Un homenaje desde Cuba a Alicia Jrapko, esa gran «lucecita» en el camino de la solidaridad

Por Laura V. Mor/ Fotos: Yaimi Ravelo/ Video: Victor Villalba Gutiérrez/ Resumen Latinoamericano Corresponsalía Cuba.

La Habana, 29 de abril de 2022.- “Alicia Jrapko Vive. Una vida de luchas por un cambio revolucionario en el mundo” se llama la muestra fotográfica que quedó inaugurada hoy en la sede de la Unión de Periodistas y Escritores de Cuba (UPEC) en la capital cubana y que recorre en imágenes la vida de “una mujer que no solo fue solidaria con Cuba sino con todas las causas nobles y justas de este mundo”.

Así describía Ricardo Ronquillo, Presidente de la UPEC, a quien fuera nuestra querida compañera de Resumen Latinoamericano en la Corresponsalía en Estados Unidos junto a su esposo Bill Hackwell.

 “Solo alguien con su capacidad de amar puede reunir a personas con tanta historia. Será siempre un símbolo”, dijo el Héroe de la República y amigo de Alicia, Gerardo Hernández Nordelo, ante un auditorio repleto de compañeros solidarios de distintas partes del mundo que se reunieron para recordar su vida.

Alicia, quien nos dejó físicamente el pasado 11 de enero, era argentina, de Merlo en la Provincia de Buenos Aires. Estudió periodismo en Córdoba, vivió varios años en México tras el exilio, hasta que finalmente ser radicó en Estados Unidos, donde comenzó el trabajo solidario con Cuba junto a Pastores por la Paz.

Hasta sus últimos días fue coordinadora de Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos (anteriormente Comité Internacional por la Libertad de los Cinco)  y Copresidenta de la Red de Solidaridad con Cuba en Estados Unidos.

Entre las distinciones que recibió por su enorme compromiso político estuvo la medalla “Félix Elmuza”, el Escudo de la Ciudad de Holguín y la Medalla de la Amistad otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba, a propuesta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos.

“La gran causa de Alicia Jrapko fue la reivindicación plena del pueblo cubano, batalla que emprendió con enorme capacidad organizativa. Ella no conocía imposibles y así, desde el anonimato, hizo todo por nuestro pueblo”, recordó la periodista y vicepresidenta de la UPEC Rosa Miriam Elizalde.

“Por qué es importante que exista la Revolución Cubana? Porque es esa lucecita al final del camino”, solía decir Alicia; quien hoy se transforma también en esa gran “lucecita” que “nos rearmará y dará fuerza para seguir luchando” en la defensa de Cuba y de todas las causas justas, siguiendo las palabras homenaje de Graciela a Alicia.

“Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y hay gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende”, escribió Eduardo Galeano en “El libro de los abrazos”.  Alicia es una de esas personas, como dijo Graciela, sin dudas.

De “celebrar la grandeza humana y moral” de una mujer como Alicia –como bien lo definiera Ricardo Ronquillo- se trata esta muestra fotográfica que a partir de hoy podrá visitarse en la sede de la UPEC y que retrata una vida de lucha, entrega revolucionaria y por sobre todo, mucho amor.

Autores

, ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.