Cuba y Estados Unidos retomarán conversaciones migratorias

Por Orando Oramas León* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

Cuba y Estados Unidos desarrollarán el próximo jueves en Washington una nueva ronda de conversaciones migratorias, informó hoy la cancillería de la isla caribeña.

Una nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba señala que la delegación cubana estará presidida por el viceministro Carlos Fernández de Cossío.

Las pláticas sobre el tema han estado interrumpidas desde la administración del presidente republicano Donald Trump, cuya política anticubana continuó el actual jefe de la Casa Blanca, el demócrata Joe Biden.

El encuentro en la capital estadounidense ocurre en el contexto de un incrementado flujo migratorio de cubanos hacia la frontera sur de Estados Unidos, cuyo ejecutivo incumple en el último lustro el compromiso de otorgar al menos 20 mil visas en virtud de acuerdos bilaterales.

Además, Washington impuso toda una serie de obstáculos a la emigración ordenada, obligando a los ciudadanos de la isla a tramitar el visado en Guyana, sin garantías ninguna y con onerosos gastos y trámites. Al mismo tiempo incita a la emigración ilegal al imponer penurias a la población cubana mediante el reforzamiento del bloqueo económico, financiero y comercial.

El Gobierno de Cuba ha reiterado en múltiples escenarios su compromiso con una migración ordenada y segura, y la disposición al diálogo para que un proceso que constituye un derecho humano pueda ejercerse sin obstáculos ni manipulaciones.

Alentados por la Ley de Ajuste Cubano, única de su tipo en el mundo, muchos ciudadanos de la mayor de las Antillas se unen a rutas migratorias irregulares en Centroamérica en las que se exponen peligros personales, secuestros, estafas a manos de traficantes de personas y otros grupos delictivos.

Mientras tanto, en medios políticos del país norteño llueven las críticas a la política migratoria de Biden, promotora de la situación actual.

Así, en lo que va de año fueron devueltos por aire y mar mil 680 ciudadanos cubanos desde Estados Unidos, México, Bahamas e Islas Caimán, según precisaron autoridades del Ministerio del Interior de Cuba.

A su vez fuentes federales estadounidenses indicaron que desde octubre de 2021 hasta finales de febrero de 2022 más de 46 mil cubanos llegaron por tierra a la frontera mexicana-estadounidense luego de viajar de forma irregular.

Hasta ahora los servicios consulares de la embajada de Estados Unidos en La Habana solo opera servicios muy limitados, mientras decisiones de ese gobierno también restringen los vuelos entre ambos países, entre otras medidas coercitivas que afectan a aerolíneas y también el tránsito marítimo.

Cuba también ha denunciado la pretensión del Departamento de Estado de provocar incidentes con terceros países de la región, también afectados por el flujo migratorio.

En abril último autoridades cubanas y mexicanas desarrollaron la XV Ronda de Conversaciones sobre Migración en la que ambos gobiernos reiteraron la voluntad de garantizar un flujo de viajeros regular, ordenado y seguro, así como de realizar acciones conjuntas para fortalecer la cooperación en esa esfera.

La Habana insiste en mantener conversaciones migratorias con naciones como Panamá, República Dominicana y Costa Rica, que decidieron medidas que afectan solamente a viajeros cubanos.

La anunciada reunión entre Estados Unidos y Cuba tendrá lugar un día después de la conferencia regional sobre migración convocada para la capital istmeña en la cual participarán el secretario de Estado Antony Blinken y varios cancilleres del área. La Habana no fue invitada.

(*)  Periodista cubano, autor de los libros “Raúl Roa, periodismo y Revolución”, “Pohanohara, cubanos en Paraguay” y “Cuentos del Arañero”.

Foto de portada: Ramón Espinosa / AP.

 

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.