Comisión del Senado de Estados Unidos aprueba iniciativa legislativa para la combatir la «influencia extranjera negativa» en Ecuador

Raúl Antonio Capote * / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado estadounidense aprobó, por unanimidad, el proyecto de Ley de Asociación Estratégica Ecuador-EE.UU. 2022, presentado por senadores demócratas y republicanos y que tiene como objetivo “impedir la influencia extranjera maligna» en América Latina.

El proyecto es una iniciativa de Bob Menéndez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, así como de los senadores republicanos Jim Risch y Marco Rubio y del demócrata Tim Kaine.

El Gobierno de Ecuador agradeció de inmediato la iniciativa a los ponentes de la ley y a todos los integrantes del Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

De acuerdo con la Cancillería ecuatoriana, este proyecto de ley traza una estrategia “para el fortalecimiento de la cooperación entre EE.UU. y Ecuador en temas de interés mutuo”.

Los promotores de la legislación señalaron que el fortalecimiento de la asociación entre Washington y Ecuador representa «una oportunidad para promover los intereses fundamentales de seguridad nacional de EE.UU.» y «trabajar con otros socios democráticos para mantener un Hemisferio Occidental próspero, políticamente estable y democrático que sea resistente a la influencia extranjera maligna».

El proyecto plantea «brindar asistencia técnica y apoyo» a unidades especializadas dentro de la Fiscalía General de Ecuador, así como a jueces y defensores del pueblo; fortalecer la asistencia bilateral y el apoyo complementario a través de mecanismos anticorrupción multilaterales; así como proporcionar asistencia técnica y sostén material (incluidos, según corresponda, radares, embarcaciones y equipos de comunicaciones) a unidades de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas ecuatorianas, según refiere RT.

También EE.UU. proporcionaría recursos y entrenamiento para mejorar la capacidad institucional y las capacidades técnicas de las instituciones de defensa y seguridad de Ecuador «para llevar a cabo misiones de seguridad nacional o regional», incluso a través de la cooperación bilateral y multilateral regular, el financiamiento militar extranjero, la educación militar internacional y los programas de capacitación, de conformidad con las leyes y regulaciones ecuatorianas aplicables.

La satisfacción pública mostrada por el principal impulsor del proyecto, Bob Menéndez, aclara muchas cosas, el senador manifestó estar “muy orgulloso” del camino trazado entre ambos países, Ecuador y EE.UU.

Menéndez consideró que «en los últimos cinco años», Ecuador ha emergido como un modelo en América Latina y el Caribe por sus esfuerzos continuos para fortalecer la gobernabilidad democrática y los derechos humanos, promover un crecimiento económico inclusivo que beneficie a todos sus ciudadanos y tomar medidas para fortalecer la seguridad, el Estado de derecho y la protección del medio ambiente».

Se trata de un nuevo intento por revivir la doctrina Monroe y recuperar el terreno perdido, la nueva ley podría convertir a Ecuador en un actor clave para ampliar la zona de influencia de EE.UU. en América Latina.

 

(*)  Escritor, profesor, investigador y periodista cubano. Es autor de “Juego de Iluminaciones”, “El caballero ilustrado”, “El adversario”, “Enemigo” y “La guerra que se nos hace”.

Foto de portada: La República/ Ecuador.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.