Franceses retornan a las urnas para decidir definitivamente entre Macron y Le Pen

Este domingo tiene lugar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia. Casi 49 millones de ciudadanos están convocados a las urnas, repartidas en alrededor de 70.000 mesas, para decidir si el gobierno sigue en manos de Emmanuel Macron o si lo sucede la ultraderechista Marine Le Pen.

A partir de las 20 horas los institutos demoscópicos podrán dar a conocer sus estimaciones, una vez que hayan cerrado las mesas en las grandes ciudades. En los territorios de ultramar, en tanto, las votaciones comenzaron unas horas antes, debido a la diferencia horaria. Le Pen podría convertirse en la primera mujer al mando del país o Macron en el primero en ser reelegido desde el conservador Jacques Chirac (1995-2007).

Quince días después de la primera vuelta, que acabó con Macron en primera posición con un 27,8 por ciento de los votos, cuatro puntos porcentuales más que Le Pen, los electores solo tienen ambas opciones en las papeletas, que repiten el duelo de hace cinco años. Si bien todos los sondeos dan un triunfo al actual mandatario, hay un elevado porcentaje de indecisos. Y, en caso de triunfar, todo indica que será por un margen mucho menor al que obtuvo en 2017 frente a la misma Le Pen.

Más difícil gobernar

Según las últimas encuestas conocidas el viernes, el candidato de La República en Marcha (LREM), de 44 años, se impondría a su rival de la Agrupación Nacional (RN), de 53, con unos 10 puntos de ventaja. En 2017 fueron cerca de 33 puntos. Cinco años después, Francia no es el mismo país: protestas sociales marcaron la primera mitad del mandato de Macron, una pandemia mundial confinó a millones de personas y la ofensiva rusa en Ucrania sacudió con fuerza el continente europeo.

La abstención se situó en el 26,31 por ciento en la primera vuelta. El actual balotaje puede batir el récord de votos en blanco o nulos que muchos franceses escogieron en 2017 para expresar su rechazo a elegir entre los dos finalistas. «Podríamos alcanzar el récord de menor número de votos en una presidencial», dijo el sábado al diario Libération el politólogo Bruno Cautrès, para quien la abstención final de los votantes de izquierda «no invertiría la tendencia» favorable a Macron.

«Sea cual sea el vencedor, el país será más difícil de gobernar los próximos cinco años», indicó a la AFP la politóloga Chloé Morin. Una de las claves estará en las elecciones legislativas que se celebrarán el 12 y el 19 de junio, que podrían poner fin a la mayoría parlamentaria de Macron.

Tomado de DW/ Foto de portada: ANSA.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.