Entrevista Ministro venezolano Ernesto Villegas: “Contra la cultura rusa, hay un peligroso apartheid cultural”

Por Geraldina Colotti.

Palmira Correa, Mila Quast, César Vázquez, Jorge Recio. Estos son los artistas venezolanos que participan en la edición 59 de la Bienal de Venecia en el pabellón titulado “Tierra, País, Casa, Cuerpo”.

La Exposición Internacional de Arte abre sus puertas el 23 de abril en la ciudad italiana, y por primera vez de la mano de una mujer, Cecilia Alemani. Durará hasta el 27 de noviembre de 2022. Se organizará una preapertura los días 20, 21 y 22 de abril, que contará con la presencia del Ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas y la Viceministra Mary Pemjean.

Sobre el tema de la Bienal, conversamos con el Ministro Villegas en Caracas, antes de su partida.

¿Qué significa para Venezuela y para el ministerio que dirige este nuevo esfuerzo para estar presente en la Bienal de Venecia?

Es una oportunidad para nosotros de mostrar al mundo la riqueza y diversidad de la cultura venezolana, aquí en particular en el campo de las artes visuales, las cuales han seguido creciendo a pesar del bloqueo y la agresión internacional contra nuestro país. Venezuela es cuna de grandes artistas en diferentes disciplinas, métodos y formas. En esta ocasión participa en la Bienal con la exposición “Tierra, País, Casa, Cuerpo”. En representación de nuestro país están 5 creadoras y creadores: Palmira Correa, una artista que, a pesar de una discapacidad en manos y pies, durante cuarenta años ha pintado obras coloridas sobre la vida cotidiana de las comunidades venezolanas, enfocadas en nuestra historia. Jorge Recio, un fotógrafo herido en el golpe de estado del 11 de abril de 2002 por la policía metropolitana, vanguardia armada de esa conspiración. A pesar de sufrir una discapacidad del 80%, Recio supo resistir, seguir creando y reinventándose. Y hay dos artistas, ganadores de la IV Bienal del Sur, Mila Quast y César Vázquez. Con su videoarte “Dislexia”, cuentan la angustia de la pandemia y el encierro que han vivido también bajo una amenaza de desalojo. Su resistencia representa la del pueblo venezolano, que reaccionó con fuerza y creatividad ante todas las adversidades que le impusieron para que se rinda. A la Bienal hay una variada y poderosa representación del arte visual venezolano.

¿Qué momento atraviesa la República Bolivariana de Venezuela en este complicado contexto internacional?

Estamos en una fase de recuperación, todavía inicial desde el punto de vista económico, pero muy prometedora, y que ha traído un soplo de optimismo y esperanza para muchos venezolanos que han decidido emprender nuevos proyectos. A pesar de las medidas coercitivas unilaterales que nos han sido impuestas, Venezuela ha logrado abrirse camino en este mundo complejo, eludiendo la persecución financiera internacional, y la heroica resistencia del pueblo venezolano nos ha permitido llegar hasta aquí, obviamente con muchos desafíos aún por adelante, pero con nuestra dignidad intacta, y reafirmando la soberanía y la independencia. Esto nos permite, si es necesario, conversar también con el diablo, pero con plena autonomía en cuanto a nuestra política exterior. Desafortunadamente, muchos países no pueden decir lo mismo. Nos solidarizamos con los pueblos europeos, que no pueden tener una política exterior independiente, sino que se ven empujados a apoyar políticas contrarias a sus intereses, en una situación neocolonial inversa, en la que acaban siendo colonias de esas antiguas colonias de las que nuestro pueblo se ha deshecho.

Dos mujeres representan a su país en la Bienal. ¿Cuál es el papel de la mujer en la cultura venezolana y en qué formas se expresan estas artistas en Venecia?

Venezuela es un país que, con la revolución bolivariana, ha puesto en marcha mecanismos de reivindicación histórica de los sujetos tradicionalmente excluidos, sacando a las mujeres de la sombra en la que habían estado confinadas durante siglos. Ha visibilizado a las mujeres desde su propio texto constitucional, insertando un lenguaje de género y permitiendo las herramientas jurídicas para el desarrollo de los derechos de las mujeres. En el caso de la exposición, se trata de dos artistas, que crean y difunden sus obras en absoluta igualdad de condiciones respecto a los hombres y con un discurso artístico propio en el que las mujeres venezolanas, en su amplia diversidad, pero en idéntica capacidad de resistencia y dignidad, pueden reconocerse.

Con el ministerio que usted diriges, Venezuela ha recibido un otro importante reconocimiento de la UNESCO. ¿Puede decirnos al respecto? ¿Y cómo explica este reconocimiento por parte de una institución internacional en el contexto del bloqueo multiforme que ha sufrido y sufre su país en todos los ámbitos internacionales?

Venezuela ha mantenido una participación activa en las Naciones Unidas, y en particular en la Unesco, logrando que 8 eventos tradicionales sean declarados patrimonio cultural de la humanidad, y estamos a la espera de un noveno reconocimiento. Hemos llevado a cabo lo que, en el ámbito diplomático, se define como «buena práctica». Por poner un ejemplo, en materia de lucha contra el tráfico de bienes culturales, logramos localizar 107 piezas del patrimonio arqueológico costarricense, que habían sido introducidas ilegalmente a Venezuela y estaban a punto de ser vendidas en el mercado internacional. Los hemos devuelto a su legítimo dueño, el pueblo costarricense. También logramos recuperar la Abuela cueca, una piedra ancestral objeto de culto de los indígenas Pemón, que llevaba veinte años en un parque de Berlín. Gracias al tesón de los hermanos aborígenes, el gobierno bolivariano ha logrado repatriar este bien cultural. Una experiencia que hemos puesto a disposición de todos los países, nos interesa mucho que otros pueblos hermanos, que han sufrido el despojo de sus recursos, puedan utilizarlos para recuperar su patrimonio.

También usted es un periodista reconocido internacionalmente. Fue muy destacada la entrevista al embajador de Rusia en Venezuela, que realizó en su programa de televisión Aquí con Ernesto. ¿Cómo evalúa la censura de las expresiones artísticas y culturales rusas?

Lamentablemente estamos asistiendo a una guerra cultural que parece ir mucho más allá de lo contingente, el conflicto armado en Ucrania. Las grandes potencias hegemónicas en el campo de la comunicación y la cultura están implantando una especie de apartheid, una cultura de la cancelación muy peligrosa, que además sobrestima el poder de las llamadas redes sociales, en la estructura tecnológica que hoy domina el mundo de la cultura y del entretenimiento. Sin embargo, por mucho que intenten borrarlos, ninguna de las culturas que caracterizan la vida del planeta dejará de existir. Rusia ha aportado una contribución al patrimonio cultural de la humanidad que va mucho más allá de este conflicto bélico y que no se puede borrar. El nombre de Yuri Gagarin quedará escrito para siempre en la historia de la humanidad, así como el de Tchaikovsky, Dostoievski, Gorki y tantos otros. Por ello, es muy preocupante que las diferencias actuales hayan llevado a la pretensión de borrar la cultura y la historia de Rusia, sin las cuales la humanidad no sería la misma. Esperamos que pronto haya paz en Europa, y desde Venezuela expresamos nuestra solidaridad con todos los pueblos que actualmente son objeto, protagonistas o víctimas de este conflicto armado en el mundo, que no solo atañe a Ucrania, aunque la incluye, pero esa no es la única situación que debe preocuparnos y empujarnos a la solidaridad y la indignación. Hay un sistema de creación de indignación selectiva, que pretende programar, no tanto la opinión pública, sino las emociones de los pueblos, para legitimar determinados planes, personajes o propuestas políticas.

Durante la última Bienal, varios movimientos populares italianos vinieron a saludarla. ¿Cuál es su mensaje de invitación esta vez?

Expreso todo nuestro agradecimiento a las italianas y italianos que vinieron a expresar su solidaridad con el pueblo y la revolución bolivariana en la última oportunidad que se nos presentó en Venecia. Hoy volvemos a invitarlas e invitarlos a que nos acompañen nuevamente a la inauguración de la Bienal. Sabemos que podemos contar con usted, al igual que usted puede contar con nosotros. Un abrazo solidario a todas y todos.

Tomado de Resumen Latinoamericano Argentina/ Foto de portada: VT.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.