«A las abejas», por Silvio Rodríguez

La Habana, 9 de mayo de 2022/ Por Silvio Rodríguez.

Si lo vamos a ver, doce años no es mucho; apenas tres períodos presidenciales en EEUU, dos en México y más de dos en Cuba, según nuestra última legislación. Es sólo la tercera parte de la vida de Mozart, o de Rubén Martínez Villena. Doce años es un suspiro para el Universo, pero pueden parecer bastantes a quien tiene trabajo pendiente.

Cierta vez leí que la última gran prueba para ser Chamán era decir el nombre de cada ser humano conocido. Entre las satisfacciones que guardo de esta cita está cada nombre que queda aquí grabado.

Ahora recurro al maestro Cintio Vitier, que identificó la palabra más bella de nuestro idioma. Ese vocablo maravilloso es la primera de las últimas cosas que quiero dejarles, como autor de este blog en evolución: Gracias. 

 

  🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝🐝        

Yo fui un esperanzado que invitaba al futuro,

partícula de un pueblo que se forjó luchando.

Eran los duros años, faltaban los más duros

y aún falta para el tiempo a que estuve invitando.

 

Soñaba con lugares abiertos, luminosos,

donde las juventudes desataban su ingenio,

donde cupieran juntos los feos, los hermosos

de todos los colores y de todos los gremios.

 

Soñaba que eran días de sudor y de canto,

que bastaba una vida para abrazar los sueños,

que nos tocaba el mundo que fue ilusión de tantos: 

un mundo donde el grande respetaba al pequeño.

 

Un mundo que hasta entonces había sido imposible:

la fértil confluencia de millones de huellas 

complejas y preciosas, hondas e indescriptibles

donde cabríamos todos bajo la misma estrella.

 

Soñé universidades cursando el infinito

de la ciencia, las letras, el deporte y las artes;

soñé la mano franca más allá de los mitos

y soñé con la duda como sano estandarte.

 

Soñé un lugar supremo, ignoto y deseable

donde la bondad era por fin resucitada;

un lugar donde el odio sería inalcanzable,

con la naturaleza como madre sagrada.

 

Yo fui un esperanzado que invitaba al futuro,

partícula de un pueblo que se forjó luchando.

Eran los duros años, faltaban los más duros

y aún falta para el tiempo a que estuve invitando.

 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝 🐝🐝

 

               Abajo el bloqueo

               Viva Cuba libre

 

Tomado de Segunda Cita/  Foto de portada: Yaimi Ravelo/ Resumen Latinoamericano.

Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.