Las botas yanquis que pisan Uruguay recuerdan al Che y su alerta de que a ellos Ni tantito así

Por Liset García* / Colaboración Especial para Resumen Latinoamericano.

«Yanquis go home. PIT-CNT expresó ‘enfático rechazo’ a presencia de ‘tropas de élite’ de EEUU en Uruguay”, así titula el sitio digital Montevideo Portal, una nota en la que resalta la oposición de la central sindical unitaria del país a la entrada de una delegación integrada por 12 militares estadounidenses al territorio nacional para entrenar al Ejército.

Varias son las preguntas de los internautas al hacerse público ese hecho. “Entrenar, ¿con qué objetivo? ¿para reprimir al pueblo y sembrar el terror otra vez como en tiempos de dictadura militar?”, son algunas de las interrogantes.

Lo cierto es que la llegada a Uruguay de fuerzas especiales de Estados Unidos con su armamento individual para un ejercicio programado desde inicios de abril y hasta mayo, o sea, más de un mes, habla de una posición geoestratégica del país en la Suramérica del mapa mundial, cuyo lenguaje es cada vez más el de la guerra.

El comunicado de la central sindical denuncia lo sucedido el pasado 5 de abril en el Parlamento. Allí se aprobó unánimemente, por increíble que parezca, el ingreso de esos efectivos. “Maniobras militares con fuerzas extranjeras acostumbradas a sembrar guerra y destrucción por el mundo entero, no son una buena señal para la imagen internacional de Uruguay», expresa el texto.  

Pero es que el gobierno de Lacalle Pou en cuanto asumió el poder en 2020 se ha visto alineado incondicionalmente al imperio del norte, y dio una vuelta a la historia al reincorporar el país al TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca). Luego recibió un buque de la Guardia Costera de Estados Unidos, y la visita el pasado año del jefe del Comando Sur, Craig S. Faller. Y poco antes del Referéndum tocó suelo uruguayo el Comandante de las Fuerzas Aéreas del Comando Sur, Barry Cornish.

No es mera coincidencia, lo cual anuncia que Uruguay vive la antesala de escaladas antipopulares mayores, sobre todo después de que triunfara la No derogación de los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración en el plebiscito que dio por sentado que el presidente tiene las manos libres para actuar.

Y en este caso de los militares, Lacalle abrió las puertas  de la nación con la anuencia inconcebible del Senado, un hecho que también es rechazado por el PIT-CNT, que mostró «su enorme preocupación por el consenso parlamentario que dio luz verde a la injerencia”.

Frente a tal propuesta, los diputados frenteamplistas Gonzalo Civila y otros del Partido Socialista (PS), y Daniel Gerhard, del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), discreparon y solicitaron a la bancada del Frente Amplio la libertad de acción para retirarse de sala durante la votación, dado que en el Parlamento no existe el voto negativo. Y así sucedió, afortunadamente.

El propio diputado Gonzalo Civila @gonzacivila hizo público en su cuenta de Twitter su acto de insubordinación y explicó que se retiraron de la Sala e “intervinimos para aclarar que lo hacíamos para no acompañar el proyecto”.

En un reciente artículo de análisis acerca de estos hechos, titulado El huevo de la serpiente, del periodista e investigador Luis Vignolo, publicado en el periódico Claridad (Claridad Periódico @ClaridadDgital), señala que el argumento mayoritario a favor del ingreso de los militares de Estados Unidos fue que siempre se hizo así. Pero se cuestiona que si vale lo que “siempre se hizo, así podríamos seguir indefinidamente con la sociedad de clases, el patriarcado, la destrucción del ambiente o la sumisión al imperialismo”, citando a otro autor.

Lo que la central sindical uruguaya condenó es la pretensión de Estados Unidos de ampliar su patio trasero en Uruguay, hecho con el cual salva la honra de su pueblo.

Cuestionamientos y repercusiones del suceso aparte, cabe recordar aquellas palabras de advertencia del Comandante guerrillero, Che Guevara, siempre vigentes, de que “¡al imperialismo, ni tantito así, nada!”.

(*) Periodista cubana. Colabora con Resumen Latinoamericano.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.