Defensa rusa denuncia que Kiev prepara un asesinato masivo de civiles en Lugansk con el apoyo de Occidente

El Gobierno ucraniano, con la ayuda de varios países occidentales, prepara asesinatos en masa de civiles para culpar de estas atrocidades al Ejército ruso y a las fuerzas de la República Popular de Lugansk (RPL), declaró el coronel general Mijaíl Mizíntsev, jefe del Centro para la Gestión de la Defensa, adjunto al Ministerio.

«Kiev, con el apoyo de varios países del Occidente colectivo, sigue preparando acciones monstruosas y despiadadas con masacres de civiles en la República Popular de Lugansk para acusar a las Fuerzas Armadas rusas y a las formaciones del RPL», dijo el general.

En particular, precisó Mizíntsev, los reporteros de los medios de comunicación extranjeros ya han llegado a un hospital local en la ciudad de Kremennaya, en la región de Severodonetsk, con el fin de filmar una puesta en escena diseñada por las tropas ucranianas que implicaría que las ambulancias fueran atacadas por fuerzas presentadas como tropas rusas.

Además, las autoridades ucranianas planean montar una operación de falsa bandera con una filmación escenificada de la búsqueda y apertura de fosas comunes de civiles supuestamente asesinados por militares rusos en el pueblo de Ragovka, en la región de Kiev.
 
«Para añadir más autenticidad, (…) un grupo de expertos forenses ucranianos y policías nacionales participarán en el rodaje», añadió el general.
 
Mizíntsev subrayó que tales acciones de las autoridades ucranianas «demuestran una vez más su actitud inhumana hacia el destino del pueblo ucraniano y muestran un completo desprecio por todas las normas de la moral y el derecho internacional humanitario».

Rusia inició el pasado 24 de febrero una operación militar especial en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, reconocidas por Moscú tres días antes como Estados soberanos, necesitan ayuda frente a la agresión de Kiev.

Las dos repúblicas denunciaron que Ucrania incrementó los bombardeos desde mediados de febrero contra Donbás tras recibir armas de Estados Unidos y otros países de la OTAN.

El Ministerio de Defensa ruso aseguró que los ataques no van dirigidos contra ciudades ucranianas ni ponen en peligro a la población civil, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

El pasado 29 de marzo, al término de las negociaciones ruso-ucranianas en Estambul, el organismo castrense ruso reafirmó que da por cumplido el objetivo esencial de la primera fase de la operación, mermar la capacidad bélica de Ucrania, y se enfocará en adelante en «la liberación de Donbás».

 

Tomado de Sputnik/ Foto de portada: Reuters.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.