Decisión legal que restringiría derecho constitucional al aborto planea sobre panorama electoral en Estados Unidos

La filtración del borrador de opinión de la Corte Suprema que anularía el histórico fallo del caso Roe vs. Wade que legalizó el aborto, cuyo fallo se espera para finales de junio o principios de julio, ha comenzado a influir en el ya alterado panorama político de Estados Unidos, en un año electoral que analistas prevén complicado para los demócratas.

La posibilidad real de que el aborto pueda ser ilegalizado en decenas de estados norteamericanos en los próximos meses podría animar a la desmoralizada base de apoyo de los demócratas, sobre todo a los votantes jóvenes, de minorías étnicas y raciales, y a mujeres de los suburbios insatisfechos con los resultados de los demócratas en Washington.

Por su parte, los republicanos no pueden contener su emoción ante la idea de ganar una lucha de décadas, incluso cuando insinúan que los demócratas exageran el posible impacto en el mundo real de una anulación de Roe vs. Wade (1973), que legalizó el aborto hace casi 50 años.

Si el máximo tribunal anula Roe vs. Wade, al menos 26 estados casi seguramente restringirán más el aborto o lo prohibirán completamente, de acuerdo con el Instituto Guttenmacher, un grupo de defensa del derecho al aborto.
El borrador de opinión se hizo público en el momento en que comienza la fase más competitiva de la temporada de elecciones primarias.

Aunque podrían pasar meses para conocerse las repercusiones políticas, ya está claro que pocas veces en la era moderna un caso de la Corte Suprema ha tenido el potencial de cambiar drásticamente la vida y política estadounidenses.

“Espero que las mujeres en este país se levanten y caigan en la cuenta de que esto ya no es especulación”, advirtió la senadora de Michigan Debbie Stabenow.

Los republicanos han luchado para prohibir el aborto desde antes del fallo en el caso Roe de la Corte Suprema en 1973, pero el martes muchos expresaron solo un modesto estimado del impacto político de una decisión que eliminaría la garantía legal al derecho.

El anteproyecto, que la corte enfatizó que no es final, se convertiría en ley nacional solo tras un anuncio oficial, que está previsto para finales de junio o principios de julio. En privado, a los estrategas del Partido Republicano les preocupa que anular Roe antes de las elecciones pudiera provocar una reacción antirrepublicana.

El senador republicano Lindsey Graham reconoció que un cambio radical en las leyes de aborto del país podría ayudar a los demócratas en noviembre, pero insinuó que la elección dependería más del estado de la economía que del explosivo asunto social.

“Tendrán un asunto sobre el cuál hablar. Tendremos un asunto sobre el cuál hablar”, dijo Graham en relación a la anulación de Roe. “Creo que será un asunto nuevo, sobre todo a nivel estatal, pero honestamente, creo que la mayoría de las personas no votan por un solo tema”.

El electorado resultará más afectado en algunos estados que en otros.

En total, en 22 estados, la mayoría en el sur, oeste y el centro-norte del país, el aborto ya está totalmente prohibido o prácticamente prohibido en sus leyes, casi todas actualmente bloqueadas por las cortes debido a Roe.

Entre ellos hay estados muy republicanos con elecciones a fin de año, como Idaho, Missouri, Dakota del Norte y Utah. Pero también se incluyen estados políticamente oscilantes como Pensilvania, Arizona, Michigan, Ohio y Wisconsin.

Un asesor de la Casa Blanca dijo que la anulación de Roe serviría como una fuerza motivadora para segmentos clave de la coalición del presidente Joe Biden, enviando a los demócratas el claro mensaje de unirse para las elecciones de medio periodo.

Al mismo tiempo, el asesor, quien solicitó anonimato para discutir estrategias internas, reconoció que un cambio en el aborto podría no ser suficiente por sí solo para superar los obstáculos al aproximarse noviembre.

La popularidad de Biden sigue baja en un momento en que aumentan las preocupaciones por la inflación y la dirección del país. La historia también señala que el partido que controla la Casa Blanca casi siempre sufre pérdidas en las primeras elecciones legislativas de una nueva presidencia.

En una señal sombría para los demócratas, su recaudación de fondos, generalmente un indicador de entusiasmo, estuvo notablemente lenta en las horas posteriores a la filtración del anteproyecto.

La plataforma demócrata para recaudación de fondos, ActBlue, recaudó menos de tres millones de dólares entre las 6:30 a.m. y la 1:00 p.m del martes.

En comparación, la plataforma recibió 71 millones de dólares después de la muerte de la exjueza de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg.

El martes, apenas un día después de que se filtrara el anteproyecto de opinión de la Corte Suprema federal, el gobernador de Oklahoma, el republicano Kevin Stitt, firmó una medida contra el aborto similar a la de Texas, la cual prohíbe la interrupción del embarazo después de la sexta semana de gestación.

Es parte de un impulso a nivel nacional en los estados liderados por el Partido Republicano que esperan que la Corte Suprema federal, de tendencia conservadora, respalde las nuevas restricciones.

En el otro lado, el gobernador Gavin Newsom y los líderes de la legislatura de California se comprometieron el lunes a colocar en las boletas de noviembre una enmienda que “garantizaría el derecho a decidir” en ese estado.

Newsom ha prometido que hará a California un santuario para que las mujeres puedan acudir a practicarse un aborto. Los líderes de la legislatura estatal han respaldado 13 propuestas de ley para hacerlo, incluyendo medidas que potencialmente usarían dinero de los contribuyentes para pagar para que pacientes de otros estados viajen a California para abortos.

El lunes por la noche, Newsom y los líderes legislativos añadieron otra propuesta a su lista: una enmienda a la Constitución del estado. No dieron detalles, aparte de decir que la medida preservaría ese derecho.

“Sabemos que no podemos confiar en la Corte Suprema para que proteja los derechos reproductivos, así que California va a construir un muro protector alrededor de este derecho en nuestra Constitución”, dijeron en una declaración conjunta Newsom, el presidente de la Asamblea Anthony Rendon y la presidenta en funciones del Senado Toni Atkins. “Las mujeres seguirán protegidas aquí”, aseguraron.

Si es incluida en la Constitución estatal, la enmienda no cambiaría mucho a California, donde la mayoría de los legisladores han demostrado reiteradamente su compromiso con mantener el aborto legal y accesible. Pero dificultaría que legisladores futuros anularan esas protecciones.

Tomado de Cubadebate/ Con información de AP/ Foto de portada: AP.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.