Amistad Con Cuba “Miguel Hernández”, de Alicante, se creó en 1992, cuando un grupo de personas viajó a Cuba en los duros tiempos del Periodo Especial y consideró que los cubanos necesitaban más que nunca una asociación de amistad con Cuba.

Si tiene que hablar de hitos durante estos años, Gil no puede dejar de mencionar cómo durante los últimos años de los `90 prácticamente había un barco en el puerto de Alicante cargando medicamentos para Cuba. Asimismo, recuerda todas las campañas que se hicieron por la liberación de los Cinco Héroes. 

Campañas por la liberación de los Cinco Héroes. Foto: Cortesía de la Asociación José Martí de Valencia

De igual forma, la asociación ha llevado a cabo proyectos con la FMC, instituciones educativas en Santiago de Cuba, hospitales y el CIGB. 

“Cuba significa el ejemplo de una sociedad más justa y solidaria. Una esperanza y un ejemplo de paz y solidaridad internacionalista como ningún país del mundo”, no duda en afirmar. 

Desde Valencia, el presidente de la Asociación Valencia de Amistad con Cuba “José Martí”, David Rodríguez, habló sobre la campaña “Toneladas de solidaridad contra el bloqueo”, mediante la cual se han enviado a Cuba tres contenedores y están previstos otros. 

Todas estas donaciones tienen detrás las campañas de sensibilización con la realidad cubana y los efectos que causa el bloqueo que desarrolla la asociación en toda la comunidad valenciana. A eso se suma los fuertes lazos históricos entre los valencianos y cubanos que se remontan a años atrás.

“Tenemos el privilegio de ser la tierra que vio nacer al padre de José Martí, Don Mariano”, comentó orgulloso. David llegó a Cuba en el año 2000 con una brigada de solidaridad y después de eso ha vuelto 18 veces. El vínculo se ha vuelto inquebrantable. 

Algo similar le ocurre a Paco, quien ha estado en Cuba en 24 ocasiones. La primera, en 1993. En aquella época se dedicaba al baloncesto. Pero desde el `94 su vida se dedicaría a la solidaridad.

Durante ese año constituyeron la asociación Ernesto Che Guevara, con la cual han ejecutado disimiles proyectos en el municipio Boyeros de La Habana y en Santiago de Cuba. En esta provincia se encuentran ahora mismo reparando escuelas dedicadas a la Educación Especial. 

Si le preguntas qué lo enamoró de esta Isla, te dirá, en sus propias palabras, que lo atañe a una adicción. “Me encanta la gente y el país. Lo que defendemos son las conquistas sociales que aquí no tenemos”.

“Hay que dejar claro -ha dicho Paco- que Silvio Rodríguez se suma como uno más a los proyectos de solidaridad con Cuba, él lo ve así, como un brazo solidario más. Como dice Silvia Román, “Cuba es también la poesía de Silvio”.

Carga del camión de material sanitario en Alicante para el contenedor de medicamentos de Silvio Rodríguez. Foto: Cortesía de la Asociación de Alicante
Carga del camión de material sanitario en Alicante para el contenedor de medicamentos de Silvio Rodríguez. Foto: Cortesía de la Asociación de Alicante
Foto: Gabriel Rodríguez/ Cortesía de la Asociación José Martí de Valencia
Foto: Cortesía de la Asociación José Martí de Valencia
Foto: Cortesía de la Asociación José Martí de Valencia
La Asociación de Solidaridad “Ernesto Guevara” en la rehabilitación de escuelas en el Oriente del país. Foto: Manuel Torres Barbero
Acciones de solidaridad con Cuba de la Asociación de Solidaridad “Ernesto Guevara”. Foto: Manuel Torres Barbero
Acciones de solidaridad con Cuba de la Asociación de Solidaridad “Ernesto Guevara”. Foto: Manuel Torres Barbero

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina / Foto de portada: Manuel Torres Barbero.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.